Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
INTERNACIONAL

El CNI tendrá acceso a la información 'top secret' de los espías británicos

España y Reino Unido han cerrado un acuerdo sin precedentes para compartir datos de máxima confidencialidad sobre yihadismo y otras amenazas.

0
Actualizada 18/09/2015 a las 19:47
Etiquetas
  • colpisa
Acuerdo sin precedentes entre los servicios de espionaje españoles y británicos para combatir el yihadismo y tratar de conjurar otras amenazas comunes para los dos países. Los gobiernos de Madrid y Londres firmaron el pasado 5 de enero en la capital de España un pormenorizadísimo protocolo confidencial, al que ha tenido acceso este periódico, que en la práctica da luz verde a que los servicios secretos de los dos estados compartan todo tipo de datos de espionaje, incluidos los informes de máximo secreto.

El documento, de 18 páginas, lleva la firma del director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, y del responsable del 'Government Security Secretariat' británico, Patrick McGuinness. Según fuentes cercanas a las negociaciones, el acuerdo, que entrará en vigor en cuanto lo refrende el Parlamento del Reino Unido, supondrá en la práctica que el CNI tendrá una "extrema relación privilegiada" con los servicios de espionaje británicos. Un nivel de colaboración que Londres hasta ahora había reservado exclusivamente para la CIA estadounidense. España, por su parte, solo tiene acuerdos similares, aunque ni siquiera tan amplios, con los servicios secretos franceses, la 'Direction Générale de la Sécurité Extérieure'.

En cuanto Londres ratifique el acuerdo, el CNI va a poder reclamar casi todo tipo de información al 'Secret Intelligence Service', más conocido como MI6 o SIS, la agencia de inteligencia exterior británica, uno de los servicios de espionaje más potente del mundo y que más información tiene sobre los movimientos de terroristas del Estado Islámico o Al Qaeda. Los espías británicos, por su parte, esperan poder recabar información de primera mano del CNI sobre los movimientos yihadistas en el norte de Africa y las redes de captación que operan en España, fundamentalmente en Ceuta, Melilla y Cataluña.

De acuerdo con los documentos refrendados por Sanz Roldán y McGuinnes, el traspaso de información entre los espías de los dos países será hasta los más altos niveles de confidencialidad. El protocoló prevé la posibilidad de que el CNI pase a su nuevo aliado privilegiado cualquier informe de espionaje de los cuatro niveles de seguridad existentes en la 'casa': secreto, reservado, confidencial y de difusión limitada. Los espías españoles tampoco tendrán cortapisas, pues podrán reclamar cualquier documento de las tres escalas que rigen en el Reino Unido (top secret, secret y oficial-sensitive).

Medidas de seguridad Lo sensible que para la seguridad nacional de ambos países pueden ser los secretos que se intercambien ha hecho que los gobiernos de Madrid y Londres incluyan en ese protocolo infinidad de condiciones y medidas para evitar filtraciones. Empezando por el hecho de que los servicios que reciban la información de los espías del otro país en ningún momento podrán modificar el nivel de confidencialidad de esos datos. A esos informes -insiste en varios puntos el acuerdo- solo podrán acceder "las personas (del otro país) que acrediten tener una necesidad de conocer" esa materia y que tengan los permisos "adecuados" y siempre después de "ser informados sobre sus responsabilidades en la protección de la información clasificada". Ni siquiera los máximos responsables del CNI o del MI6 podrán conocer esos datos si no los necesitan conocer por algún motivo operativo.

La información exclusivamente podrá ser usada "con el único fin para la cual se ha proporcionado" y jamás podrá ser "divulgada" a un "tercero" (aunque se trata de servicios de inteligencia 'amigos') "sin el consentimiento previo por escrito del propietario".

El acuerdo llega incluso a detallar las formas de intercambiar estos documentos 'top secret' entre los dos países, siempre con códigos cifrados y siempre "protegidos por medios criptográficos que estén mutuamente aceptados". "Cuando ya no se necesite, la información clasificada que se ha proporcionado en virtud del presente acuerdo será destruida", según las normas que fije la parte que entregó esos informes, y al menos dos funcionarios tendrán que certificar que esos datos han desaparecido por completo.

En principio, este protocolo entre los servicios de espionaje de España y el Reino Unido "permanecerá en vigor hasta nuevo aviso", aunque cualquiera de las dos partes puede dar por concluido este matrimonio entre los '007' hispanos y británicos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual