Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Crisis migratoria en Europa

Alemania cierra sus fronteras desbordada por miles de refugiados

  • El objetivo prioritario es la frontera con Austria, que han atravesado decenas de miles de refugiados desde el pasado fin de semana

​Alemania reanuda los controles en la frontera con Austria

​Alemania reanuda los controles en la frontera con Austria

Un grupo de refugiados sirios, a la espera de poder llegar a Alemania.

EFE
1
Actualizada 13/09/2015 a las 19:47
  • EFE. Berlín
El Gobierno alemán decidió este domingo de forma inesperada restablecer temporalmente los controles en sus fronteras, desbordadas ante la llegada de miles de refugiados desde Austria y entre las crecientes críticas a la falta de previsión de la canciller, Angela Merkel.

La medida fue anunciada en Berlín por el ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, antes de viajar este lunes a Bruselas para reunirse con sus colegas europeos, a quienes instó a asumir su responsabilidad para distribuir a los solicitantes de asilo en todo el territorio comunitario.

De forma paralela a su anuncio una portavoz de la empresa nacional de ferrocarriles Deutsche Bahn informó de la suspensión del tráfico ferroviario con Austria hasta las 06.00 horas del lunes.

El cierre temporal de las fronteras, según De Mazière, es "urgente" por motivos de seguridad y necesario para frenar los flujos de solicitantes de asilo y volver a contar con un procedimiento ordenado en la frontera.

El objetivo prioritario es la frontera con Austria, que han atravesado decenas de miles de refugiados desde que el pasado fin de semana Berlín y Viena decidieran dejarles vía libre ante la situación de emergencia en Hungría.

Con este nuevo giro, Alemania deja en suspenso los acuerdos de Schengen que garantizan la libre circulación de personas en el territorio comunitario y la entrada en el país sólo podrá hacerse con la documentación reglamentaria.

De Maizière recordó que, según la legislación europea, su país no es responsable de la mayoría de solicitantes de asilo que llegan e instó a todos los socios a respetar el convenio de Dublín que, recordó, sigue en vigor.

Este establece que los peticionarios de asilo deben ser registrados en el primer país europeo al que llegan, encargado también de tramitar sus solicitudes.

Hasta que se produjo el anuncio se sucedían las críticas, veladas o directas, a la improvisación de la canciller, principalmente desde Baviera, el Estado federado fronterizo con Austria y el más afectado por los continuos flujos de llegadas.

Su primer ministro, Horst Seehofer, aliado de Merkel en el Gobierno de Berlín, había calificado de "error" la apertura de las fronteras y este domingo no tardó en mostrar su total respaldo a los controles, "una señal importante para todo el mundo, y también en el interior, para Alemania".

Según sus palabras, se trata de hecho de una "iniciativa de Baviera" que él mismo reclamó a Merkel y al vicecanciller, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, en una conversación telefónica.

Seehofer presidió este domingo una reunión extraordinaria del gobierno regional, convocado ante la situación de emergencia que se vive en allí.

Según cifras de las autoridades comarcales, desde finales de agosto la capital, Múnich, ha acogido a 63.000 refugiados y sólo este sábado llegaron a su estación central de tren alrededor de 12.200.

Algunas personas tuvieron que dormir en el suelo, utilizando las colchonetas y sacos de dormir que donaron muchos muniqueses tras el llamamiento realizado por las organizaciones humanitarias que colaboran en la primera acogida.

Los bávaros acusaron a otros estados federados de falta de respaldo y este domingo reclamaron que sea el Gobierno federal el que se encargue de redistribuir a los refugiados, al tiempo que instaron a Berlín a duplicar las transferencias financieras para la acogida.

Hasta el momento Deutsche Bahn ha puesto en marcha más de 30 trenes especiales para trasladar a distintos puntos de Alemania a las personas que llegaban al sur del país y para descargar también a algunas ciudades austríacas.

Este domingo, por vez primera, decidió utilizar uno de los Intercity Express de la línea Múnich-Berlín para trasladar a varios centenares de refugiados a la capital, para lo que pidió a los pasajeros que tenían viaje reservado en esa línea que cambiaran su billete.

Según las estimaciones realizadas el viernes por el ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, Alemania espera para este fin de semana alrededor de 40.000 solicitantes de asilo.


  • Esto no ha hecho más que empezar
    (13/09/15 20:21)
    #1

    Cuando, dentro de unos meses se acalle el fragor de los aplausos y las conciencias estén tranquilas, habrá decenas de miles de personas vagando por Europa sin encontrar trabajo, sin apenas recursos, sin conocer el idioma, con unos valores y religión tan diferentes que resultará muy difícil su integración. Entonces empezarán los problemas derivados de la falta de solución definitiva y con resentimiento por no haber encontrado lo que esperaban. Y a todo ello habrá que sumar cientos de miles de personas que seguirán entrando de una manera u otra. Esta será la segunda pare, pero habrá tercera y mas partes y cada una más difícil que las anteriores. Lean el suplemento del periódico y el artículo de Pérez Reverté.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual