Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
iglesia

El Papa lanza un grito a favor de la paz en su viaje a Bosnia

  • Francisco celebró este mediodía una misa en el estadio olímpico del barrio sarajevita de Kosevo, ante unos 65.000 fieles

Un grupo de jóvenes da la bienvenida al Pontífice en el aeropuerto de Sarajevo.

Un grupo de jóvenes da la bienvenida al Pontífice en el aeropuerto de Sarajevo.

AFP
0
Actualizada 06/06/2015 a las 13:15
Etiquetas
  • efe. sarajevo (Bosnia-Herzegovina)
El papa Francisco lanzó este sábado en la capital de Bosnia un grito a favor de la paz y el final de los conflictos, y aludió de nuevo a lo que define como "una tercera guerra mundial combatida 'por partes'" para señalar que en la actualidad "se percibe un clima de guerra" en el mundo.

"En nuestro tiempo, el deseo de paz y el compromiso por construirla contrastan con el hecho de que en el mundo existen numerosos conflictos armados. Es una especie de tercera guerra mundial combatida 'por partes' y, en el contexto de la comunicación global, se percibe un clima de guerra", dijo Jorge Bergoglio ante decenas de miles de personas congregadas en Sarajevo.

"Hoy, queridos hermanos y hermanas, se eleva una vez más desde esta ciudad el grito del pueblo de Dios y de todos los hombres y mujeres de buena voluntad: ¡Nunca más la guerra!", añadió durante una misa celebrada en el estadio olímpico del barrio sarajevita de Kosevo, ante unos 65.000 fieles.

En su discurso, el pontífice se refirió en varias ocasiones al término "paz" para definirlo como una "palabra profética por excelencia".

"Paz es el sueño de Dios, es el proyecto de Dios para la Humanidad, para la Historia, con toda la Creación. Y es un proyecto que encuentra siempre oposición por parte del hombre y por parte del maligno", aseguró.

Bergoglio criticó a quienes quieren crear un clima de guerra "y fomentarlo deliberadamente", y en particular a "los que buscan la confrontación entre las distintas culturas y civilizaciones", pero también a "cuantos especulan con las guerras para vender armas".

La guerra, apuntó, implica "niños, mujeres y ancianos en campos de refugiados, significa desplazamientos forzados; casas, calles y fábricas destruidas, y significa, sobre todo, vidas truncadas".

En contraposición, "hacer la paz", explicó, "es un trabajo artesanal" pues requiere "pasión, paciencia, experiencia y tesón", aspectos que deben ponerse en práctica "cada día, paso a paso, sin cansarse jamás".

"¿Cómo se construye la paz?", preguntó Bergoglio ante los miles de fieles presentes en el estadio de Sarajevo, momentos antes de responder: "La paz es obra de la justicia".

"Esa persona, ese pueblo, que vemos como enemigo, en realidad tiene mi mismo rostro, mi mismo corazón, mi misma alma. Tenemos el mismo Padre en el cielo. Entonces, la verdadera justicia es hacer a esa persona, a ese pueblo, lo que me gustaría que me hiciesen a mí, a mi pueblo", aseveró.

Finalmente, aludió a San Pablo en la segunda lectura para indicar las actitudes que son necesarias para convertirse en "'artesanos' de la paz en lo cotidiano".

"San Pablo, en la segunda lectura, nos ha indicado las actitudes necesarias para la paz: 'Revestíos de compasión entrañable, bondad, humildad, mansedumbre, paciencia. Sobrellevaos mutuamente y perdonaos cuando alguno tenga quejas contra otro. El Señor os ha perdonado: haced vosotros lo mismo'", dijo.

"Construir la paz y sembrar la paz, no guerra y discordia. Ese es el camino que nos hace felices", concluyó. 

OCTAVO VIAJE APOSTÓLICO

Durante el primer discurso de su octavo viaje apostólico, Francisco ha expresado su "alegría" por visitar Bosnia Herzegovina que, según ha subrayado, "tienen un significado especial para Europa y el mundo entero". Para el Papa, este país es el ejemplo de que "es posible también curar las graves heridas del pasado reciente, y mirar hacia el futuro con esperanza".

Así, ha pedido un "diálogo paciente y confiado" para que las personas y sus familias "puedan transmitir los valores de su propia cultura". En este sentido, ha llamado a reconocer los "valores fundamentales" que la humanidad tiene en común para así oponerse "con éxito a la barbarie de los que toman ocasión y pretexto de cualquier diferencia para una violencia cada vez más brutal".

Por ello, ha pedido a los actores de Gobierno a ser los primeros servidores de sus comunidades con una actividad que proteja en primer lugar los derechos fundamentales de la persona humana, entre los que ha destacado el de "la libertad religiosa".

Para el Papa, de ese modo será posible construir "una sociedad más pacífica y justa", para que con la ayuda de todos se encuentre solución "a los múltiples problemas de la vida cotidiana del pueblo".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra