Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
inmigración

Unos 1.500 inmigrantes, rescatados en las costas de Malasia e Indonesia

  • Llegaron en varios barcos tras ser abandonados por los traficantes y se suman a los otros 500 que encallaron el domingo con su embarcación

Inmigrantes rohingyas, una minoría que las Naciones Unidas considera apátrida, descansan en una comisaría en Kuah, Malasia.

Unos 1.500 inmigrantes rescatados en las costas de Malasia e Indonesia

Inmigrantes rohingyas, una minoría que las Naciones Unidas considera apátrida, descansan en una comisaría en Kuah, Malasia.

EFE
0
Actualizada 11/05/2015 a las 18:01
Etiquetas
  • EFE. Bangkok
Unos 1.500 inmigrantes indocumentados de Birmania (Myanmar) y Bangladesh fueron rescatados este lunes frente a las costas de Malasia e Indonesia, a donde llegaron en varias barcos tras ser abandonados por los traficantes, informaron hoy fuentes oficiales.

Unos 1.100 llegaron en al menos tres embarcaciones al litoral de la isla de Langkawi, un popular destino turístico del mar de Andamán, en el norte de Malasia, indicó un policía malasio.

Al menos dos de los inmigrantes han sido trasladados al hospital, añadió el agente Ridzuan, de la comisaría de Langkawi.

Otras 400 personas fueron encontradas en la región indonesia de Aceh, en el norte de la isla de Sumatra, donde este domingo los equipos de rescate hallaron a otros 500 inmigrantes que encallaron con la embarcación que los transportaba.

La mayoría de los inmigrantes, entre los que se encuentran mujeres y niños, son miembros de la minoría musulmana rohingya, considerada apátrida por Naciones Unidas y perseguida en Birmania, que no les reconoce la ciudadanía.

El hallazgo de los inmigrantes coincide con una campaña de las autoridades de Tailandia que ha puesto al descubierto la existencia de varios campos clandestinos en la que centenares de indocumentados son retenidos por grupos dedicados al tráfico de personas.

Desde principios de mes, las autoridades tailandesas han descubierto en la provincia de Songkhla, situada junto a la frontera malasia, al menos tres campamentos ilegales y decenas de fosas y tumbas con restos de inmigrantes, en su mayoría rohingya.

Según los investigadores, los inmigrantes -que permanecen cautivos hasta que sus familiares pagan un rescate- murieron a causa de enfermedades y las malas condiciones de vida en los campos.

Una veintena de personas, incluidos políticos locales, han sido detenidas por su relación con estos campamentos ilegales y una quincena de policías locales han sido trasladados a otros destinos por negligencia.

Miles de rohingyas se embarcan todos los años en un peligroso viaje hacia Malasia para huir de la persecución y la pobreza en el oeste Birmania, y en su periplo pasan por Tailandia, donde caen víctimas de las redes de tráfico.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual