Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
israel

​Netanyahu logra formar gobierno 90 minutos antes de vencer el plazo

  • El primer ministro ha tenido que ceder a las demandas de Hogar Judío que mandará en tres ministerios: Educación, Justicia y Agricultura

0
Actualizada 07/05/2015 a las 07:23
  • agencias. jerusalén
Ganar las elecciones resultó mucho más sencillo para Benjamín Netanyahu que formar el próximo Gobierno de Israel. Cincuenta días después de su victoria, el líder conservador sudó hasta el último segundo para poder reunir los 61 escaños necesarios para garantizar su cuarto mandato. Cuando el presidente Reuven Rivlin estaba ya a punto de llamar al laborista Isaac Herzog para encargarle la tarea ante la incapacidad de Netanyahu, éste pudo cerrar finalmente el acuerdo.

Con el ex ministro de Exteriores Avigdor Lieberman y sus seis diputados descartados -el político de origen moldavo adelantó el lunes que no entraría en un "gobierno de oportunistas"-, el equipo del Likud no tuvo más opción que sentarse con los ultranacionalistas de Habeit Hayehudi (Hogar Judío), a quienes el partido de Netanyahu incluso accedió a conceder un 'peso pesado' del Gabinete como el Ministerio de Justicia. La cartera será para Ayelet Shaked, una joven parlamentaria cuyo nombre saltó a los medios el verano pasado, cuando escribió en Facebook un post llamando a acabar con "todos los palestinos" por creerlos "enemigos" de Israel. El mensaje se conoció un día antes de que un grupo de colonos ultras secuestrara y quemara vivo al adolescente palestino Mohamed Abu Kudair.

El ascenso de Ayelet Shaked al Gobierno israelí resultaría tan indigesto para el propio Likud que este partido trató de imponer ciertos matices para rebajar las competencias de la elegida. En cualquier caso, la firma de Hogar Judío, la formación liderada por Naftali Benet -que será el nuevo ministro de Educación- garantizara a Netanyahu los 61 escaños que buscaba, pero su Ejecutivo será muy débil porque dependerá de la veleidad de un solo diputado. Y el expansionismo en los territorios palestinos ocupados que propugna Benet agriará aún más relación del 'premier' hebreo con la Casa Blanca de Obama.

El líder conservador obtuvo 30 escaños en los comicios del 17 de marzo, en los que, contra lo que anunciaban las encuestas, superó con holgura a los laboristas de la Unión Sionista de Isaac Herzog, que se quedaron con 24. El Likud no tardó en cerrar el acuerdo con las dos formaciones religiosas ultraortodoxas, Shas y Judaísmo Unido del Pentateuco.

El etiquetado como centrista Kulanu (Todos nosotros) -liderado por Moshe Kahlon, próximo ministro de Economía y socio principal en el Gobierno- fue el siguiente en sumarse al proyecto y, cuando parecía que todo estaba listo para firmar el acuerdo "más de extrema derecha" de la historia del Estado hebreo, como lo bautizó el diario Haaretz, llegaron los problemas con los dos socios que, a priori, se presentaban menos conflictivos, Avigdor Lieberman y Naftali Benet, contrariados por las concesiones a los dos grupos religiosos.

Reencuentro esperado

El reencuentro en política de Kahlon y Netanyahu es uno de los momentos más esperados en Israel, ya que permanecen distanciados desde hace más de un año, cuando el ex titular de Comunicación y Asuntos Sociales abandonó el Likud para fundar su propio partido.

Kahlon, judío de origen libio de 54 años a quien los israelíes recuerdan por la liberalización de la telefonía móvil cuando era ministro del Likud, se presentaba como la bisagra necesaria para gobernar, pero finalmente su apoyo a Netanyahu fue anterior y más firme que el de Lieberman y Benet.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual