Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
PALESTINA-ISRAEL

Nueva iniciativa confederal como solución al conflicto palestino-israelí

  • Bajo el título de 'Dos estados en un espacio', el proyecto es impulsado por intelectuales, diplomáticos y políticos

0
01/12/2014 a las 06:00
  • EFE. JERUSALÉN
Durante más de dos décadas israelíes y palestinos han negociado sin éxito una solución de dos estados para dos pueblos en territorios separados, pero una nueva iniciativa presentada esta semana trata de superar ese paradigma.

Bajo el título de 'Dos estados en un espacio', el proyecto es impulsado por intelectuales, diplomáticos y políticos, y ha sido elaborado por equipos técnicos de ambas partes con el objetivo de dar una vuelta de tuerca a incontables iniciativas de paz y promover una solución confederal al eterno conflicto en Oriente Medio.

En líneas generales, examina cómo dos estados nacionales y soberanos pueden convivir uno junto al otro y garantizar al mismo tiempo la libertad de movimientos de sus ciudadanos entre ellos, teniendo en cuenta que importantes santuarios para los judíos y poblaciones históricas palestinas se encuentran en el otro lado.

Sostienen que con esta fórmula se puede dar respuesta a los asuntos más espinosos sometidos durante años a infructuosas negociaciones, tales como refugiados, asentamientos o Jerusalén.

"Los palestinos sienten que han perdido Haifa y Yafo, y los judíos Jerusalén y Hebrón. Debemos encontrar soluciones creativas", explicó Awni Al Mashni, coordinador palestino del proyecto.

Coincide con él el israelí Merón Rapoport, al lamentar que "el paradigma de los dos estados se ha convertido en una pesadilla, debemos pensar diferente".

Argumentan que en parte, las conversaciones hasta la fecha no han tenido en cuenta los vínculos emocionales de israelíes y palestinos con el territorio comprendido entre el Mediterráneo y el río Jordán.

En este sentido, uno de los equipos ha analizado seriamente por primera vez la aplicación del derecho al retorno de los refugiados palestinos a sus poblaciones originarias en Israel o qué medidas supondría su regreso al territorio israelí.

El plan sigue defendiendo una solución de dos estados, pero en lugar de estar separados, intenta seguir un modelo similar al de la UE.

Se trata de dos estados independientes, soberanos y democráticos, Israel y Palestina, entre el Jordán y el Mediterráneo: el primero en el 78 por ciento del territorio y el segundo en el 22 por ciento, basado en las fronteras previas a la Guerra de los seis días, de 1967.

Los dos integrarían de manera escalonada una unión política y económica, con instituciones sociales y un Alto Tribunal de Derechos Humanos.

Las fronteras quedarían abiertas y sus ciudadanos disfrutarían de libertad de movimientos, con la aspiración futura de que de manera recíproca y gradual, se extendiera la libertad de residencia.

Jerusalén sería la capital de los dos estados, con un régimen especial y sus santos lugares quedarían bajo jurisdicción de una entidad religiosa supranacional.

La urbe tendría un Parlamento palestino en su parte oriental y la Kneset (el legislativo israelí) en la occidental, y se constituirían órganos "ad hoc" para coordinar aspectos relacionados con seguridad, sanidad o educación.

Los refugiados palestinos podrían retornar al territorio de la unión palestino-israelí y de manera gradual y bajo consentimiento mutuo, residir en el Estado de Israel como palestinos residentes, al igual que un ciudadano francés en Alemania.

Los colonos judíos permanecerían en Palestina como residentes, aunque seguirían siendo ciudadanos de Israel.

La visión -defienden sus promotores- se fundamenta en las realidad actual, representada por la mezcla demográfica existente en la región: el 20 por ciento de los ciudadanos de Israel son palestinos, el 10 por ciento de Cisjordania ocupada judíos, y en Jerusalén dos tercios judíos y uno palestino.

"El modelo basado en una solución de dos estados en los últimos años ha derivado en uno de un único estado, a lo que la mayoría de los israelíes se opone y los palestinos consideran la menos deseable", dijo el que fuera jefe de Planificación de la Cancillería israelí, Eran Etzion.

Etzion cree que ante la desesperanza y que los que defienden la visión del único estado son los sectores más radicales de ambos bandos, la propuesta podría encontrar un hueco.

El ex ministro palestino de Interior Naser Yusef lamentó que desde el asesinato del primer ministro israelí Isaac Rabin, en noviembre de 1995, "los palestinos no hemos visto voluntad del lado israelí", aunque destacó que dos tercios de su población apoya una solución de dos estados.

El proyecto, a priori algo idealista, supone según sus autores una oportunidad para derribar barreras entre judíos y árabes.

Barreras difíciles de derribar a la luz de la situación actual: Anoche en Jerusalén un centro educativo árabe-judío fue atacado y en sus clases aparecieron pintadas contra la coexistencia.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra