Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
economía africana

Cara y cruz en el África negra

  • Ya son 23 los países de la región con ingresos 'medianos', según el Banco Mundial, pero el 40% de la población aún es pobre

Intregrantes de una tribu Masai en África

Intregrantes de una tribu Masai en África

CEDIDA
0
10/08/2014 a las 06:00
  • Colpisa. Accra (Ghana)
"Para 2035, no habrá casi ningún país pobre en el mundo". La afirmación sorprendió a propios y extraños. A comienzos de año, los filántropos Bill y Melinda Gates auguraban a través de una carta abierta este particular futuro. En la misiva, llamaban a combatir lo que ellos consideran "tres mitos": que los países pobres están condenados a seguir siendo pobres, que la ayuda (humanitaria) exterior es un gran gasto y que salvar vidas conduce a la superpoblación.

Pese a que la afirmación se refería de forma específica a que no habrá ningún Estado tan pobre como los 35 países que el Banco Mundial califica hoy en día como de bajos ingresos, aún teniendo en cuenta la inflación los datos del continente africano ofrecen conclusiones para todos los gustos. En la actualidad, alrededor de 400 millones de africanos -aproximadamente el 40% de la población total- viven todavía con menos de 1,25 dólares al día.

Esa sería la cruz del continente. La cara es que 23 países han alcanzado ya el estatus de Estados de ingresos 'medianos', una categoría donde la renta per capita es de 1.000 dólares o superior. Mientras, las reservas naturales continúan bendiciendo a Gobiernos como los de Sudán, República Democrática del Congo o Zimbabue; aunque, eso sí, riqueza no implica reparto equitativo.

No obstante, es cierto que, en los últimos tiempos, emprendedores continentales como la senegalesa Magatte Wade ya apelan por la desaparición de la denostada "piedad de mierda". En este sentido, la autora no lamenta el buen hacer de las ONG (nadie duda de ello), sino la actitud condescendiente hacia los "pobres". Un exceso de "cuidados" y "sobreprotección" que, dice, tan solo es una nueva forma de racismo.

Por ello, para Wolfgang Fengler, analista del Banco Mundial, la "nueva" ayuda humanitaria debe centrarse en el diseño de programas que ayuden a los Estados africanos a gestionar sus recursos de manera eficiente, sobre todo, si desean llegar a los más desfavorecidos. Y para ello, según el experto, es necesario un cambio de tendencia.

En primer lugar, se debería reconocer y celebrar la desaparición del viejo paradigma Norte-Sur. Además, la ayuda debe centrarse vez más en transferencias de conocimientos en lugar de dinero. Y por último, para que estos países no se queden estancados es necesario dedicar inversiones a innovación, incluso en los sectores tradicionales. Así, de la construcción de lo que llama "monumentos" -escuelas, clínicas y carreteras-, habría que pasar a la mejora de la "sala de máquinas", el sistema a través del cual se realiza la prestación de educación, salud y transporte.

Con todo, los Gates recordaban en su carta, entre otros datos, que siete de las 10 economías de más rápido crecimiento del pasado lustro se encuentran en África. "No dejes que nadie te diga que África está peor de lo que era hace 50 años", apuntaba el conocido matrimonio.

En 2008, por ejemplo, el gasto de la clase media ya configuraba una cuarta parte (680.000 millones de dólares) del Producto Interior Bruto (PIB) continental. Para 2030, la cifra podría alcanzar los 2.2 billones, aunque apenas llegará a alcanzar un 3% del consumo mundial.

UNA CLASE MEDIA SINGULAR

La lógica del monedero, sin embargo, demuestra que el concepto de clase media africana utilizado por los 'think tanks' resulta demasiado optimista. Como muestra un botón: si eleváramos esta cuota a entre los 15 y 20 dólares diarios, dicho colectivo se situaría en los 120 millones de personas, apenas un 10% del total.

Pese a ello, que nadie se engañe, dinero hay en el sistema. Y mucho. A comienzos de abril, una noticia salpicaba la actualidad de Nigeria: el país africano se convertía en la primera economía regional, sobrepasando a Sudáfrica, con un PIB anual de 510.000 millones de dólares.

El anuncio se producía tras modificar el sistema de medición del Producto Interior Bruto, al tener ahora en cuenta sectores pujantes como las telecomunicaciones o la industria local del cine, de los más vistos en todo el continente.

Pero, aunque el crecimiento económico de Nigeria es cada vez mayor, "la proporción de nigerianos que viven de forma mísera también va en aumento", reconoce el jefe del organismo, Yemi Kale.

La paradoja es evidente. En la actualidad, según el Servicio Nacional de Estadísticas, cerca del 69% de la población (112 millones de personas) vive en el país africano por debajo del índice de la pobreza y una cuarta parte se encuentra desempleada. Y aquí, la geografía es notable.

En este sentido, la crisis se muestra más evidente en el norte del país. Por ejemplo, en el Estado de Sokoto el 81,2% de sus residentes viven con menos de un dólar al día. Mientras, en el sureño Osun lo han de hacer con menos de la mitad, el 38%.

"Dinero hay en el continente", apunta el analista local Matthew Anekwe. "Otra cosa es cómo se esté aprovechando por los gobiernos locales", añade en tono inquisitivo.

Como afirma Léonce Ndikumana, profesor de Económicas en la Universidad de Massachusetts y exdirector de investigación del Banco Africano de Desarrollo, la fuga de capitales en el África Subsahariana durante el periodo 1970-2008 ascendió a 770.000 millones de dólares, y eso teniendo en cuenta la inflación.

Hablamos de una cantidad que representa cerca del 80% del PIB de la región en ese período. Y así, el fin de la pobreza en 2035 puede esperar.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra