Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
oriente medio

El EIIL, más cerca de conectar Irak con Siria tras tomar un puesto fronterizo

  • Los insurgentes lograron irrumpir en la localidad pese a los intentos de las fuerzas gubernamentales de frenarles en combate

0
22/06/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • efe. bagdad
Los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) dieron hoy un paso importante para conectar por carretera las zonas bajo su control en Irak y Siria, con la toma del estratégico puesto fronterizo de Al Qaem.

Este punto es uno de los tres principales que enlazan ambos países por tierra, y su conquista podría facilitar aún más la entrada de refuerzos y provisiones para este grupo radical suní.

Según dijo a Efe una fuente de seguridad, los insurgentes lograron irrumpir en la localidad pese a los intentos de las fuerzas gubernamentales de frenarles, en unos duros combates.

Sin embargo, esta información no ha sido confirmada oficialmente por las autoridades, que sólo reconocen la existencia de enfrentamientos en los que las fuerzas gubernamentales han recibido el apoyo de los residentes en la zona.

En el lado sirio de ese punto fronterizo se ubica la localidad de Al Bukamal, escenario de choques desde hace meses entre el Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, y el propio EIIL, que intenta lograr el control sobre la ciudad y sus alrededores.

Los avances del EIIL en el oeste de Irak y el este de Siria hacen que sus fuerzas se encuentren cada vez más cerca de poder enlazar ambos feudos a través de la carretera, como reconoce el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

En un comunicado, esta ONG informó ayer de que el EIIL se había hecho con las localidades de Al Muhasan, Al Bulil y Al Bo Amr, ubicadas en la provincia siria de Deir al Zur, por lo que alertó de que, si prosiguen su avance, conseguirán conectar las zonas bajo su control a ambos lados de la frontera.

Mientras en el oeste de Irak los yihadistas continúan su progreso, en otras provincias como Nínive y Saladino, en el norte, las refriegas se vuelven cada día más violentas, con la muerte de decenas de personas.

El portavoz del Ejército, Qasem Ata, aseguró hoy en Bagdad que las tropas han matado en las últimas horas a más de cien combatientes de la insurgencia suní en Saladino y en la localidad de Tel Afar, en Nínive.

Además, añadió que las fuerzas gubernamentales repelieron hoy más de tres intentos rebeldes de llegar a la capital, aunque desmintió que el EIIL esté ya cerca de Bagdad.

El temor a que los extremistas puedan alcanzar la capital ha llevado al Gobierno y a los principales líderes chiíes a movilizar a los civiles, bien a través de las fuerzas regulares, bien a través de sus milicias.

Los seguidores de Muqtada al Sadr, uno de los clérigos chiíes más populares, realizaron hoy una demostración de fuerza en su bastión de Ciudad Sadr, en el este de Bagdad, con un desfile paramilitar en el que participaron miles de combatientes.
El Ejército Al Mahdi -ala militar del movimiento político afín al clérigo radical- fue una de las milicias más activas contra las tropas de EEUU tras la invasión del país en 2003.

Pese a que formalmente Al Sadr suspendió las actividades de la milicia en 2011 por las acusaciones de asesinatos sectarios, sus combatientes permanecen fieles a su líder y hoy desfilaron en respuesta a su llamamiento para formar "brigadas de paz" que protejan los lugares sagrados de su comunidad en Irak.

Según explicaron a Efe responsables del desfile, los participantes quisieron transmitir el mensaje al mundo de que rechazan el regreso de la ocupación extranjera o una intervención internacional en los asuntos del país.

También rechazaron la injerencia de los países de la región, en referencia a Arabia Saudí, que culpó recientemente al primer ministro, Nuri al Maliki, de causar el conflicto con sus políticas sectarias.

Al Sadr hizo un llamamiento la semana pasada a sus partidarios a desfilar vestidos con uniformes militares y les pidió defender los santuarios chiíes y suníes, así como a los cristianos, a través de las "brigadas de la paz".

El clérigo es uno de los principales críticos de Al Maliki, al que ha llegado a acusar de "establecer una dictadura", pero la semana pasada le tendió la mano para formar brigadas para defender los santuarios.

Tras tomar el control de Mosul, la segunda ciudad de Irak, y de Tikrit, la cuna de Sadam Husein, el EIIL ha amenazado con continuar avanzando hacia Bagdad y los santuarios chiíes de Kerbala y Nayaf.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual