Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
SUCESOS

Un anciano dispara en Nueva York a su nieto antes de suicidarse

  • El abuelo prentedía que su nieto y la novia de este abandonasen la casa en la que residían junto a su hijo de 4 meses

0
Actualizada 31/03/2014 a las 08:28
  • EFE. NUEVA YORK
Una aparente disputa sobre una vivienda llevó a un hombre de 86 años a disparar a su nieto y a asesinar a la novia de este antes de suicidarse en Staten Island (Nueva York), según aseguró el superviviente en una entrevista publicada por el diario Daily News.

Michael Feliciano, nieto del supuesto homicida Heriberto Pagan, explicó al periódico desde el hospital cómo en la noche del pasado viernes regresó a su domicilio tras recibir una llamada de su novia, Claritle Huerta, avisándole de que su abuelo estaba en la vivienda y quería hablar con él.

"Abrí la puerta y se acabó", indicó el hombre de 47 años, que recibió un disparo en la cabeza.

Pagan disparó también a Huerta, que falleció en el lugar de los hechos, y luego condujo en su vehículo varias manzanas antes de abandonarlo y pegarse un tiro.

El octogenario fue encontrado con un disparo en la cabeza junto al coche y trasladado a un hospital, donde falleció el sábado.

Según el nieto, su abuelo quería que él y su novia abandonasen la casa en la que residían junto a su hijo de 4 meses.

El inmueble era propiedad de su madre y el abuelo creía que su hijo y su novia se estaban aprovechando de ella.

La mujer, de 69 años, sufre de Alzheimer y había dejado Estados Unidos para regresar a Puerto Rico, según el Daily News.

"Estaban manipulando a mi madre. (...) Diciéndole que lo correcto era echarnos a la calle", señaló Feliciano en la entrevista.

El hombre, que tiene en su historial varias detenciones relacionadas con las drogas, aseguró que su abuelo no confiaba en que hubiese dejado atrás esos problemas.

Según varios vecinos citados por el periódico, las riñas eran habituales entre Feliciano y Pagan.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual