Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
RELACIONES INTERNACIONALES

España e Irán, dispuestos a reanudar sus relaciones políticas y económicas

  • El ministro José Manuel García-Margallo resaltó que España puede ofrecer posibilidades en infraestructuras, alta velocidad, gestión aeroportuaria y energías renovables

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, este domingo junto al ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif.

España e Irán dispuestos a reanudar sus relaciones políticas y económicas

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, este domingo junto al ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif.

efe
0
Actualizada 02/03/2014 a las 22:21
  • EFE. TEHERÁN
España e Irán dijeron este domingo que esperan que pronto haya un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear que permita reanudar las relaciones bilaterales, también en el ámbito económico, ya que "se abren oportunidades importantes para las empresas españolas" en alta velocidad, metro o energía.

Este fue el mensaje que transmitieron en una rueda de prensa conjunta los ministros de Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, e Irán, Mohamed Zarif, tras la reunión que mantuvieron en la sede del Ministerio en Teherán.

García-Margallo, que llegó este sábado en la noche a Isfahan, decidió acortar su visita oficial de tres días a Irán para viajar este domingo a Bruselas y asistir el lunes a una reunión extraordinaria de los ministros de Exteriores de la UE para analizar la situación en Ucrania tras el aumento de la tensión en la península de Crimea.

El ministro, que finalmente no se reunió con el presidente iraní, Hassan Rohaní, viajó a la República Islámica para explorar las posibilidades que se abren en las relaciones, tras la conclusión del Plan de Acción de Ginebra el pasado 24 de noviembre sobre la congelación durante seis meses de parte del programa nuclear, lo que originó que la UE suspendiera algunas sanciones.

García-Margallo, que agradeció a las autoridades iraníes el cambio de agenda ya que la reunión con Zarif estaba prevista para este lunes, mostró la satisfacción de España por el acuerdo provisional sobre el programa nuclear.

"Espero que muy pronto tengamos un acuerdo definitivo que nos permita recuperar el pulso y el nivel de nuestras relaciones", señaló el jefe de la diplomacia española.

Dijo esperar que no haya que usar la prórroga de otros seis meses que establece el acuerdo entre Irán y el Grupo 5+1 (Rusia, EE UU, China, Reino Unido y Francia, más Alemania) y que en el plazo previsto inicialmente se consiga el acuerdo definitivo.

En el mismo sentido se expresó Zarif, quien apuntó que si existe "buena voluntad política" y si se cumple el acuerdo de Ginebra al que las partes se han comprometido, hay posibilidad de que el litigio sobre el programa nuclear se resuelva a finales de julio.

Así, el ministro iraní apostó por seguir trabajando para lograr la "confianza mutua" entre Irán y el Grupo 5+1.

García-Margallo explicó que en los últimos tiempos las relaciones bilaterales económicas "han sufrido enormemente" ya que España importaba en 2011 el 14% de sus necesidades de petróleo a Irán, unos 4.000 millones de euros frente a los 77 millones actuales.

España exportaba a Irán maquinaría industrial por 660 millones de euros, una cifra que se ha reducido a la mitad, explicó el ministro.

Señaló que la economía española no sufrió "excesivamente" las consecuencias del régimen de sanciones a Irán ya que se encontraron fuentes alternativas "de forma casi inmediata".

García-Margallo resaltó que España puede ofrecer muchas posibilidades a Irán en campos como la construcción de autopistas y carreteras, la alta velocidad, la gestión aeroportuaria, desalación y tratamiento de aguas y energías renovables.

"Espero que cuando la situación se normalice recuperemos e, incluso, mejoremos las relaciones bilaterales económicas", subrayó.

De hecho, acordaron futuras visitas de otras autoridades españolas, como la que el ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Manuel Soria, hará a la República Islámica en mayo.

Zarif por su parte se refirió a las relaciones "históricas" entre España e Irán, "basadas en el respeto y los intereses recíprocos".

No obstante, especificó que en los últimos años ha habido "algunos problemas" por las sanciones de la UE, lo que redujo el nivel de estas relaciones bilaterales, y manifestó que espera que se retiren esos embargos porque su país "es partidario de la paz".

Actualmente, destacó Zarif, Irán está "muy contento" por la voluntad de ambos países de "extender y reanudar las relaciones" en todos los ámbitos, incluido el económico.

"Se abren oportunidades muy importantes para las empresas españolas", hizo hincapié el ministro español, que citó el tren de alta velocidad entre Teherán y Masdant y recordó que firmas de este país han construido la línea entre La Meca y Medina.

Puso de relieve las oportunidades que se abren para las empresas españolas en el metro de Teherán y explicó que éstas han llevado a cabo el suburbano de Riad, a la vez que citó las posibilidades en asuntos relacionados con el petróleo y el gas.

Además de la situación en Ucrania, ambos ministros también hablaron del conflicto sirio y de la crisis humanitaria.

Una crisis "muy peligrosa" que afecta a la región, tal y como la definió el ministro Zarif, quien explicó que acordaron con la delegación española -"llamadores de la paz y el diálogo"- continuar hablando de esa crisis humanitaria y dar seguimiento a la misma "a pesar de los diferentes puntos de vista" respecto a Siria.

García-Margallo pidió además a Irán su apoyo para la candidatura española a ser miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU para 2015-2016 con la "promesa" de que la República Islámica tendrá "un amigo fiel" en esa institución si España es elegida.

Ambos ministros dialogaron sobre cómo alcanzar unas relaciones culturales más profundas y, en este sentido, se va a explorar la posibilidad de establecer un Instituto Cervantes en Teherán.

En Isfahan se acordó estudiar la posibilidad de hermanar esta provincia con la Comunidad Valenciana.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual