Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EjÉRCITO CANADIENSE

Varios suicidios de veteranos de Afganistán conmocionan a Canadá

  • Desde que Canadá inició su misión en Afganistán en 2002, unos 40.000 soldados han servido en el país asiático

2
Actualizada 05/12/2013 a las 08:21
  • EFE. Toronto (Canadá)
El aparente suicidio de un soldado canadiense veterano de Afganistán, el cuarto en una semana, ha puesto de manifiesto en Canadá la herencia del conflicto del país asiático y ha puesto en tela de juicio el tratamiento que Ottawa da a los militares con problemas psicológicos.

Las autoridades militares canadienses confirmaron hoy que están investigando la muerte del cabo mayor Sylvain Lelièvre, de 46 años de edad, que apareció muerto el lunes en su vivienda en la base militar de Valcartier, en la provincia de Québec.

La muerte de Lelièvre se suma a las del suboficial Michael McNeil, el cabo mayor William Elliott y el cabo de artillería Travis Halmrast, todos veteranos de Afganistán que se suicidaron en la última semana en distintos puntos del país y que sufrían trastornos por estrés postraumático (TEPT).

Esta sucesión de muertes ha causado consternación en Canadá, un país orgulloso del importante papel representado por sus militares en pasados conflictos, proporcionalmente muy superior a su población, y el tratamiento que los veteranos de Afganistán reciben del Gobierno del primer ministro, Stephen Harper.

Según datos del Ministerio de Defensa, desde que Canadá inició su misión en Afganistán en 2002 en apoyo de la invasión estadounidense del país, unos 40.000 soldados han servido en el país asiático.

En total, el país ha perdido 158 soldados en Afganistán, más que ningún otro país, excepto Estados Unidos y el Reino Unido. Además, 635 fueron heridos en acción y otros 1.436 tuvieron lesiones no relacionadas con combates.

En su primera declaración pública sobre la serie de suicidios, Harper dijo hoy en el Parlamento que todo el mundo "tiene la responsabilidad" de animar a los militares canadienses que sufren trastornos por estrés traumático a que busquen el tratamiento que facilita el Ministerio de Defensa canadiense.

"Ese apoyo está disponible y, por supuesto, nos aseguraremos que siga estando disponible" añadió Harper durante una intervención en la Cámara Baja del Parlamento canadiense.

El ministro de Defensa de Canadá, Rob Nicholson, se expresó de forma similar y destacó que el Gobierno de Harper ha invertido "millones de dólares" para ayudar a los veteranos de Afganistán, incluida una aplicación para teléfonos móviles y una línea telefónica de ayuda para militares y familiares.

El Jefe del Estado Mayor canadiense, el general Tom Lawson, dijo en un comunicado que "todo suicidio es una tragedia y la pérdida de cualquier soldado es dolorosa y descorazonadora para nuestros hombres, mujeres y familias".

Pero tanto los partidos de la oposición como exmilitares, psiquiatras y el anterior defensor de los veteranos, Pat Stogran, criticaron hoy las políticas del Gobierno canadiense y la actitud del estamento militar canadiense por considerarlas una de las causas de que los militares con problemas mentales no busquen ayuda.

Los críticos señalan casos como los del cabo mayor Kristian Wolowidnyk, de 28 años de edad, un veterano de Afganistán que sufre TEPT.

Wolowidnyk intentó suicidarse recientemente dos días después de que el Ministerio de Defensa le notificase que sería dado de baja porque sufre trastornos de estrés postraumático, precisamente fruto de su dos giras en Afganistán.

Hay más casos como el de Wolowidnyk, por lo que muchos creen que el Ministerio de Defensa canadiense está tratando de librarse de los militares que sufren problemas mentales.

El Ministerio de Defensa dice que las cifras de suicidios entre soldados en activo están descendiendo. Según sus datos, 22 se suicidaron en 2011. En 2012, la cifra se redujo a 13.

Pero los críticos cuestionan la exactitud de las cifras, que no incluyen por ejemplo a reservistas.

Y al mismo tiempo, el ejército canadiense prevé que en los próximos años aumente el número de soldados que sufren trastornos de estrés postraumático.

Todo en un contexto en el que el Gobierno canadiense está recortando los presupuestos de todos sus departamentos, incluido el Ministerio de Defensa, para eliminar en 2015, año de elecciones generales, su déficit.


  • MAFALDA
    (05/12/13 10:03)
    #2

    La violencia y la guerra devienen en dolor, sufrimiento y muerte para quien muere y para quien mata. Lo siento por los suicidas pero quien se elige la profesión de soldado se vuelve profesional de matar. Uno es libre para sembrar, pero responsable para cosechar lo que ha sembrado.

    Responder

  • RG
    (05/12/13 09:54)
    #1

    Lo suicidios de los veteranos del Vietnan,  de Libano,  del Irak, del Afganistán y de otras guerras en los EEUU:  Ya no commociona a nadie!.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual