Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
negociaciones

Irán permitirá al OIEA mayores inspecciones nucleares

  • El acuerdo permitirá que la ONU pueda controlar que el programa nuclear iraní tenga fines exclusivamente pacíficos

0
Actualizada 11/11/2013 a las 13:21
  • EFE. TEHERÁN (irán)
Irán y el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) firmaron un acuerdo que amplía la capacidad de inspección de ese organismo de la ONU en las instalaciones iraníes y abre a su vigilancia el reactor de agua pesada de Arak y la mina de uranio de Gachin.

El acuerdo fue firmado durante la entrevista que el director general de la agencia de la ONU, Yukiya Amano, mantuvo este lunes en Teherán con el vicepresidente de la Organización de Energía Atómica de Irán, Alí Akbar Salehi, y fija las acciones concretas a realziar a corto plazo.

"Las medidas prácticas serán implementadas en los próximos tres meses a partir de hoy", anunció Amano en una rueda de prensa conjunta con Salehi.

En ese plazo, las partes deberán "intercambiar información relevante mutuamente acordada y gestionar el acceso a la mina de Gachin", en Bandar Abás (sur de Irán) y a la "planta de producción de agua pesada" de Arak, en el este del país.

Además, Teherán estará obligado a entregar información sobre todos sus nuevos reactores de investigación y sobre la identificación de 16 lugares que han sido designados por la República Islámica para la construcción de nuevas plantas nucleares.

También deberá clarificar sus anuncios sobre instalaciones adicionales de enriquecimiento de uranio y de tecnología para el enriquecimiento láser.

Ambas partes se comprometen en el documento a "fortalecer su cooperación y diálogo" para garantizar al mundo que el programa nuclear iraní es de naturaleza "exclusivamente pacífica".

Las autoridades iraníes deberán someter ahora su programa nuclear a una mayor transparencia, mientras la agencia internacional se compromete a tener en cuenta las preocupaciones de seguridad iraníes y a proteger la información confidencial a que tenga acceso.

El organismo internacional con sede en Viena trataba desde hace años de lograr el acceso a las instalaciones de Arak y Gachín.

Sin embargo, el acuerdo de hoy no menciona otro punto fuerte del contencioso entre Irán y la agencia nuclear: la entrada a la base militar de Parchín, a las afueras de Teherán.

En reiteradas ocasiones el OIEA ha solicitado sin éxito el acceso a esta base, donde varias agencias de Inteligencia occidentales han indicado que podrían haberse realizado en el pasado experimentos para construir armas atómicas.

Irán niega las acusaciones y rechaza abrir el lugar argumentando que Parchín no es una instalación nuclear y que, además, ya permitió la entrada de inspectores en 2005.

Como signatario del Tratado de No Proliferación (TNP), Irán está obligado a permitir la inspección de sus instalaciones específicamente nucleares, pero no ha firmado el Protocolo Adicional, por lo que puede denegar la entrada a lugares que no haya declarado que estén directamente relacionados con la energía atómica.

Amano señaló en Teherán que lo acordado hoy es "un paso adelante importante", pero señaló que queda aún trabajo por hacer y que es su responsabilidad "resolver los asuntos pendientes" y las diferencias "presentes y pasadas".

Por su parte, Salehi dijo que la firma de hoy prueba la decisión de Irán de demostrar que el "caso nuclear" es inventado.

El OIEA ha acusado en múltiples ocasiones a Irán de no colaborar suficientemente y ha insistido en que tiene informaciones que apuntan sospechas de que el programa nuclear iraní podría tener una vertiente armamentista.

Con este primer acuerdo con el organismo atómico Teherán se acerca más a un pacto global con la comunidad internacional para calmar los temores que ha levantado en la última década su programa nuclear, que ha avanzado año tras año fuera del alcance de las inspecciones reclamadas.

El presidente Hasán Rohaní, que preside el Gobierno iraní desde agosto, prometió en su campaña pactar lo antes posible con Occidente para poner fin a sus inquietudes y lograr en un plazo de seis meses el alivio de las sanciones internacionales que asfixian la economía iraní.

Este fin de semana, Teherán ha estado cerca de alcanzar un acuerdo en este sentido con el Grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania), pero finalmente no se logró consensuar un texto y las potencias decidieron reunirse dentro de nueve días con el fin de buscar un consenso para el que el pacto firmado hoy con el OIEA podría suponer el primer paso. 



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual