Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ESPIONAJE

Brasil vigiló a diplomáticos de Rusia, Irán e Irak, según un informe secreto

  • El informe de la Agencia Brasileña de Inteligencia detalla diez operaciones realizadas entre 2003 y 2004
  • En el texto se reportan tareas de vigilancia a diplomáticos en sus embajadas y residencias

0
Actualizada 04/11/2013 a las 13:05
  • EFE. RÍO DE JANEIRO
Espías brasileños vigilaron a diplomáticos de Rusia, Irán e Irak en sus embajadas y en sus residencias, según un informe secreto de la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN) del que informa este lunes el diario Folha de Sao Paulo.

El informe detalla diez operaciones realizadas por espías brasileños entre 2003 y 2004 en las que se reportan tareas de vigilancia a diplomáticos de países con los que Brasil ha estrechado relaciones en los últimos años, como Rusia e Irán.

Según los documentos a los que Folha dice haber obtenido acceso, agentes de la ABIN siguieron y fotografiaron a diplomáticos rusos involucrados en negociaciones con equipos militares; vigilaron a diplomáticos iraníes para intentar identificar sus posibles contactos en Brasil y fotografiaron actividades de los iraquíes en la embajada y en sus residencias.

La Presidencia brasileña aclaró en un comunicado que los datos se refieren a operaciones de contrainteligencia realizadas por la ABIN hace casi una década, pero alegó no poder determinar la autenticidad de un informe al que no tuvo acceso.

Las operaciones citadas "obedecieron a la legislación brasileña de protección de los intereses nacionales. Como la Folha de Sao Paulo prefirió no enviar copia de los documentos obtenidos, no podemos validar su autenticidad", según la nota divulgada por el Gabinete de Seguridad Institucional de la Presidencia.

El comunicado advierte de que la filtración de informes clasificados como secretos constituye un crimen y que el Gobierno, sin violar las garantías constitucionales a la libertad de prensa, adoptará medidas para procesar a los responsables por la entrega de los documentos.

La Presidencia agrega en su nota que las actividades de inteligencia de la ABIN están previstas en la legislación y tienen por objetivo "la defensa del estado democrático de derecho, de la sociedad y de la soberanía nacional, con total respeto a los principios constitucionales y a los derechos y garantías individuales".

Las operaciones descritas en el informe de la ABIN ocurrieron en los primeros años del gobierno del entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

En cuanto a la vigilancia de los diplomáticos rusos, que incluyó al entonces cónsul de Rusia en Río de Janeiro, Anatoly Kashuba, y a representantes de la agencia de exportación de equipos militares Rosoboronexport, la ABIN, según Folha, al parecer sospechaba que estaban involucrados en actividades de espionaje en Brasil.

Los agentes de la ABIN, según el informe, también siguieron al entonces embajador de Irán en Cuba, Seyed Davood Nohseni Salehi Monfared, durante una visita que hizo al país en abril de 2004.

La vigilancia a los diplomáticos iraquíes ocurrió poco después de que Estados Unidos ocupara ese país en 2003 al parecer para identificar a personas que hubiesen buscado refugio en Brasil.

La divulgación del informe se produce en momentos en que la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, lidera una iniciativa para que las Naciones Unidas adopten una resolución que ponga fin al espionaje electrónico.

La mandataria brasileña aplazó una visita de Estado que iba a realizar a Washington en octubre pasado tras la divulgación de documentos que muestran que sus comunicaciones telefónicas y electrónicas fueron, presuntamente, vigiladas por la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos.

El supuesto espionaje de Estados Unidos a las comunicaciones de la jefe de Estado de Brasil y de la petrolera estatal Petrobras es citado en documentos filtrados por el exanalista de la CIA Edward Snowden.

El Gobierno brasileño calificó el espionaje como "una violación" de la soberanía del país y "una falta de respeto" que no puede justificarse en la lucha contra el terrorismo, y alega aún esperar una explicación satisfactoria de Estados Unidos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual