Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TENSIÓN EN TURQUÍA

La ocupación del parque Gezi continúa pese al aviso del Gobierno

Manifestantes sostienen banderas del fundador de la Turquía moderna, Ataturk, en el parque Gezi en Estambul (Turquía)

Continúa la ocupación del parque Gezi

Manifestantes sostienen banderas del fundador de la Turquía moderna, Ataturk, en el parque Gezi en Estambul (Turquía)

EFE
0
Actualizada 15/06/2013 a las 00:24
  • EFE. ESTAMBUL (TURQUÍA)
La multitud que abarrotaba el parque Gezi de Estambul parece que va a arruinar los deseos del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, de que la ocupación de la zona termine esta misma noche. 

La reunión que mantuvo la pasada madrugada Erdogan con un grupo de representantes de los manifestantes terminó con la promesa del Ejecutivo de que no impondrá por la fuerza la reordenación urbanística de uno de los últimos espacios verdes de la metrópoli eurasiática.

Tras dos semanas de protestas, que han causado cuatro muertos, miles de heridos y un fuerte deterioro de la imagen del Ejecutivo, Erdogan se avino anoche a respetar lo que decidan los jueces sobre si el proyecto de reforma de Taksim es legal o no.

La promesa del primer ministro fue doble: no imponer nada hasta la decisión de la Justicia; y aun, si hay luz verde, convocar una consulta ciudadana.

Aunque los delegados de la red de Solidaridad con Taksim, que representa de forma oficiosa al movimiento de protesta, consideraron la promesa como un avance positivo, sobre el terreno, fuera de los despachos, la tendencia sigue siendo no abandonar el parque.

"La decisión mayoritaria es de no irse", contó a Efe Gedis, que ocupa con amigos una carpa bajo el lema "International Corner".

Gedis explicó que durante la tarde de hoy se celebraron varios foros y asambleas para debatir el siguiente paso y, a falta de una voz que resuma la opinión de los acampados, la presencia de miles de personas que se preparaban a pasar la noche hablaba por sí misma.

A este masivo movimiento ciudadano, que en Gezi y Taksim ha cobrado fama internacional, pero que se da en otras ciudades del país, espera responder mañana Erdogan con un mitin de su Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista moderado).

"Juntos seremos Turquía", proclamó ante miembros de su partido el jefe del Gobierno turco, quien volvió a denunciar que una conspiración está detrás de las manifestaciones y de las críticas, tanto internas como internacionales, contra su gestión de la crisis.

Erdogan reiteró hoy dos de los argumentos que ha mantenido desde el comienzo de las protestas: el carácter vandálico que atribuye a las mismas y su naturaleza de complot.

Así, dijo que el parque Gezi es "un teatro al aire libre y no se habla de quién está detrás del telón".

"Los botones se aprietan desde el extranjero", afirmó Erdogan, que aseguró que hay intereses políticos y conspiraciones económicas tras las manifestaciones.

El primer ministro turco ha convocado a sus partidarios y a "todos los patriotas" a acudir a las concentraciones que se celebrarán el sábado en Ankara y el domingo en Estambul.

Mientras tanto, el ambiente en el parque era hoy eminentemente festivo, pero también muy politizado, pues a los bailes y cantos, se unían los discursos y las consignas revolucionarias y antifascistas.

Y también un momento de duelo: un minuto de silencio por las cuatro víctimas mortales, tres manifestantes y un agente, que han dejado las protestas.

Con la plaza Taksim aún permanentemente rodeada por un fuerte despliegue policial, la tensión ha disminuido un poco respecto a las duras escenas del pasado martes, cuando la policía irrumpió en la zona con abundante material antidisturbios, en el que no faltaban los gases lacrimógenos que se lanzaron en abundancia.

Aparte de los autobuses policiales, los agentes con escudos y fusiles lanzadores de botes de humo y las tanquetas con cañones de agua, la incrementada presencia de vendedores de gafas, mascarillas y cascos (el equipo básico para protegerse de los gases lacrimógenos) era indicio de que la crisis dista mucho de estar superada.

Donde sí se respiró hoy optimismo fue en los mercados: la Bolsa de Estambul reaccionó a la ausencia de disturbios y al principio de acuerdo con una subida del 4,6 por ciento, con el índice BIST-100 escalando por encima de los 80 puntos por primera vez en diez días.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual