Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ARGELIA

El Ejército de Argelia pone fin al secuestro de la planta de gas

Fotografía fechada el 16 de enero de 2013 facilitada por la compañía Statoil de la planta de tratamiento de gas en In Amenas

Fin al secuestro en una planta de gas de Argelia

Fotografía fechada el 16 de enero de 2013 facilitada por la compañía Statoil de la planta de tratamiento de gas en In Amenas

EFE
0
Actualizada 17/01/2013 a las 23:45
  • EFE. Argel/Nuakchott
Las autoridades argelinas confirmaron que colncluyó la operación de rescate realizada por el ejército para liberar a los cientos de trabajadores que este miércoles fueron capturados por una banda salafista que se apoderó de una planta de gas en el sur de Argelia

Las fuentes, citadas por la agencia oficial argelina, APS, no ofrecieron más detalles sobre la operación, llevada a cabo por unidades de operaciones especiales del Ejército argelino, ni en particular sobre posibles cifras de víctimas.

En la operación fueron rescatados 600 argelinos y cuatro extranjeros, según las fuentes.

El ataque a la planta (explotada por la empresa estatal argelina Sonatrach, la británica BP y la noruega Statoil) y el secuestro fueron reivindicados por un grupo denominado "Los que firman con sangre", de la denominada "Brigada de los enmascarados", dirigida por el argelino Mojtar Belmojtar, quien en su momento se desvinculó del grupo terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

El grupo de Belmojtar dijo que la acción es la respuesta al apoyo argelino a las tropas francesas que desde el pasado viernes combaten junto al Ejército maliense contra los grupos yihadistas que controlan las provincias septentrionales de Mali.

Horas antes, un portavoz yihadista había declarado a la agencia mauritana ANI que 35 secuestrados y 15 captores murieron en un bombardeo del Ejército argelino contra la planta gasística cuando los secuestradores trataban de trasladar a un lugar más seguro a parte de los rehenes.

Sin embargo, el Gobierno de Argel no hizo comentarios sobre estos datos y no informó en ningún momento sobre eventuales víctimas, más allá del ciudadano argelino y el británico que murieron durante el asalto a la planta de transformación de gas, en el que otras seis personas resultaron heridas.

El pasado diciembre, tanto Belmojtar como el máximo líder de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), Abdelmalek Drukdal, alias Abu Musab Abuludud, amenazaron con lanzar ataques contra los países que participaran en una eventual intervención militar contra los grupos salafistas establecidos en el norte de Mali.

Estas amenazas parecen haberse cumplido y países como Francia y España ya solicitaron a sus ciudadanos "extremar la vigilancia y la prudencia" por "los posibles efectos sobre la seguridad" que se puedan derivar de la intervención en Mali.

La agencia APS también informó de que 30 rehenes argelinos lograron escapar y fueron recogidos por helicópteros que sobrevolaban la zona.

Según "fuentes sobre el terreno" que la agencia estatal argelina no identificó, "la mitad" de los rehenes extranjeros han sido liberados.

Tras el ataque, los asaltantes dijeron a través de la agencia privada mauritana ANI, su principal vía de comunicación, que mantenía cautivos y con vida a siete ciudadanos occidentales, tres belgas, dos estadounidenses, un japonés y un británico.

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, dijo a la BBC que el Reino Unido debe prepararse para recibir "malas noticias" a causa de la situación de los rehenes en Argelia, que calificó de "extremadamente difícil".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual