Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Merkel, Sarkozy y el "Titanic" europeo

  • Los países en peligro, como España, necesitan, además de ahorrar, un margen financiero para recuperarse

0
Actualizada 05/12/2011 a las 01:03
  • MIGUEL SALVATIERRA . COLPISA. MADRID

NICOLAS Sarkozy y Angela Merkel ya enseñaron sus cartas ante la próxima y decisiva cumbre europea. El mandatario francés lo hizo con un gran aparato retórico y escénico en su ciudad fetiche de Toulon, mientras que la dirigente alemana volvió a leer su catecismo de disciplina económica ante el Bundestag. Ambos se reúnen hoy para cerrar el acuerdo que presentarán en el Consejo Europeo del próximo día 9.

Todos reconocen la gravedad del momento, incluido el vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, que considera que "no hay otra alternativa". El tiempo está a punto de agotarse y una reedición de los fracasos de las cumbres europeas anteriores -del 21 de julio y del 23 y 26 de octubre- puede suponer el principio del fin de la Europa del euro.

Los compartimentos estancos del Titaniceuropeo que mantenían el buque a flote tras la brecha abierta por el impacto de la crisis financiera de 2008 se van inundando.

Irlanda, Grecia y Portugal ya cedieron; España e Italia se encuentran con el agua al cuello; y Bélgica, Francia o Austria ven la amenaza en los tobillos. Incluso la propia Alemania siente el peligro tras no poder colocar completamente una emisión de bonos.

Golpe de timón

El lastre de la deuda es cada vez más pesado y, si se hunde el euro, habrá consecuencias dramáticas para todos. Se necesita un golpe de timón inmediato que frene la voracidad de los mercados.

Merkel va a insistir en su conocida tesis de rigor y austeridad, que se traduce en establecer normas fiscales comunes y sanciones para aquellos miembros que violen los objetivos presupuestarios de la zona. Es indudable que urge una mayor coordinación fiscal y equilibrar los presupuestos en la UE, pero esa adecuada medicina requiere una nueva legislación y quizá una reforma de los Tratados que pueden llegar cuando el enfermo esté ya muerto. Los países en peligro, como es el caso de España, necesitan, además de ahorrar, un margen financiero para recuperarse.

Alemania se fue resistiendo a los parches: la ayuda a Grecia con un fondo de rescate, su ampliación posterior y la recapitalización de los bancos. Así se fue achicando agua, pero sin reflotar una nave que se sigue hundiéndose.

Merkel exige un mayor control de las cuentas de los Estados que se encamina hacia una unión fiscal, a cambio de que el BCE abra algo el grifo. La cuestión es si esta mezcla a la alemana, con Francia de comparsa, frenará el acoso de los mercados. La situación es límite y las medidas deben ser de efecto inmediato.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra