Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
COMIENZO DE AÑO

La cuesta de enero se empina

  • La subida de los impuestos se comerá buena parte de las moderadas mejoras salariales pactadas

Imagen de la noticia

El precio del butano se congeló después de haber aumentado más de un 15% en 2011. EFE

0
Actualizada 02/01/2012 a las 01:00
  • MARÍA JOSÉ ALEGRE . COLPISA. MADRID

NADA que ver con otros años. Arranca 2012 con menos subidas de precios que otros años, en parte porque el cambio de Gobierno retrasó algunas alzas, como la del recibo de la luz, y en parte porque la mala situación de algunas administraciones autonómicas y locales ya había llevado a adelantar aumentos de tarifas, como las del transporte público en Madrid, por ejemplo. La mala noticia es que buen número de españoles tendrá que hacer frente a los incrementos, ahora y en el futuro próximo, con un poder adquisitivo mermado.

Salvo para las rentas más bajas, el hachazo fiscal que aprobó el Gabinete de Mariano Rajoy -aumentos del IRPF, de los dividendos y de otras retribuciones del ahorro, y de los impuestos que gravan una de cada dos viviendas- se comerá buena parte de las moderadas mejoras salariales pactadas, así como la modesta subida de las pensiones.

Su impacto será aún mayor para quienes vieron congeladas sus retribuciones, como los empleados públicos y los perceptores del salario mínimo. Aunque estos últimos no son numerosos, incluso un colectivo que estrena esta referencia, como el de las empleadas de hogar, se va a ver afectado desde el primer día.

Por añadidura, los precios subieron un 2,4% en diciembre de 2011, según el dato pendiente de confirmación que adelantó el Instituto Nacional de Estadística.

La negociación colectiva desarrollada hasta noviembre muestra un incremento medio de los salarios del 2,5%, lo justo para cubrir el alza anual, pero hay que matizar que el porcentaje sube por el efecto de las revisiones, ya que, en los acuerdos de nueva firma, el aumento promedio se queda en el 1,6%. Y nunca como ahora el grado de cobertura de la negociación colectiva había sido tan bajo.

Nuevas retenciones

Más de cinco millones de pensiones permanecieron congeladas durante 2011 y sólo los perceptores de las prestaciones mínimas van a ver compensada en los próximos días la diferencia del aumento del 1% que disfrutaron el pasado año con la inflación de noviembre -la que se toma como referencia-, que fue del 2,9% anual. Ahora suben todas el 1% y, si la inflación no se modera, cobrarán la actualización correspondiente en enero de 2013.

Pero, antes de esa fecha, las prestaciones más elevadas verán reducido su importe neto al aplicárseles las retenciones del nuevo IRPF a partir de febrero.

En el caso de los empleados públicos, la situación es aún peor, porque vienen de sufrir un recorte medio del 5% en julio de 2010 y una congelación en 2011, situación que ahora se prolonga. Los sindicatos temen que, en la redacción final de los Presupuestos Generales para 2012, incluso se pueda incluir una rebaja adicional.

Con el poder adquisitivo mermado, todas las subidas parecen excesivas. En el ámbito del transporte, está por ver ahora la repercusión que puede tener sobre el precio final de los servicios de viajeros y mercancías el aumento de 2,8 céntimos por litro en el impuesto sobre hidrocarburos que pagan los transportistas por sus consumos profesionales. Calculan los afectados que ese incremento equivale a un aumento de la fiscalidad del 9,27%.

El consejo de administración de Renfe no dio a conocer las tarifas de trenes y cercanías para este nuevo año. En cuanto a las tasas de navegación aérea, falta por confirmar la rebaja del 7,5% que anunció el Gobierno de Zapatero y, en su caso, el efecto que pueda tener en el precio final de venta al público de los pasajes.

La luz, congelada

Correos subió un 2,86% el precio del franqueo más común. El sello para el envío nacional de cartas y tarjetas postales normalizadas y de hasta 20 gramos de peso cuesta ahora 0,36 céntimos, un céntimo más. La actualización de todos los productos incluidos en el servicio postal universal es del 2,97%.

Por su parte, la luz no se encareció este 1 de enero -tras haberse disparado casi un 11% el pasado año-, pero lo hará con toda seguridad en trimestres sucesivos. Afirma el Ministerio de Industria que, en la decisión de congelar el precio, tomó en cuenta las sentencias del Tribunal Supremo, que le exigen aplicar unas tarifas que permitan rebajar el escandaloso déficit contraído con las empresas generadoras, que ronda los 22.000 millones de euros.

El precio final se estancó esta vez gracias a un factor de temporada: en invierno, el precio de la electricidad baja en la subasta del mercado mayorista donde las comercializadoras compran sus suministros, lo que compensa el aumento de la parte regulada que permite, entre otras cosas, pagar la deuda acumulada con el sector.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra