Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

La banca española se ve discriminada con las nuevas exigencias de capital

  • Las entidades españolas dudan de que la medida vaya a servir para reactivar el crédito a familias y empresas

1
Actualizada 28/10/2011 a las 00:04
  • JULIO DÍAZ DE ALDA . COLPISA. BRUSELAS

España paga cara la maniobra orquestada por Europa para frenar la crisis de deuda soberana y evitar el contagio del cáncer griego a otras economías. Los bancos, en concreto los cinco mayores y que conforman la red capilar por la que circula buena parte del dinero en el país, se ven obligados ahora a ganar capital de primera calidad por valor de 26.126 millones de euros, un cuarto de las necesidades detectadas en toda Europa.

Sólo las entidades griegas necesitan más recursos (30.000 millones). Por contra, a la banca francesa se le piden 9.000 millones y a la alemana 5.200 a pesar de ser los países más expuestos a la deuda griega.

El grifo de los créditos

Un multa excesiva e injustificada, así la entiende el sector español, que ha de depreciar una parte importante del corazón de sus balances; lo que siempre se entendió como intocable: el mercado primario de deuda soberana. Y, además, con muy distinto resultado, pues la fórmula elegida ha hecho, gracias a las incomprensibles paradojas comunitarias, que algunos bancos con enormes cantidades de papel comunitario como los alemanes hayan visto apreciadas sus carteras de deuda pública.

En la práctica, la receta es como una devaluación pero sin la ventaja de ganar competitividad. La imagen ofrecida por la gran banca española frente a otros competidores sale irremediablemente tocada, una vez más.

El objetivo, devolver la confianza y reabrir el mercado mayorista -los préstamos entre bancos-, no es fácil. Y nada garantiza con que esta, que en definitiva es la enésima carta que Bruselas saca de la manga, se frene la sangría. Los bancos damnificados por la solución europea aseguran que encontrarán el dinero que se les exige sin recurrir a los fondos públicos.

Será a costa de empequeñecerse un poco. Pero la consecuencia que muchos auguran es que el acceso al crédito minorista, el otorgado a particulares y empresas, será aún mucho más complicado que hoy día. O sea, que hipotecas y líneas de financiación serán casi imposibles.

Injusto. Esa es la palabra más repetida en los despachos en las alturas de los cinco bancos afectados: Santander, BBVA, Bankia, Caixabank y Popular. Injusto y un poco chapucero, pues las comunicaciones de la Autoridad Bancaria Europea (ABE) no han sido todo lo claras que debieran haber sido. Tampoco sus criterios, que claramente han perjudicado a España.

El peligro es si los criterios ahora considerados valdrán para siempre, o si la ABE volverá a cambiar las reglas del juego. La llamada "puesta a valor de mercado" de la deuda soberana, que siempre se entendió como "sagrada", ha despistado a todos. Máxime cuando algunos se han apuntado incluso plusvalías, pues se han tomado las carteras de junio pero a precios a septiembre, justo el lapso en el que el Tesoro español más sufrió a costa del alemán.

Eso por no hablar de la negativa a aceptar las provisiones genéricas o el juego del despiste con los bonos convertibles, que en principio no valen pero inexplicablemente sí se pueden llegar a contabilizar. La ABE también ha dado un pellizco a España al devaluar desde el punto de vista contable los créditos otorgados a las administraciones.

El café para todos

"Es chocante y, en primera instancia, repugna el sentido común", llegó a señalar el consejero delegado de Santander -el que más capital ha de reunir, 14.970 millones-, Alfredo Sáenz.

Otro ejemplo del despropósito: los bancos españoles habrán de compensar con más capital sus intangibles cuando tienen, por ejemplo, desarrollos informáticos mejores que otros europeos, que prefieren subcontratar esos servicios. La sensación que queda en el negocio español es que hay entidades o países con sus propios activos tóxicos que se han salvado de la quema. Ha sido una suerte de "café para todos" sin demasiada reflexión.

Sin necesidad de ayudas públicas

La banca española insistió aeyr en que no necesitará al Estado para reforzar su capital de máxima calidad, para el que calculan que les bastará con conseguir 16.415 millones, un 37 % menos de lo previsto por la Autoridad Bancaria Europea. Esta rebaja se explica únicamente porque el Santander ha rebajado sus necesidades de capital, de 14.971 millones a 5.224 millones, al incluir sus emisiones de bonos convertibles en acciones, que finalmente computan como capital de máxima calidad. Además, el Banco Santander y el BBVA prometen a sus accionistas que mantendrán su política de dividendo y no ampliarán capital, ya que dan por descontado que podrán reforzar sus fondos propios por sí solos, ayudados por la propia generación de resultados y la venta o mejor gestión de activos de riesgo. El resto de bancos claves para España (Bankia, La Caixa y Banco Popular) también asegura que logrará cubrir sus déficit de capital sin ayudas públicas, tal y como preveían el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el Banco de España. Estas cinco entidades tienen nueve meses para hacer los deberes.



  • asun
    (29/10/11 00:04)
    #1

    El problema de este siglo es que el dios es el puñetero dinero. Ya puede pasar lo que sea. Asesinatos, violaciones, hambruna, nadie se mueve hasta que, se le toca el bolsillo. Sólo entonces las masas se movilizan y dan su opinion. Todos quieren "tener", renunciando a "vivir". Hipotecando juventud, familia, hijos, amigos, ratos. Por tener: el piso, el coche, las vacaciones en la costa, el regalo de sanvalentin, la madre, el padre, navidades. Haya cada cual. No es tan complicado si lo que realmente se quiere es vivir, y, vivir bien. No hace falta tanto.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra