Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

El euro, ¿al borde del abismo?

  • El único efecto positivo de las medidas de choque ha sido la caída de la prima de riesgo

Imagen de la noticia

El euro, ¿al borde del abismo?

Pantallas de cotizaciones en una oficina de la firma de inversión Aurel BGC, en París. AFP

0
Actualizada 21/08/2011 a las 01:05
  • TEXTO: NI LOS PLANES DE AJUSTE DE ITALIA, ESPAÑA Y PORTUGAL; NI LA INTERVENCIÓN DEL BCE, NI LAS REUNIONES ENTRE SARKOZY Y MERKEL. EN ESTE CONTEXTO, ALGUNOS EXPERTOS EMPIEZAN A DUDAR DEL FUTURO DEL EURO. FERNANDO MAÑUECO . COLPISA. MADRID

LA crispación continúa lacerando día tras día a los mercados financieros. No hay tregua. Sufren enormemente las bolsas, persiste la inestabilidad y la volatilidad en los mercados de divisas y de petróleo, mientras el oro, el mejor termómetro del miedo, no deja de marcar nuevos récords históricos. Por algo será. No hay muchas buenas referencias que cotizar. Pero alguna queda.

Por ejemplo, que la prima de riesgo de los países periféricos europeos se ha reducido con cierta rapidez -aunque sigue en niveles preocupantemente elevados-. Algo es algo. Además, tanto Portugal como España han conseguido salvar con cierta soltura sus últimas subastas de letras a corto plazo. Incluso con rentabilidades inferiores a las colocaciones anteriores.

La prima de riesgo de España, el diferencial existente entre las obligaciones españolas a diez años y los bonos alemanes equivalentes, ha pasado en pocas semanas de niveles superiores a los 400 puntos básicos, hasta situarse por debajo de los 300. Es un buen síntoma.

Se agota la munición

Pero no es suficiente. Demasiado frágil. En las últimas horas varios reputados expertos han salido a la palestra para advertir sobre el riesgo que corre tanto el euro como la propia Unión Europea. El peligro existe, es real y cercano. Sigue ahí, agazapado, amenazando el futuro del Viejo Continente y poniendo en jaque la recuperación económica mundial. Las grandes firmas norteamericanas, como Morgan Stanley y JP Morgan, han sido las primeras en advertir del peligro de caer en la recesión.

Los analistas contemplan con gran desazón cómo se agota la munición sin que se consigan resultados duraderos. Con cada disparo errado se reduce el número de balas en la recámara... y los problemas de fondo siguen vivitos y coleando.

Los mercados no se han tranquilizado ni con las intervenciones de Grecia, Irlanda y Portugal, ni con las nuevas medidas de recorte del gasto que han anunciado Gran Bretaña, España, Italia y Portugal, ni con la "cumbre" europea que se celebró a mediados de julio, ni con las reuniones entre Alemania y Francia, ni con la prohibición de las operaciones cortas en bolsa para los valores del sector financiero, ni, dentro de casa, con el adelanto de las elecciones. Tampoco han tenido efectos balsámicos duraderos las compras de deuda europea que han realizado el Banco Central Europeo (BCE), junto con China y algunos emiratos árabes.

El mensaje de Delors

Europa va a deriva. El miedo y el nerviosismo lo inundan todo. Una de las voces que se han alzado con fuerza es la de Jacques Delors. El peso de sus advertencias no puede caer en saco roto, porque Delors fue el primer presidente que tuvo la Comisión Europea y fue, de hecho, uno de los máximos impulsores de la moneda común. Casi, casi, el padre de la criatura.

Delors considera que las medidas que se están tomando son demasiado tibias en relación con la enorme gravedad del problema. De hecho, asegura que los políticos no son conscientes de lo cerca del abismo que se encuentra Europa. Por eso las propuestas y las soluciones que manejan los dos grandes países del corazón económico y político de Europa, Alemania y Francia, resultan vagas e insuficientes para tranquilizar a los mercados.

Así se ha expresado Delors en una entrevista que ha publicado recientemente el diario suizo Le Temps. La solución pasa, para Delors, en reforzar seriamente la cooperación económica entre los Estados miembros o por otorgar mayores poderes a la Unión.

El presidente del BM

También el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, cree que las grandes economías se enfrentan a una nueva zona de peligro, mayor que la de 2008, debido a la fragilidad general de los mercados y a la pérdida de liderazgo en zonas clave, como Estados Unidos y Europa. Zoellick considera que la decisión del BCE de comprar bonos de los países con problemas para financiarse soluciona los problemas de liquidez, pero no resuelve la situación de fondo. No mejora la solvencia de los Estados.

También el multimillonario George Soros ha salido a la palestra para advertir de los peligros que corre Europa. En una entrevista que publica el rotativo francés Le Monde, Soros asegura que debe reforzarse la autoridad fiscal y presupuestaria de la zona euro.

Sin eurobonos

Alemania y Francia abogan por una mejor gobernanza económica de la eurozona con una política económica común que evite que cada país tire para su lado, pero han dejado para más adelante el estudio de uno de los puntos capitales más necesarios: la creación de eurobonos, o bonos comunes a todos los países que permitan una financiación menos crispada a las economías más zarandeadas por la inestabilidad de los mercados.

Es importante que los estados puedan financiarse a tipos razonables para evitar situaciones todavía peores. Soros cree que el hundimiento del euro provocaría una crisis bancaria y económica de tales proporciones que, simplemente, no sería posible mantenerla bajo control.

Por su parte, el ministro alemán de finanzas, Wolfgang Schauble, ha calificado de grave la situación de Grecia en particular, y de Europa en general. No hay que engañarse, la situación es angustiosa. Europa se encuentra al borde del abismo. Pero hay salida si Alemania y Francia toman la batuta con firmeza y señalan con valentía el camino (el duro camino) para salvar al euro y a la eurozona.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual