Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CRISIS ECONÓMICA MUNDIAL

El G7 admite que no hay una única solución para la ralentización de la economía

  • En cuanto a la solidez de las entidades, se dijo que los bancos centrales ofrecerán tanta liquidez como sea necesaria

0
Actualizada 11/09/2011 a las 02:01
  • EFE. PARÍS

Los ministros de Finanzas del G7 sólo llegaron el viernes por la noche a un acuerdo de mínimos sobre cómo afrontar la ralentización de a economía global, lo que se tradujo en admitir que no hay una solución única y que cada país tendrá que combinar medidas de ajuste y estímulo, según su propia situación.

"No hay una solución única". Así resumió el ministro francés, François Baroin, la receta salida de más de seis horas de reunión en Marsella (sureste de Francia) de los responsables de Finanzas de Alemania, Canadá, EE UU, Francia, Italia, Japón y Reino Unido con los gobernadores de sus bancos centrales y responsables de instituciones financieras internacionales.

Baroin, cuyo país ejerce este año la presidencia del G7, se esforzó en desactivar la idea de una oposición entre los europeos, centrados en el ajuste presupuestario para restablecer la confianza frente a la crisis de deudas soberanas, y los estadounidenses, favorables a recurrir a estímulos a la actividad ante el preocupante debilitamiento de la recuperación económica.

"No es el rigor contra el crecimiento", señaló tras haber leído el texto de compromiso, en el que los miembros del G7 dictaminaron que, "dado el carácter frágil de la recuperación, tenemos la difícil tarea de poner en marcha plenamente nuestros planes de ajuste presupuestario y apoyar la actividad económica, teniendo en cuenta las circunstancias nacionales diferentes".

Aseguraron que unos y otros toman medidas fuertes para preservar la estabilidad financiera, recuperar la confianza y apoyar el crecimiento.

Para ejemplificarlo, aludieron al programa del presidente estadounidense, Barack Obama, para relanzar el empleo; a los acuerdos de los países del euro para el plan de salvamento de Grecia y para observar plenamente los compromisos "en favor de finanzas públicas sostenibles"; e incluso a las medidas presupuestarias de Japón para la reconstrucción tras el tsunami de marzo.

Solidez bancaria

La otra parte del mensaje del G7 estuvo referido a las dudas que suscita la solidez de los bancos europeos, y en particular, de algunas entidades. Los participantes en el encuentro de Marsella hicieron hincapié en que "los bancos centrales están dispuestos a ofrecer tanta liquidez a los bancos como sea necesaria".

El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, señaló que esta entidad utiliza para ello medidas convencionales y no convencionales, y puso encima de la mesa las cifras, que a su juicio cubren las necesidades.

La discordia en este punto había venido de la nueva directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, que había sugerido que no se puede descartar una crisis de liquidez, e insistido en que hay bancos europeos que necesitan fondos propios suplementarios.

Necesidades de capital de la banca

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, desmintió ayer que la cifra de 200.000 millones de euros que se filtró de esa institución no es su estimación de las necesidades en capital de la banca europea, sino que se trataba de "una cifra provisional". "Ha habido un malentendido sobre los 200.000 millones de euros", manifestó Lagarde en una declaración, tras la que no admitió preguntas, al término de la reunión de los ministros de Finanzas del G8 en Marsella, donde el viernes se habían reunido también los miembros del G7. "El FMI no ha hecho un test de estrés" de las entidades financieras, sino que se está discutiendo sobre "metodología", y las filtraciones que hubo correspondían a "un informe provisional que todavía se está discutiendo" y que debería publicarse este mes, explicó. Lagarde añadió que, cuando se presente ese estudio, se precisará la metodología y lo que se está analizando "exactamente". Sobre la reunión del viernes del G7 en Marsella, puso el acento en la agenda "extremadamente densa" y en la "determinación colectiva" para actuar ante la crisis.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual