Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
gastos imprevistos

Esos 'flecos' que traen de cabeza

  • La rentabilidad de un negocio que echa a andar puede irse al traste por culpa de gastos que no habíamos tenido en cuenta

La actividad empresarial está llena de gastos. Algunos saltan a la vista. Otros permanecen 'ocultos'

a

La actividad empresarial está llena de gastos. Algunos saltan a la vista. Otros permanecen 'ocultos'

R.C.
0
Actualizada 23/03/2014 a las 23:04
  • R.C. Madrid
El inicio de una actividad empresarial está llena de un sinfín de trampas que ponen a prueba la previsión, la prudencia, los conocimientos o, incluso, la capacidad del emprendedor para llevar adelante un negocio. En muchas -demasiadas, a decir verdad- ocasiones una actividad incipiente puede tambalearse por la aparición de costes que permanecían en la sombra, sin ser detectados. Son gastos que se meten, muy alegremente, en el saco de los 'varios', pero que acaban sumando una importante cantidad de dinero.

Las sorpresas pueden llegar en toda clase de gastos: los financieros, de personal, o los legales. En cuanto a los primeros, debemos estar ojo avizor con los bancarios. Porque si bien casi todo el mundo tiene muy en cuenta los costes de las comisiones o los intereses, no hay que olvidar que muchas veces las entidades financieras ofrecen dinero.... a cambio también de contratar determinados productos. Por ejemplo, un seguro de vida, que puede encarecer notablemente nuestro presupuesto. En el caso de los impuestos, se dan demasiados casos en los que el autónomo o pequeño empresario -por raro que parezca- olvida descontar el IVA de su actividad económica. Y así, cuando al cabo del trimestre llega la hora de saldar cuentas....

Los gastos en licencias también pueden deparar sustos. Lo normal es que aquellas actividades que la necesitan suelan reservar una cantidad determinada. Pero hay otras licencias que no se contemplan habitualmente, como son las relativas al 'software' requerido por nuestro sistema informático, por ejemplo. Entre los gastos financieros también se incluyen los relacionados con los seguros. Normalmente, esta partida puede ir de los 500 euros, hasta casi los 2.000 (dependiendo de la actividad). Es frecuente olvidar, por ejemplo, el seguro de instalaciones, o el que cubre los equipos informáticos.

Otro de los flancos que se suelen dejar descubiertos (al menos en parte) es el relacionado con los gastos de personal. Un ejemplo recurrente de mala previsión es el de aquellos emprendedores que en sus planes de empresa anotan los salarios netos de sus empleados. Sin tener en cuenta que luego habrán de pagar la Seguridad social y el IRPF. Incluso contando con ellos, en muchas ocasiones se quedan cortos: ocurre que a la hora de calcular los gastos de Seguridad Social, los emprendedores se fijan en un tipo medio que ronda el 20%, cuando en las primeras etapas ese porcentaje está más cerca del 30%.

BAJAS LABORALES

También resulta recomendable contemplar costes como los necesarios para hacer frente a las bajas laborales de empleados, o los gastos de rotación que caracterizan a sectores como los 'call center'. En estos casos, el empresario puede perder el dinero invertido en la especialización y formación del trabajador. Y siempre es muy importante conocer los convenios colectivos que afectan a los empleados: en ellos se recogen los derechos y obligaciones de los trabajadores que contratas en lo que se refiere a vacaciones, jornada laboral, etc...

Por su parte, los gastos legales abarcan un importante abanico de contingencias. Por ejemplo, los de notaría, muy recurrentes en la vida de una empresa: a la hora de otorgar poderes, legitimar firmas, elevar a pública una escritura, etc... Son trámites que suelen suponer, aproximadamente, 30 euros (cada uno de ellos). O gastos de prevención laboral, que en muchos casos requieren la contratación de una empresa externa. En cuanto a los costes propios de la actividad, se suelen subestimar los relacionados con la contratación de asesorías o gestorías.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual