Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
espacios empresariales

Centros de negocio, un buen punto de partida

Cada vez más autónomos optan por alojar su actividad en estos espacios empresariales. El ahorro en gastos fijos puede alcanzar el 76%

Centros de negocio, un buen punto de partida

Centros de negocio, un buen punto de partida

Imagen exterior de un centro de negocios en Madrid. /R. C.

0
Actualizada 10/03/2014 a las 20:00
  • Jorge Murcia|Madrid

En tiempos, como los de ahora, de grandes apuros económicos para cientos de miles de pequeñas empresas y autónomos, cualquier ahorro de costes es bienvenido. Muchos de esos gastos provienen de la localización física del negocio: tanto en la inversión inicial como en los costes fijos del día a día. Con el objetivo de minimizar el impacto de estos gastos en la economía de los pequeños empresarios, hace aproximadamente 30 años nacieron los business centers, o centros de negocio. Se trata de lugares especializados en dar servicios de alojamiento a empresas y profesionales, ya sea en una modalidad de alojamiento físico o virtual. Estos espacios combinan y agrupan recursos materiales y humanos para ofrecer una amplia variedad de servicios: despachos y áreas de trabajo equipados y al instante configurados a medida; salas de reuniones y aulas de formación; domicilio para empresas y profesionales; gestión y contestación telefónica personalizada; secretariado y asistencia administrativa multilingüe; mantenimiento, limpieza, electricidad, seguros?.

Según el primer estudio de mercado sobre centros de negocio, elaborado por la consultora Valfin, los gastos de inversión inicial pueden llegar a ser en este tipo de espacios un 84% inferiores a los requeridos para instalarse en una oficina tradicional. En cuanto a los gastos fijos (alquiler mensual, telecomunicaciones, limpieza, mantenimiento, consumos, etc?.) el ahorro se estima en un 76%. «El tipo de negocio que más uso hace de estos centros son las pymes y los autónomos. Hay un sector de la economía, el de los emprendedores, que inicia su actividad con pequeñas empresas que encuentran aquí un nicho de posicionamiento y entrada en el mercado», asegura Eduardo Salsamendi, presidente de la Asociación Española de Centros de Negocio (ACN).

Potencial de crecimiento

Pese a tratarse de un negocio «anticíclico», el número de centros ha crecido en los últimos años debido a que la crisis «genera una estrategia de reducción de costes», añade Salsamendi. De todos modos, la de los centros de negocio es una fórmula con aún mucho potencial de crecimiento en España. «No tiene nada que ver con otros países, como Inglaterra: solo en la City londinense hay más que en toda España», explica Jaime Álvarez, socio director de Valfin. En opinión de Salsamendi, el principal elemento diferenciador de estos centros «es que se entiende el espacio como servicio. No se trata de un alquiler de despachos, sino la utilización de un despacho que está mantenido». Las múltiples opciones de utilización y, por consiguiente, de tarifas, son otro de los puntos que juegan a favor de los centros de negocio. Por ejemplo, se puede alquilar un despacho a media jornada. O incluso durante sólo una hora. «Una fórmula muy eficiente para nuevos emprendedores es combinar la domiciliación del negocio con el uso parcial de las instalaciones. Todo esto supone un coste mucho menor que el que por ejemplo representan los viveros de empresas, donde tienes un gasto fijo mensual por alquiler, y con un coste sólo un poco por debajo del de mercado», apunta Álvarez.

«Los business centers son una opción para las compañías con dificultades de financiación para acceder a la compra de una oficina tradicional. También para las que, debido a la actual coyuntura económica, deben recortar gastos y minimizar estructuras», reza el informe. Salsamendi matiza que estos espacios no son comparables al coworking, otra forma de trabajo que permite a emprendedores, y pymes de diferentes sectores, compartir un mismo lugar de trabajo para desarrollar sus proyectos profesionales de manera independiente. «El coworking más que un espacio, conlleva una filosofía de compartir proyectos. La mayoría de estos espacios no están profesionalizados, no se dedican específicamente a alojar negocios», explica




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual