Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CONSUMO

Los alimentos se encarecieron un 1,8% en la cesta de la compra de 2015

  • La inflación se situó en diciembre en el 0%, aunque productos como el aceite o las patatas se dispararon un 23,6% y un 14,9%, respectivamente

0
16/01/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
El precio de la cesta de la compra se mantuvo estable en 2015 al cerrar la inflación en diciembre en el 0%. Sin embargo, esto no significa que todos los productos que componen el Indice de Precios al Consumo (IPC) se hayan comportado igual. De hecho, mientras que los carburantes se abarataron menos que el año anterior -lo que ha permitido que la inflación aumentara tres décimas respecto a noviembre y abandonara tras cuatro meses la tasa negativa- los alimentos y bebidas no alcohólicas incrementaron su precio el pasado ejercicio un 1,8%, según los datos del INE publicados este viernes. Una cifra muy significativa porque supone más del doble de lo que se revalorizaron de media los salarios por convenio (0,7%) el pasado ejercicio y muy superior a la subida mínima del 0,25% de las pensiones.

El producto que más variación de precios sufrió el año pasado fue el aceite, que se disparó un 23,6%. También las patatas se encarecieron un 14,9% o las frutas frescas un 5,2%. El pescado fresco y congelado, otro elemento fundamental en cualquier dieta saludable, se encareció un 3,5% y las legumbres y hortalizas un 2%. Sin embargo, otros productos básicos descendieron su coste. Fue el caso de la leche (-4,4%), la carne de porcino (-2,1%) los huevos (-0,4%) y en menor medida el pan (-0,1%). También se incrementaron los precios del tabaco y las bebidas alcohólicas (1,3%).

Por contra el mayor descenso durante 2015 se produjo en los carburantes (-10,6%), seguido de los productos energéticos (-7,5%) como consecuencia del abaratamiento de los precios del petróleo. También dio un respiro el subgrupo de vivienda (-2,3%), donde se incluye el descenso de la calefacción con gasóleo (-4,5%).

Los datos del INE también reflejaron que la tasa de variación anual del IPC armonizado -homogéneo en toda la UE- se situó en diciembre en el -0,1%, tres décimas por encima de la registrada el mes anterior. Además, la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) disminuyó una décima, hasta el 0,9%, pero se sitúa casi un punto por encima de la del IPC general. Precisamente, este dato es el esgrimido por el Gobierno para relativizar las tasas negativas que se han registrado durante casi todo el año. De hecho, sólo junio y julio han tenido un índice positivo (del 0,1% en ambos casos).

En cualquier caso, el Ministerio de Economía ha negado durante todo el año la posibilidad de que hubiese una deflación y ha achacado la caída de precios al abaratamiento del petróleo y no a un descenso generalizado en el resto de productos que conforman la cesta de la compra. De hecho, la tasa de IPC en diciembre se situó en el nivel estimado por el Gobierno. Eso sí, esta remontada final no impide que la inflación media del año sea negativa (-0,5%) e incluso empeore el dato de 2014 )-0,2%). En cualquier caso, la previsión del Ejecutivo es que la inflación aumente en los próximos meses y se mantenga en tasas positivas durante 2016. El Banco de España estima que los precios acabarán este año en el 1,5%.

VUELTA A TASAS NEGATIVAS

Sin embargo, ya hay voces que alertan de una vuelta a los índices negativos debido al hundimiento del crudo. En ese sentido, la CEOE se refirió este viernes a la posibilidad de que los precios se sitúen en tasas "ligeramente negativas" durante el primer semestre de 2016. También desde Funcas estimaron que la inflación regrese al terreno negativo en enero, aunque augura que terminará el año en el 0,7%.

En cualquier caso es evidente que volverá a ser un año de baja inflación. Hasta ahora, el Ejecutivo ha reiterado que esta circunstancia ha sido beneficiosa para los trabajadores y pensionistas al ganar poder adquisitivo. Además, desde Economía siempre han resaltado que un inflación baja favorece a las empresas españolas y les permite ganar competitividad e impulsar las exportaciones. Una opinión que no convence a los sindicatos, quienes ven en la evolución del IPC signos de que la recuperación es todavía débil. En este sentido, piden elevar más los salarios de los trabajadores para impulsar el consumo. De hecho, desde las centrales recuerdan que mientras la economía crecerá este año por encima del 3% los salarios regulados por convenio apenas lo hicieron un 0,7% el año pasado a pesar de que el acuerdo con la patronal preveía una subida de hasta el 1%. Además, recuerdan que en 2016 el incremento pactado es hasta el 1,5%.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual