Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ECONOMÍA

España despedirá 2015 con el precio más alto de la electricidad de toda la crisis

  • El coste de la energía, que influye en un tercio del recibo, alcanza los 50 euros/Mwh, un 20% más que en 2014, por la débil aportación de renovables

3
12/11/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
A falta de un mes y medio para que finalice el año, los consumidores pueden asumir que cuando finalice 2015 habrán pagado más euros por cada kilovatio gastado en sus hogares en comparación con el año pasado. El próximo 31 de diciembre se cerciorarán de que han sufragado la energía más cara en los seis últimos años, los de la crisis económica, teniendo en cuenta sólo este epígrafe de la factura y no el importe total. El precio medio anual eléctrico se sitúa en el entorno de los 49,99 euros por megavatio/hora (Mwh), la referencia más elevada desde 2009.

Los responsables de Endesa, una de las principales compañías del sector, ya advirtieron este miércoles durante la conferencia ante analistas en la que analizaron los resultados de la compañía, que esperan que el coste de la electricidad suba un 30% con respecto al año pasado. De hecho, la mejora de la demanda y el encarecimiento del precio de la luz han impulsado las ganancias de la firma.

Aunque el ministro de Industria, José Manuel Soria, confiaba a principios de año en "una evolución favorable de los precios" para 2015, finalmente la realidad ha sido muy diferente. Con el coste de la electricidad rozando los 50 euros por Mwh, el alza sería del 19% con respecto a los 41,9 euros registrados, de media, el año pasado. No existe ninguna referencia superior desde que comenzó la crisis.

Sólo el precio de 2011, a 49,91 euros, se asimila al de este ejercicio. Incluso parece complicado que este año finalice por debajo de esa referencia porque los futuros -el mercado en el que los inversores adquieren la energía a un precio determinado a medio o largo plazo- anticipa que diciembre cerrará a 46,3 euros el Mwh. De ser así, la media del año superaría los 50 euros.

Si se confirma esta tendencia, la parte del recibo por la que se paga este consumo de luz realizado -un tercio del total, aproximadamente-, se habrá elevado un 6,2% a lo largo de los últimos meses con respecto a las facturas del año pasado. El resto -hasta un 65%, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia- se debe a los costes fijos -distribución de la energía, primas a renovables, amortización del déficit eléctrico, pagos por capacidad, insularidad del sistema, e impuestos- que determina el Gobierno periódicamente. El periodo en el que el coste de la electricidad se mantuvo más bajo fue tanto el año pasado como en los ejercicios de 2009 y 2010, dos periodos en los que el precio medio no superó en ninguno de los dos casoso los 37 euros. Estas variaciones se explican por la fórmula utilizada para definirlo resultan complejas para el consumidor doméstico.

Dos son las variables que más condicionan el precio final: la demanda de electricidad del país -tanto de los hogares como de las industrias- y la fuente de energía que aporta electricidad al sistema en cada momento. En teoría, cuando el consumo de energía aumenta, como por ejemplo en épocas de temporal invernal y de olas de calor, o de alta actividad económica, el coste sube. Y viceversa. Si hay una menor petición de electricidad, por la estabilidad meteorológica o por la débil demanda del país, caería.

Sin embargo, aunque en los seis últimos años la demanda nacional se ha reducido más de un 7%, regresando a niveles de 2005, el precio de la luz no ha parado de subir. Es necesario acudir a la otra variable que influye en los costes energéticos en España: el tipo de centrales que aportan energía en cada momento del día. Cuantas más fuentes renovables intervienen en el sistema, más bajos son los precios.

Diariamente, el coste final se configura con las aportaciones de todo tipo de energías -nuclear, hidroeléctrica, eólica, ciclos combinados, etc.-, siempre partiendo de las que ofrezcan los megavatios a un coste más económico. Pendientes del tiempo A medida que se agota la producción que pueden ofrecer las centrales más económicas, se acude a las más caras, que suelen ser las que utilizan materiales como el carbón, el gas y el petróleo. Por eso, el precio más bajo de la crisis se registró en 2014, cuando las energías 'verdes' aportaron al sistema un 42,8% de la demanda, un récord histórico.

Y, por el contrario, los costes aumentaron en 2011 y 2012, cuando estas fuentes ofrecieron apenas un 31,9% y un 32,5% de las necesidad energéticas del país, respectivamente. También será así este año, en el que su generación supone un 38,3% del total. El problema que plantean las energías limpias es que no pueden producir energía siempre que el consumo de los españoles lo precise. Dependen de las condiciones meterológicas de cada momento: que haya viento suficiente, en el caso de las eólicas; o que llueva bastante, para que los pantanos funcionen.

Sin embargo, centrales como las nucleares o las de ciclo combinado pueden aportar la energía necesaria en cada momento sin depender de factores externos. Son las instalaciones que aportan estabilidad y suministro suficiente al sistema en épocas de puntas de consumo que con las renovables sería imposible cubrir por las condiciones del tiempo.

De cara al próximo año, los futuros del mercado ibérico -el que comparten España y Portugal- anticipan que el coste medio de la luz se situaría en los 46,8 euros por Mwh, lo que implicaría una reducción del 6,4% con respecto a los registros de 2015. Sin embargo, para las próximas jornadas, se prevén precios muy elevados, por encima de los 55 euros, como consecuencia de la estabilidad meteorológica que vive el país en esta especie de verano que tanto afecta al precio de la luz.


  • vendidos al gran capital
    (13/11/15 12:25)
    #3

    El Ministro Soria no se ha ocupado más que de garantizar ingentes beneficios a las compañías eléctricas. La ciudadanía se la trae al pairo. Luego nos pedirán el voto.

    Responder

  • ciudadano
    (12/11/15 13:24)
    #2

    las electricas nos ROBAN  con el benepalcito del gobierno STOP  al robo!!!!!!

    Responder

  • INDIGNADO
    (12/11/15 09:35)
    #1

    Pues si creemos lo que se dice en este articulo es como para estar muy cabreado; 1º Porque la falacia de que las energías renovables no encarecen sino que abaratan el precio de la luz, al revés de lo que nos quieren hacer creer. 2º Porque la mayor parte del coste son gastos fijos; con lo cual da igual lo que consumas, es como un impuesto pegado a un consumo 3º Porque esto se produce precisamente en un contexto de crisis y de bajada de demanda, luego que me hablen a mí del libre mercado en lo que se refiere a las electricas...

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual