Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PREVISIONES ECONÓMICAS

El BBVA se une a las voces que alertan de una ralentización de la economía

  • Estima que el PIB moderará su crecimiento en el cuarto trimestre y que en 2016 acabará en el 2,7%, frente al 3% que prevé el Gobierno

0
Actualizada 11/11/2015 a las 09:43
Etiquetas
  • COLPISA, D. Valera. Madrid
Desaceleración. Esa es la palabra que aparece cada vez con más frecuencia en los informes sobre previsiones de la economía española para el próximo ejercicio. De hecho, la mayoría de los estudios de organismos internacionales o nacionales recogen que el PIB crece y que lo seguirá haciendo, pero también que perderá vigor. El último en explicarlo este martes fue el servicio de estudios del BBVA al estimar que la economía se "ralentizará" en la segunda parte del año y que avanzará un 0,7% en el último trimestre de 2015, lo que supone una décima menos que en el anterior y dos menos que en el segundo. En este sentido, el BBVA se suma a lo expresado por la Comisión Europea o el FMI y estima que la economía crecerá este año y el próximo a una velocidad inferior a la proyectada por el Gobierno.

En concreto, el informe del BBVA Research estima que el PIB se incrementará este año un 3,2% y el próximo un 2,7%. Esto supone una y tres décimas menos que las previsiones del Gobierno y en la línea con el 2,5% previsto por el FMI y el 2,7% de Bruselas. "Las razones detrás de la ralentización en el segundo semestre de 2015 van desde una demanda global más débil, hasta el aplazamiento de algunas decisiones de consumo e inversión relacionadas con el intenso calendario electoral", recoge el estudio. En cualquier caso, el estudio destaca que la economía española encadena cuatro trimestres de crecimiento mayor que la economía mundial -y el doble que la media comunitaria-. Sin embargo, el propio informe reconoce que esa tendencia positiva está muy relacionada con los factores externos.

Así, señala los reducidos precios del petróleo, la mejora paulatina de la demanda europea y la política monetaria del BCE, que propicia un contexto favorable de tipo de cambio del euro y de tipos de interés, como principales factores. Por su parte, entre el empuje provocado por factores domésticos, el informe destaca la recuperación de la demanda interna, pero estima que su dinamismo en la segunda mitad del año será menor. Algo que también ocurrirá con la inversión pública. En este sentido, el responsable del estudio, Rafael Doménech, insistió en que la aceleración de las economías europeas permitirá que las exportaciones cierren el año con un crecimiento del 5,2% y que se mantenga en la misma línea el próximo año. Sin embargo, el aumento de la demanda final provocará un repunte notable de las importaciones lo que, probablemente, "se saldará con una aportación prácticamente nula de la demanda externa neta al crecimiento".

La desaceleración también afectará al menor dinamismo del mercado laboral. En este sentido, el estudio asegura que la afiliación media a la Seguridad Social suma ocho trimestres de crecimiento, pero que el aumento del número de cotizantes en el tercer trimestre se redujo ocho décimas, hasta el 0,3%. Por todo esto, aunque mantiene las expectativas de creación de 500.000 empleos este año y el próximo, sitúa la tasa de paro en el 22,2% en 2015 y en el 20,5% en 2016. Es decir, retrasa a 2017 -un año más tarde que el Gobierno- que el índice de desempleo baje del 20%. Algo que también hace la Comisión Europea y que convierte a España en el país con mayor tasa de parados de la UE sólo por detrás de Grecia. Incumplimiento del déficit Tampoco coincide con el optimismo del Gobierno en el cumplimiento del déficit y se alinea, una vez más, con las opiniones de la Comisión Europea y el FMI.

De hecho, el BBVA advierte que el principal riesgo que tiene la economía es desviarse de la senda de estabilidad. En concreto, estima que el déficit en 2015 superará en tres décimas el objetivo pactado del 4,2% y que en 2016 se situará en el 3% -dos décimas superior al compromiso-. Aun así son cifras más positivas que las anunciadas por Bruselas, que prevé un desfase de cinco décimas para este ejercicio y de hasta ocho décimas el próximo. De hecho, el único respaldo que tiene el Gobierno en este apartado es el de la OCDE. "Las medidas anunciadas de expansión del gasto incrementan la probabilidad de incumplimiento del objetivo", señala el informe, que pone el foco en los problemas de la Seguridad Social para cumplir con el déficit del 0,6%. El propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha reconocido que no se cumplirá, al igual que ocurrirá con las comunidades autónomas -algunas de ellas hasta triplicarán el límite-. Sin embargo, el Ejecutivo considera que el superávit de los ayuntamientos y el buen comportamiento del Estado compensará esos desfases. Por último, el economista jefe del BBVA, Jorge Sicilia, también advirtió del riesgo que puede suponer para la recuperación la incertidumbre política en Cataluña por el reto independentista. "Cuanto mejor funcionan las instituciones y más certeza hay en un Estado de Derecho con reglas del juego claras, más fácil es tomar decisiones de consumo e inversión en Cataluña", aseguró. También identificó como peligros la ralentización de las economías emergentes, especialmente China.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual