Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Caso Volkswagen

La UE da 10 días a Volkswagen para aclarar la dimensión del engaño del CO2

  • El comisario Arias Cañete exige al fabricante que aclare cuanto antes cuáles son los modelos afectados y no cierra la puerta a imponer multas

Un concesionario de Volkwagen en Australia.

Colapsado el teléfono de Volkswagen para informar a los clientes afectados

Un concesionario de Volkwagen en Australia.

REUTERS
0
11/11/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
El cerco se estrecha sobre el Grupo Volkswagen, aunque por ahora sólo sea de manera formal, tras admitir que mintió en torno a la contaminación de parte de sus vehículos.. El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, ha impuesto un ultimatum al fabricante alemán al exigirle que determine la amplitud del engaño sobre sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) antes de que finalice la próxima semana.

En concreto, la Unión Europea quiere que la firma determine cuáles son los modelos afectados por estas nuevas irregularidades que el consorcio reconoció el pasado 3 de noviembre. Arias Cañete ha emplazado al presidente de Volkswagen, Matthias Müller, a través de una carta, a presentar la documentación solicitada por la Comisión Europea en un plazo máximo de 10 días para poder acelerar el "procedimiento de investigación".

Es la definición que este martes utilizó la portavoz comunitaria Anna-Kaisa Itkonen para determinar el problema al que se enfrenta el fabricante germano. Porque aunque desde la Comisión aún no se quiere hablar de sanciones, su portavoz sí indicó que cuando se actualicen las cifras y se clarifique el alcance del problema, se tomarán las decisiones que correspondan.

No es la primera vez que la UE impondría una multa a un fabricante de coches europeo tras incumplir los requisitos mínimos de contaminación de sus vehículos. El gobierno comunitario publica cada año la lista de resultados de las emisiones de todos los constructores de automóviles y evalúa si son conformes a los objetivos fijados en materia de CO2.

De hecho, en 2013, tanto Autovaz como Ferrari fueron multados con un millón y 20.000 euros, respectivamente, por superar las exigencias medioambientales de la Unión. Si un coche emite un gramo más de CO2 por kilómetro recorrido con respecto a los límites fijados, se le sancionaría con cinco euros; si supera en dos gramos la normativa, con 15 euros; si son tres gramos, 25 euros; y de cuatro gramos para arriba, con 95 euros. La UE aún no tiene capacidad de reacción porque, hasta ahora, Volkswagen solo ha reconocido que habría 800.000 unidades con mayores emisiones contaminantes de lo que indican las fichas técnicas de esos vehículos.

Pero no ha aclarado qué parte se refieren a emisiones de CO2, es decir, vehículos de gasolina; y cuáles de óxido de nitrógeno -modelos diésel. Lo que sí ha aclarado el grupo que serían 50.000 los coches de gasolina afectados vendidos en España. Esta manipulación se une a los 9,5 millones de coches cuyo programa informático fue manipulado para superar las pruebas de laboratorio de los vehículos frente a las emisiones que desprendían en su uso diario.

Itkonen explicó que la misiva de Arias Cañete se envió en el contexto de los controles que el Ejecutivo comunitario realiza anualmente sobre las emisiones de CO2, unos análisis que ya están en marcha. El pasado 6 de noviembre el comisario envió otra carta a los veintiocho países de la UE en la que les instaba a ampliar las investigaciones que efectúan sobre el escándalo de los coches trucados para eludir controles medioambientales. En el escrito se recordaba que es competencia de los Estados miembros realizar inspecciones para certificar que los vehículos cumplen con la legislación nacional y europea, y les instaba a actuar.

A pesar de la nueva advertencia de la Comisión, la tramitación de las normas para evitar casos como el de Volkswagen sigue un ritmo mucho más lento en su aplicación. Los 28 Estados miembro dieron este martes luz verde al primer paquete de normas para poner en marcha los test que midan emisiones de gasos contaminantes en condiciones reales de conducción a partir del próximo mes de enero, además de las pruebas que se venían realizando en circuitos cerrados.

Pero sólo se aplicará como una función de supervisión y sus resultados no tendrán implicaciones en la aprobación de nuevos modelos. Hasta 2019, los coches podrán contaminar el doble de lo permitido hasta ahora. Mientras, la compañía sigue recibiendo las notificaciones judiciales que se le acumulan en muchos mercados en los que opera por el fraude de sus motores. este martes, el juez de la Audiencia Naciona, Ismael Moreno, comunicó oficialmente la imputación al grupo alemán tras la investigación abierta por las denuncias de varias organizaciones.

El vicepresidente de relaciones gubernamentales e institucionales de Seat y Grupo Volkswagen en España, Ramón Paredes, señaló que la compañía se ha puesto "a total disposición de las autoridades, como siempre hemos hecho, colaborando estrechamente con ellas". El magistrado sigue a la espera de que Industria y Medio Ambiente le remitan toda la información necesaria para aclara el fraude, e iniciar, si procede, la instrucción del caso.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual