Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PENSIONES

Los españoles rompen la tendencia y se jubilan cada vez más pronto

  • En los seis primeros meses de este ejercicio se sitúa en 64 años y 33 días, lo que supone 87 días menos que en 2013

0
05/11/2015 a las 06:00
  • colpisa. madrid
Toma el dinero y corre’. El título de la primera película de Woody Allen (1969) puede resumir, al menos parcialmente, el fenómeno que se está dando en el sistema público español de pensiones, que en los dos últimos años ha invertido la tendencia creciente de la edad real de jubilación pese a que la mínima legal ha subido en tres meses desde 2013.

Durante décadas, la edad real de retiro ha avanzado desde una cifra próxima a los 60 años hasta rebasar los 64 de la actualidad. Y esta circunstancia se da pese que una parte de las reformas del sistema de pensiones y otros cambios en la legislación laboral han tenido como objeto acercar lo más posible la edad de jubilación real a la legal, que este 2015 se encuentra en 65 años y 3 meses. En la primera mitad de este ejercicio, según la información utilizada para elaborar los Presupuestos del Estado de 2016, la edad de retiro media fue en España de 64 años y 33 días; son 18 días menos que en el conjunto de 2014 y 87 por debajo que en 2013.

El sindicato CC OO ha informado a sus afiliados de esta evolución, que atribuye al hecho de que la reforma laboral de 2012 recortó el periodo de tiempo durante el que un trabajador mayor de 55 años puede percibir el subsidio de desempleo. Antes de ese cambio normativo realizado por el Gobierno de Mariano Rajoy, era posible recibir esa prestación hasta la edad legal de retiro -entonces 65 años-, pero ahora el derecho solo llega hasta que el trabajador alcanza la primera edad legal posible de jubilación (61 años o más, según las circunstancias de cada persona). Ello obliga a muchos desempleados a solicitar, con las penalizaciones correspondientes, cobrar la pensión a la primera oportunidad que tienen para así disponer de algún ingreso.

DESCONFIANZA

Hay al menos otra circunstancia más difusa que ha calado en la opinión pública y que lleva a muchos trabajadores a jubilarse anticipadamente, colectivo al que es aplicable mejor que a ningún otro el título de la película de Woody Allen. Y es que la desconfianza sobre el futuro del sistema público de pensiones ha comenzado a calar entre los ciudadanos. Ello es consecuencia, entre otras cosas, de unas cuentas deficitarias del sistema, que está recurriendo en los últimos años al Fondo de Reserva (la llamada ‘hucha’) para completar el pago de las prestaciones y que empuja a muchos a jubilarse pese a las penalizaciones. Y este fenómeno va a continuar en los próximos años, ante la incertidumbre que genera la aplicación a partir de 2019 del denominado ‘factor de sostenibilidad’, que tendrá en cuenta la esperanza media de vida, lo que supondrá un recorte en la expectativa de pensión de las personas que se retiren a partir de esa fecha.

Pese a todo, la jubilación anticipada no es en principio onerosa para el gasto en pensiones de la Seguridad Social -sí podría serlo por la pérdida de ingresos por cotizaciones-, porque lo que hace es mejorar sus cuentas a largo plazo. Y es que las penalizaciones por adelanto de la edad de jubilación -del 1,5% por trimestre al 2%, según las circunstancias- rebajan el coste a largo plazo de un pensionista. Además, el sistema público de empleo se ahorra unos años el pago del subsidio de paro en los casos de los beneficiarios forzados a jubilarse.

Elevar la edad de jubilación real es uno de los objetivos del Gobierno para hacer viable el sistema de pensiones, al mejorar la relación entre la cifra de afiliados y la de pensionistas. Pero CC OO reprocha a la administración la aplicación de la normativa vigente con criterios literales y excesivamente rigurosos en perjuicio de los trabajadores. El último caso que ha denunciado ante sus militantes es el de asalariados que han recurrido ante los tribunales un despido por causas objetivas y ganado el juicio, a los que se les deniega la jubilación anticipada si la solicitan. Comisiones Obreras interpreta que es «de todo punto injustificado» este trato y asegura que ha conseguido de la administración de la Seguridad Social la promesa de corregir el criterio utilizado.

No ha sido la primera vez, recuerda la central, que la Seguridad Social ha tenido que dar marcha atrás en la interpretación de la normativa con el objetivo de dificultar el acceso a la jubilación anticipada. Sucedió, recuerda, con la toma de consideración de los convenios especiales o los periodos a considerar como «trabajos irrelevantes» a los efectos de exclusión del acceso a la cláusula de salvaguarda pactada en la reforma de las pensiones de 2011.

Por otro lado, España es uno de los países de la UE donde la edad real de jubilación es más elevada. Un estudio de Eurostat de 2012, en el que utiliza criterios diferentes a la Seguridad Social pero comunes para todos los países de la Unión, revela que es el cuarto socio con una edad más alta, con 61,8 años.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual