Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TRABAJO

La crisis provoca el envejecimiento del mercado laboral español

  • El único colectivo que ha reducido su nivel de ocupación es el de menores de 35 años

Un obrero trabajando en la construcción de viviendas.

CCOO denuncia que Navarra es donde más crecen los accidentes de trabajo

Un trabajador, durante la construcción de un bloque de viviendas.

EFE
0
29/10/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
El mercado laboral español envejece. Diversos análisis de la Encuesta de Población Activa (EPA) confirman este proceso de envejecimiento. El 41% de los ocupados son mayores de 45 años, en una tendencia ascendente ya que antes de la crisis, en 2007, su peso era del 32%. A su vez, los menores de 25 años representan ahora sólo el 5% de los trabajadores frente al 10,2% de antes de la crisis. Algo más de la mitad de los ocupados (53,17%) tiene entre 25 y 44 años, una proporción que hace ocho años se aproximaba al 58%, según resalta Fedea. Esto se produce porque al comienzo de la crisis se destruyó mucho empleo temporal, que recae fundamentalmente en trabajadores jóvenes, pero también del envejecimiento demográfico que algunas regiones españolas están sufriendo con especial dureza. Además, al descenso de la natalidad, se une la emigración hacia las grandes ciudades españolas o al extranjero.

Por eso, el envejecimiento de la población ocupada es muy heterogéneo por regiones. La que más lo sufre es Castilla y León, donde los trabajadores mayores de 45 años han pasado de representar el 36% de los ocupados a suponer el 47,1%, el nivel más alto entre las distintas comunidades. Le siguen País Vasco (46,8%), Asturias (46,04%), Aragón (44,5%), Navarra (44,2%), Galicia (44,09%), La Rioja (44,01%), Cantabria (43,9%), Extremadura (43,27%), Canarias (41,3%), Castilla-La Mancha (41,22%), Comunidad Valenciana (41,01%), Madrid (41,03%), Cataluña (40,7%) y Andalucía (40,57%).

Las únicas regiones donde el peso de los trabajadores mayores de 45 años es inferior al 40% son Baleares y Murcia, con un 39,8% y un 38,05%, respectivamente.

El año pasado hubo 80.141 españoles que emigraron a otros países, un 185 % más que en 2007, lo que significa triplicar las salidas respecto a las que se producían antes de la crisis. Un estudio de la patronal de las agencias privadas de colocación Asempleo detalla que el 75% del total emigrado estaba en edad de trabajar: 59.984 personas tenían entre 16 y 64 años. Aunque siguen siendo las personas con edades entre 25 y 34 años las que más emigran, el grupo que más ha aumentado la salida es el de 35 a 44 años. El estudio concluye que gran parte de estas salidas se debe a motivos laborales y las atribuye a las dificultades que había para encontrar un empleo en España, ya que repuntó especialmente en 2011, año en que comenzó la segunda recesión. La EPA del tercer trimestre de 2015 muestra "una clara reducción de la población activa que transita directamente fuera de las fronteras españolas", señala Asempleo. Los principales países a los que se dirigen los emigrantes son Reino Unido, Francia, Alemania y Bélgica.

También el servicio de estudios de Randstad pone el acento en que los dos únicos tramos de edad que han visto reducirse su nivel de ocupados durante la crisis son los menores de 25 años y entre 25 y 34 años. Aunque sólo el 14% de los parados en España -en términos EPA- son menores de 25 años, su tasa de paro alcanza el 46%, lo que refleja que estamos ante un problema real, según el director de Randstad Research, Valentín Bote. El representante de esta empresa de trabajo temporal y recursos humanos reclamó que se ponga en marcha de forma efectiva la colaboración público privada para la recolocación de desempleados que, a pesar de haberse aprobado hace dos años, en la práctica no se ha llevado a cabo "por errores de diseño". A su juicio, el servicio público de empleo (SEPE) es una máquina de generar parados de larga duración y destacó que en España las oficinas públicas de empleo sólo intermedian en el 3% de las contrataciones mientras que en el Reino Unido alcanzan el 30%. Bote también alertó de que en la próxima década se va a producir un intenso crecimiento del empleo, pero que si en España no se logra cualificar adecuadamente a los parados y a los jóvenes, "ese empleo se creará en otro país".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual