Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ESCÁNDALO

VW fue advertida hace años de que el software de trucaje era ilegal

  • Un empleado de la compañía alertó a nivel interno en 2011 de que ese programa podría infringir la legislación

La factoría alemana hace una llamada a la calma.

Volkswagen garantiza el futuro de sus inversiones en España

Volkswagen empezó a instalar en 2007 el programa en los motores diésel.

AFP
4
Actualizada 28/09/2015 a las 08:41
Etiquetas
  • COLPISA. BERLÍN
Las dificultades se acumulan para Volkswagen que, según la prensa dominical alemana, habría sido advertido hace años de los riesgos que corría con el programa para trucar los controles anti-contaminación, en el centro de un escándalo que estremece al líder mundial del automóvil.

El nuevo presidente del directorio de VW, Matthias Müller, procedente de Porsche, ha prometido aclarar todos estos fallos y engaños que, además, le pueden costar miles de millones de euros a la empresa por querellas o investigaciones penales abiertas en Estados Unidos y Alemania.

La tarea parece enorme, ya que el grupo parece haber ignorado al menos dos advertencias. La empresa alemana de equipos Bosch entregó en 2007 a Volkswagen, para efectuar controles internos, el programa que ha originado el escándalo de los motores trucados, precisando que su instalación en vehículos era "ilegal", según publicó este domingo el diario alemán Bild.

Precisamente ese año, Volkswagen empezó a instalar el programa en los motores diésel para modificar los resultados de los controles de emisiones y ahorrar dinero. Un portavoz de Bosch rehusó cualquier comentario amparándose en la "confidencialidad" de sus relaciones con sus clientes.

Además, según la edición dominical del muy serio Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ), un empleado de VW habría hecho una advertencia a nivel interno en 2011, alertando de que ese 'software' podría "infringir" la legislación. La investigación interna no ha permitido de momento establecer por qué la dirección de Volkswagen no reaccionó entonces. El diario se pregunta: "¿Qué sabía Winterkorn?". La respuesta a esta pregunta tendrá, entre otros asuntos, una influencia decisiva en el cheque de indemnización que podría recibir Winterkorn al dejar la empresa. Éste puede, en teoría, aspirar a unos 60 millones de euros entre jubilación e indemnizaciones, a condición de que su responsabilidad directa en el escándalo no quede demostrada. La primera respuesta de la empresa cuando estalló el escándalo fue señalar que el fraude era obra de "unos pocos empleados".

La autoridad federal alemana del transporte por automóvil (KBA) pidió a VW que adopte "medidas obligatorias y un calendario" antes del 7 de octubre para adecuar sus motores diésel a las normas en materia de emisiones contaminantes, so pena de retirada de licencias para sus vehículos, según el diario Bild.

Concluye una semana negra para el constructor alemán, tras haber confesado que colocó en 11 millones de vehículos en todo el mundo un dispositivo para burlar los controles anticontaminación y hacerlos pasar, ante los consumidores y las autoridades, por vehículos más ecológicos de lo que eran en realidad. Esto provocó el miércoles la dimisión del presidente del grupo, Martin Winterkorn, y la pérdida de una tercera parte de su valor en bolsa. Amenaza también con destrozar la imagen de prestigio y confianza que tiene la industria alemana.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual