Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
AUTOMOCIÓN

Seat reconoce que ha utilizado motores VW con problemas de emisiones

  • La compañía Seat, que pertenece al grupo alemán, aún no tiene la cifra de los motores EA189 montados por la marca en España.

0
Actualizada 25/09/2015 a las 10:53
Etiquetas
  • EFE. MADRID
La compañía Seat, perteneciente al Grupo Volkswagen, ha admitido que ha montado en modelos de la marca motores diésel EA 189, del mismo tipo que los afectados por el escándalo de las emisiones contaminantes de este grupo automovilístico en EEUU.

Volkswagen, el mayor fabricante automovilístico del mundo, ha reconocido que, mediante un software, ha manipulado durante años los datos sobre emisiones de 465.000 vehículos con ese tipo de motor diésel en Estados Unidos de los modelos Golf, Jetta, Passat y Beetle, así como del Audi A3.

El grupo ha admitido que este tipo motores es el que propulsa a unos 11 millones de automóviles de sus marcas en todo el mundo: la propia Volkswagen, Audi, Seat y Skoda.

En lo que se refiere a los montados en España, Seat está realizando el recuento de los motores EA 189 y "aún es pronto para conocer el alcance de utilización de este propulsor", el 2.0 TDI de anterior a la implantación de la normativa Euro 6.

Fuentes de la compañía han explicado a Efe que esta gama de motores, no obstante, ha sido ampliamente utilizada por el fabricante español en distintas configuraciones de potencia.

La actual gama de modelos de Seat ya no utiliza estos motores, porque ha incorporado la nueva generación 2.0 TDI adaptada a la normativa Euro 6.

En este análisis se determinará si los motores instalados utilizaban, o no, el software que alteraba los datos de emisiones.

Sindicatos y trabajadores de Seat han mostrado este jueves su preocupación ante los efectos del caso Volkswagen en la plantilla y las inversiones de este Grupo en su filial española, mientras que desde las administraciones se ha enviado un mensaje de calma y se ha recordado la fortaleza de este sector y sus empresas.

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, ha negado este jueves que el escándalo de las emisiones contaminantes de Volkswagen pueda afectar a las exportaciones o contagiar al resto del sector automovilístico europeo, que es "tremendamente sólido".

El conseller de Empresa y Empleo de Cataluña, Felip Puig, ha considerado que las inversiones anunciadas por el grupo Volkswagen en la planta de Martorell (Barcelona) de su filial Seat no se verán comprometidas por el escándalo de sus motores.

En pasado mayo, el Grupo Volkswagen anunció una inversión por importe de 4.200 millones de euros en las dos plantas que tiene en España, la de Martorell (a la que irán destinados 3.300 millones) y Landaben (Navarra).

Puig ha dicho que está convencido de que "es evidente que será una contingencia que el grupo deberá superar en función de cuál sea la sanción definitiva", pero está convencido de que "no pondrá en peligro las inversiones anunciadas".

En cuanto a los sindicatos, CCOO ha exigido una investigación "transparente y exhaustiva" sobre el caso de la manipulación de motores diésel en los vehículos del grupo Volkswagen, que también afecta a su filial Seat, y ha pedido que se depuren responsabilidades "hasta las últimas consecuencias".

MCA-UGT ha trasladado su inquietud por las inversiones comprometidas por el Grupo y ha reclamado el cumplimiento de los acuerdos firmados.

La plantilla de Seat en Barcelona también ha mostrado su preocupación por cómo puede afectar a la marca y a las expectativas de futuro de la fábrica catalana el escándalo por la manipulación de vehículos diésel de Volkswagen en EEUU, y ha exigido al Gobierno español y al catalán que tomen cartas en el asunto.

En la presentación internacional de la nueva generación del modelo Astra en Eslovaquia y preguntado por el impacto que el escándalo tendrá en el mercado de los vehículos equipados con motores diesel, el director general comercial de Opel en España, Enrico de Lorenzi, ha declarado hoy que es difícil cuantificarlo.

En el corto plazo quizá haya un impacto que se traduzca en una mejora de la venta de los coches de gasolina, pero no en el medio y largo plazo, aunque habrá, en su opinión, controles más estrictos sobre los diesel.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual