Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
POBREZA

Una veintena de ricos atesoran en España cien mil millones de euros

  • Un informe de Intermón Oxfam subraya que nuestro país es uno de los más desiguales de Europa y que adolece de un sistema fiscal injusto

2
09/09/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
En España viven 21 personas con un patrimonio igual o superior a los mil millones de euros. Si se juntara toda esta riqueza el botín superaría los 104.000 millones. Tal acumulación de capital en pocas manos llama la atención en un país donde uno de cada cuatro españoles es pobre o está en peligro de serlo. Así lo constata un informe de Intermón Oxfam, organización que destaca que el 1% más rico de los europeos posee casi un tercio de los recursos del continente. Y es que en la próspera Europa, una cuarta parte de la población se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social, una situación que afecta a 123 millones de personas.

Por añadidura, 50 millones de europeos padecen graves privaciones materiales, ya que carecen de dinero suficiente para pagar la calefacción de sus viviendas o afrontar gastos imprevistos. No se trata de un fatal designio imposible de desmontar, ni tampoco de un problema de escasez. Todo obedece a una pésima distribución de la renta y la riqueza. En el continente viven 342 milmillonarios, cuya riqueza conjunta asciende a casi 1,5 billones de dólares.

De acuerdo con el estudio ‘Europa para la mayoría, no para las élites’, los siete millones de personas más adineradas del continente poseen la misma riqueza que los 662 millones más pobres (incluidos los países que no forman parte de la Unión Europea).

Los autores del informe son muy críticos con la política adoptada por la UE y los organismos internacionales para combatir la crisis. Siguiendo con el ejemplo de España, el estudio subraya que el 65% del aumento de la pobreza en 2011 puede atribuirse a las medidas de austeridad impuestas por la troika, una política errónea, pues las iniciativas de estímulo tomadas en 2008 y 2009 contribuyeron a aliviar las estrecheces de los más vulnerables, algo que se notó al año siguiente. Oxfam sostiene que a la vista del coeficiente Gini, que mide la desigualdad en cada país, España es uno de los países más desiguales de Europa, solo por detrás de Bulgaria, Letonia, Lituania, Grecia, Portugal y Rumanía. Para los expertos de la ONG, los gobernantes debería volcarse en desterrar estas afrentas, no sólo por cuestión de justicia, sino porque investigaciones del FMI demuestran que la fortaleza de la economía depende de un crecimiento equitativo.

FISCALIDAD REGRESIVA

El sistema fiscal español no ayuda a corregir las desigualdades. Oxfam lo tacha de «injusto y regresivo». Las 35 mayores empresas españolas que cotizan en Bolsa incrementaron en un 44% su número de filiales en paraísos fiscales, que actualmente ascienden a 810.145 La inversión. La recaudación fiscal se nutre en un 90% de las contribuciones de familias y ciudadanos medios, a través del IRPF, y de los gravámenes sobre el consumo, mientras que el impuesto de sociedades sobre las grandes empresas tan sólo genera el 2% de los ingresos tributarios. Y para más inri la inversión española emplea mecanismos de evasión fiscal. «La inversión sale de España y regresa como inversión extranjera tras haber pasado por un paraíso fiscal», dicen los autores del informe.

¿Se puede permitir España esta inequidad? No, si se tiene en cuenta que en nuestro país, como en Rumanía, Italia, Lituania y Letonia, más del 30% de los niños viven por debajo del umbral de la pobreza relativa, según datos de Unicef.

La ONG alerta de que son los inmigrantes los que se encuentran mayor riesgo de caer en la pobreza. Frente al tópico de que los extranjeros abusan de los recursos del Estado del bienestar, Intermón Oxfam desmiente el lugar común. En España, al igual que en Grecia y Portugal, los inmigrantes aportan en impuestos y contribuciones sociales más de lo que reciben de manera individual.

La primacía de los intereses económicos de una élite en detrimento del interés general genera sentimiento de desafección entre los ciudadanos de los países más perjudicados por los recortes. No en balde, una encuesta de 2013 revelaba que la mayoría de los ciudadanos europeos tenían la impresión de que sus gobiernos estaban dominados por los intereses particulares de una minoría. Un 80% de quienes viven en Grecia tenían esta opinión; porcentaje que era del 70% en Italia y del 66% en España.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual