Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ECONOMÍA

¿Es un espejismo la recuperación económica?

  • Ocho expertos comparten sus reflexiones sobre la situación actual: "Aún queda mucho por hacer"

0
09/08/2015 a las 06:00
  • COLPISA. Bilbao
Han pasado ocho años desde que el mundo se vio obligado a entender qué eran las 'hipotecas basura' de EE UU. En agosto de 2007 apenas se intuía el riesgo de que los problemas llegasen a España. Pero lo hicieron. Primero, en palabras de Zapatero, fue una 'desaceleración'; pero en unos meses la burbuja inmobiliaria explotó, el contagio se hizo patente y la crisis, innegable. Europa dejó de confiar en España y se cuestionó su pertenencia al proyecto común. Así que las medidas no tardaron: recortes en el gasto público, la polémica reforma laboral y un control estricto desde Bruselas.

Ahora, el Gobierno, con la vista en las elecciones, reitera que los sacrificios "han dado sus frutos" y ha elaborado unos Presupuestos para 2016 que abren "un nuevo periodo de crecimiento y creación de empleo". Cierto es que los datos macroeconómicos evolucionan bien, aunque en la calle no se perciben del todo, como recalcan oposición y sindicatos. ¿Todo es un espejismo? Un ramillete de expertos comparte con este periódico sus opiniones.

Emilio Ontiveros Presidente de Analistas Financieros Internacionales: "España no sólo necesita crecer más, sino mejor".

"La recuperación estadística es un hecho. Ahora bien, es la primera recuperación cuyos efectos no se perciben igual en todos los agentes; los beneficios empresariales crecen y las rentas de las empresas también, pero las de las familias no lo hacen proporcionalmente. Entre otras cosas porque el empleo que se crea tiene salarios bajos y temporalidad grande. Si se añade que parte de los desempleados no tienen protección, tendríamos una visión completa de cómo la misma realidad estadística es percibida de forma distinta".

"La otra cuestión es la vulnerabilidad de la recuperación. El FMI ha advertido de que puede ser efímera, porque está basada en factores con fecha de caducidad: un precio del petróleo bajo, una política monetaria excepcionalmente laxa y un tipo de cambio del euro depreciado. Eso hace que tengamos que preocuparnos del crecimiento cuando esos factores empiecen a perder fuerza".

"Aquí se deberían haber adoptado políticas favorecedoras de un patrón de crecimiento no fundamentalmente sustentado en los servicios y las exportaciones de valor añadido medio o bajo; y no sacrificar la inversión en educación y en capital tecnológico. En los Presupuestos de 2016 no hay una restitución. La economía española necesita no sólo crecer más, sino crecer mejor".

"La Eurozona se ha equivocado al anteponer la austeridad. Y los resultados los vemos ahora: la crisis nació en EE UU, que sin embargo está creciendo más y mejor. La razón no es otra que la elección de políticas más adecuadas; no propiciaron la austeridad como única terapia, y ahora que la economía ha encontrado una senda de crecimiento empiezan a sanear las finanzas públicas. Mientras que el resultado de la Eurozona es un potencial de crecimiento bajo, vulnerable. Es necesario complicidad en Europa, estímulos al crecimiento y distribución en el tiempo del ajuste presupuestario".

Joseba Madariaga Director de Estudios de Laboral Kutxa y profesor de la Universidad de Deusto: "Hay que apostar por la industria".

"La recuperación es real, pero yo distinguiría entre el corto y el medio plazo. Lo que está pasando es una recuperación cíclica. Una de las razones por la que se produce es que los salarios se han mantenido contenidos. Eso se ha notado en las exportaciones, que han acabado generando empleo y haciendo que el consumo repunte. A esto se le han sumado dos elementos exógenos: el precio de las materias primas y del petróleo, y la política monetaria europea. Pero el día que se terminen nos quedará lo interno, que también acabará porque perderemos competitividad a medida que los salarios crezcan por encima de la inflación".

"Los economistas tenemos dudas sobre el crecimiento a medio plazo. Nuestra economía necesita un crecimiento sostenido porque tiene una inmensa deuda privada y pública, y una gran tasa de paro. Tenemos que reorientarnos hacia sectores claramente productivos. Una economía así se traduce en un mayor nivel de salarios y de vida".

"En España el turismo siempre va a ser importante como demuestran los últimos datos. Sin embargo, una economía con un mayor peso de la industria es más productiva, está más obligada a competir. Pero tiene una pega: depende mucho más del ciclo mundial. En cualquier caso, yo apostaría por el sector industrial, más tamaño empresarial y formación como los ejes ligados a la productividad".

Juan José Rubio Catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Castilla-La Mancha: "En dos o tres años todos notaremos la mejora".

"Cerraremos el año con una subida del 3,3%. Si nos mantenemos en esta senda durante tres años seguidos el paro se podría reducir hasta el 16%. Hay un decalaje desde que los datos macro mejoran hasta que se dispersan a toda la sociedad: en dos o tres años notaremos que la economía mejora sustancialmente. Aunque hay un problema grave: hay 1,3 millones de parados derivados de la crisis que llevan más de cuatro años en paro y son difícilmente reubicables. Por tanto, el Estado tiene que habilitar mecanismos sociales para cubrir sus necesidades".

"El juego del crecimiento inducido y las reformas estructurales están haciendo que el crecimiento pueda ser estable y sostenido a largo plazo. Hay que seguir actuando en línea con la propuesta reformadora del Gobierno actual, que ha dado buenos resultados. Y desde el punto de vista europeo, resolver las cuestiones de gobernanza económica. Hay que perserverar en el cambio de modelo; un sector industrial con pequeñas y medianas empresas complementado con un sector de servicios potente generaría una economía estable a medio largo plazo que nos permitiría, en 15 o 20 años, cambiar la estructura económica y generar unas tasas de empleo similares a las de nuestros socios de la Unión Europea".

Miguel Cardoso Economista jefe para España de BBVA Research: "Hay que alinear salarios y productividad".

"Un crecimiento del 4% anualizado no es sostenible, por lo que es probable que en los próximos meses veamos una desaceleración. Sin embargo, hay señales de que se puede crecer al 2%. El problema es que a ese promedio nos quedan, a partir de 2016, cuatro o cinco años para recuperar el nivel de empleo, lo que supone una situación límite para quienes llevan en el paro un tiempo prolongado". "Hay cosas por hacer; la más importante, mejorar la alineación de salarios y productividad. Conseguir productividad sin reducir salarios es el problema principal de la empresa española. El crecimiento de la inversión en maquinaria y equipos, en los últimos dos años, nos hace ver que el crecimiento de las exportaciones se da por aumentos de la inversión y no por reducción de costes laborales. Y no se trata de impulsar la industria, sino de impulsar las empresas productivas indistintamente del sector. Hay compañías de servicios altamente productivas en las que España es competitiva: en los servicios ligados a la construcción, los médicos o el mismo turismo".

"Los Presupuestos nacen con dudas respecto a las previsiones de crecimiento del Gobierno y al cumplimiento de este año del objetivo de déficit. De no alcanzarse se tendrían que aplicar medidas correctoras en el siguiente ejercicio, lo que podría hacer que la política fiscal vuelva a lastrar el crecimiento de la demanda interna".

Mari Carmen Gallastegui Catedrática de Economía de la UPV y ex consejera del Gobierno vasco: "Hace falta un modelo para cada comunidad".

"Es evidente que los Presupuestos tienen componente electoral. No se puede pedir otra cosa cuando el que está en el Gobierno cree que sus bazas para seguir gobernando son la recuperación y mejorar un poco el bienestar de los ciudadanos, ya que hasta ahora ha tenido que hacer Presupuestos muy restrictivos y no ha podido cumplir muchas de sus promesas. Además, en Europa las elecciones no les agradan nada y los Presupuestos dan aspecto de normalidad. Su cumplimiento dependerá de lo que pase en los comicios y de si el precio del petróleo no sube y el BCE mantiene la política de expansión monetaria con el euro depreciado. Si cambian las circunstancias exteriores, puede que no valgan". "En relación con España, en el País Vasco, por ejemplo, tenemos mejor definido el modelo. Eso a nivel de España no lo veo. Nunca he oído al ministro de Economía que tenga un plan para el desarrollo y un modelo para cada comunidad. Pero sí he oído a Obama apostar por el sector manufacturero. En Inglaterra apostaron por la economía financiera y se discute si fue buena idea, aquí no se habla de esas cosas. Hace falta un plan bien elaborado, discutido y consensuado, un acuerdo entre las fuerzas políticas. Somos capaces de hacerlo, pero hay que ponerse a ello. Lo que no se puede es estar quieto porque el mundo va moviéndose".

Santiago Carbó Catedrático de Economía y Finanzas de la Bangor University e investigador de Funcas: "Podemos ganar en calidad, no en precio".

"La recuperación está comenzando a ser vigorosa. Pero se ha beneficiado de un fuerte 'viento de cola', y eso no es probable que dure. Asimismo, las propias incertidumbres internas podrían reducir la inversión". "En el corto plazo, cabe esperar que el crecimiento continúe, pero poco se ha hecho para que sea sostenible. Es necesaria una estrategia de crecimiento de país, definir qué factores potenciar y continuar con las reformas. Hay que promover lo que sea calidad de nuestros bienes y servicios. En precio, es difícil competir pero podemos ganar en calidad".

"Los sistemas de control del sistema financiero se han reforzado y se ha endurecido la regulación. Se han atenuado algunos incentivos perversos. Sin embargo, como nos ha recordado Grecia, no se han resuelto los problemas del sistema financiero global, donde la búsqueda de negocio rentable es importante" "El crédito, poco a poco, fluye a empresas y familias. En todo caso, su evolución será suave. Nadie quiere cometer los errores del pasado".

"Es necesario que la Unión Europea y la Eurozona apuntalen su entramado institucional, sean más solidarias y despejen muchas de las dudas de los últimos años".

Luis Caramés Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Santiago de Compostela: "España debe reformar sus administraciones".

"No se puede negar que la economía española se ha ido recuperando. Dentro de un ajuste por deflación salarial, costoso en términos sociales, los desequilibrios se han atenuado, mejorando también las condiciones de financiación. Todo ello contando con la espita que desde el BCE maneja con destreza y prudencia Mario Draghi".

"También contribuye la caída del precio del crudo, al igual que la depreciación del euro. El sector público se está financiando en buenas condiciones y también ha mejorado la financiación de las empresas y de las economías domésticas. El índice de confianza del consumidor es positivo y la inversión empresarial está cebando la bomba de un mayor estímulo a los proyectos". "Con un euro más bajo y mayor competitividad, el sector exterior aumenta lentamente su crecimiento. Y el turismo, ayudado por la inestabilidad política en otras zonas, se sitúa en cifras históricas. España debe proseguir con la reforma de sus administraciones públicas, racionalizar su gasto, privilegiar la inversión y simplificar su sistema fiscal, en el marco de una armonización comunitaria de vigor, y con objetivos claros y medios adecuados de lucha contra el fraude".

Unai Sordo Secretario General de CC OO del País Vasco: "La recuperación se da sobre la desigualdad".

"La recuperación no es sostenible, no hay elementos de fondo que mejoren los desequilibrios de la economía española. Además está sujeta a elementos de coyuntura y se da sobre una creciente desigualdad en la distribución de renta y no por una mejora del tejido productivo". "La economía española responde muy rápido a los cambios de ciclo, tanto para crear como para destruir empleo; pero esto afecta sobre todo a los sectores de productividad más baja, con salarios más bajos y más fácilmente precarizables".

"Si se sigue apostando en Europa por la devaluación interna en los países del Sur, añadido al peso de la deuda, será imposible mejorar la inversión en I+D+i. Si se sacrifica la inversión tecnológica, ganan más peso los sectores de menor valor. Por tanto, romper el círculo vicioso de la austeridad es fundamental". "En los Presupuestos, con un paro similar al del verano de 2011, se prevé gastar un 39% menos en protección de desempleo y un 32% menos en políticas activas de empleo. Cuando más necesarias son".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual