Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Convenio colectivo

Presión para ligar las prestaciones de las bajas al absentismo laboral

CEOE y Cepyme plantean que si existe un complemento salarial en los convenios debería asociarse a un control y rebaja del absentismo

0
02/06/2015 a las 06:00
  • colpisa. Madrid
La CEOE recomienda a los empresarios que vinculen en los convenios colectivos la aprobación de complementos de la prestación por baja laboral a la reducción del absentismo en la empresa.

En el III Acuerdo de Negociación Colectiva 2015-2017 pactado con UGT y CCOO -que será firmado probablemente la próxima semana- se incluye un artículo en este sentido para condicionar a la reducción de las bajas laborales por enfermedad común los pagos complementarios que la empresa ha aceptado abonar para que el trabajador cobre el cien por cien de su sueldo o, al menos, un porcentaje superior al que paga la Seguridad Social cuando está de baja por incapacidad temporal por contingencias comunes (ITCC).

"Con el fin de favorecer la gestión y control de las situaciones de ITCC los convenios colectivos deberían impulsar medidas para mejorar la gestión y control de la situación por ITCC, así como incluir criterios dirigidos a reducir los índices de absentismo en la empresa", señala el Acuerdo de Negociación Colectiva, que expresamente apunta a que en los convenios colectivos hay que "racionalizar el establecimiento de complementos de la prestación pública por ITCC, vinculándolo al fin anteriormente citado", que es la rebaja del absentismo.

Cuando un trabajador cae enfermo y no puede trabajar cobra el subsidio por incapacidad temporal (IT), que se inicia al cuarto día de la baja expedida por el médico de cabecera si es enfermedad común o accidente no laboral (si la baja se debe a un accidente de trabajo o enfermedad profesional, la IT comienza al día siguiente).

Entre el cuarto y el vigésimo día, el trabajador percibe por este subsidio el 60% de su base reguladora y, a partir del día 21, cobra el 75% de la base reguladora. El pago desde el día cuarto al decimoquinto corre a cargo de la empresa y a partir del decimosexto corresponde al Instituto Nacional de la Seguridad Social o a la mutua hacerse cargo de ese coste.

En la práctica, la empresa sigue pagando al trabajador durante su baja médica adelantando el dinero que luego descontará de los seguros sociales -si la baja se prolonga más allá de 15 días- repercutiendo de este modo el coste a la Seguridad Social o a la Mutua.

Aunque el pago por incapacidad temporal es un porcentaje de la base reguladora, muchos trabajadores no sufren ninguna reducción y siguen cobrando lo mismo estando de baja que cuando no lo están. Esto es así por la empresa complementa lo que le falta al subsidio para alcanzar el sueldo habitual y es un compromiso fijado en el convenio colectivo.

No se trata de quitar los complementos salariales que aperecen en los convenios, explican fuentes empresariales, pero sí de racionalizar su aplicación. Lo que han planteado las patronales CEOE y Cepyme a los sindicatos en el marco del Acuerdo de Negociación Colectiva es que si existe este complemento salarial en los convenios debería asociarse a un control y rebaja del absentismo.

Cada convenio podrá fijar el indicador de referencia con el que vincularlo, ya sea la tasa general de absentismo en la empresa, la duración media o lo que se acuerde. Además, en el pacto salarial acordado entre empresarios y sindicatos se reconoce que el absentismo injustificado "conlleva una pérdida de productividad e incide de manera negativa en los costes laborales, perjudicando con ello la competitividad de las empresas y la posibilidad de mejorar los niveles de empleo y de renta de los trabajadores".

La reducción de las ausencias injustificadas "debe ser un objetivo compartido" por sindicatos y empresarios porque afecta a las condiciones de trabajo, al clima laboral, la productividad y la salud de los trabajadores. Por eso, dice el acuerdo, los convenios colectivos deberían analizar las causas del absentismo injustificado, su coste y las circunstancias que lo rodean, además de establecer criterios para reducirlo. El AENC recomienda a las empresas que, junto con la representación de los trabajadores,definan mecanismos de seguimiento y evaluación y medidas correctoras y de control.

Según el III Informe Adecco sobre absentismo, Suiza y España son los países con mayor nivel histórico de bajas laborales de los ocho analizados (incluye también a EEUU, Canadá, Estonia, Dinamarca, Australia y Finlandia), aunque España en 2009 (último año analizado en el informe) se sitúa por debajo de Suiza y de Finlandia.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual