Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Deuda financiera

España ha pagado ya 437 millones en intereses del rescate de 2012

  • El país abonó al MEDE 230 millones en 2014, una cifra que a falta del cálculo oficial, podría suponer un ahorro de más de 2.300 millones

1
14/04/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Bruselas
El rescate financiero que España tuvo que solicitar a sus socios comunitarios en el verano de 2012 no es ni mucho menos gratis. Ni lo es en lo político, cuyo coste es enorme, ni en lo financiero. Fuentes comunitarias de toda solvencia consultadas por este diario desvelaron que en 2014, España pagó 230 millones de euros en concepto de interés del préstamo de 41.300 recibidos para recapitalizar a una reducida pero relevante parte de su maltrecho sistema financiero, con Bankia como mejor símbolo de la caída. Esta cantidad se suma a los 207 abonados en 2013, lo que eleva a 437 millones la cantidad en estos dos primeros años.


Casi 75.000 millones de las extintas pesetas del erario público para pagar intereses que sin embargo también tiene su parte buena. Si no llega a materializarse este "préstamo" de 41.300 millones a través del fondo europeo de rescate (MEDE), la factura para los españoles se hubiera disparado multiplicándose incluso por diez.

A falta de concretarse la cifra del pasado ejercicio (la memoria se publicará en junio), los datos de 2013 revelan cómo a precios de mercado, el Tesoro debería haber pagado 2.547 millones. No hay que olvidar que por aquel entonces, el bono soberano español a 10 años llegó a superar el 7% debido a una prima de riesgo desbocada que coqueteaba con los 700 puntos mientras ahora, ronda los 100.

En 2013, el ahorro fue de 2.340 millones, lo que supone por ejemplo el presupuesto anual del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Todo gracias al paraguas comunitario del MEDE, de los grandes del euro, cuyo acceso al mercado nunca ha tenido mayores problemas debido su enorme solvencia (es triple A). A falta de los datos definitivos, es más que posible que el ahorro registrado durante 2014 haya incluso aumentado respecto a los 2.340 millones de 2013 (el 0,2% del PIB estatal). Nos obstante, las fuentes consultadas eludieron especular con la cifra.

La comparativa entre ambos escenarios, entre lo que sucedió y el descalabro que pudo suceder, se calcula utilizando el tipo de interés del préstamo del MEDE (0,5%) con el interés real que España habría tenido que pagar en el mercado en 2012 para financiar el rescate de la banca. Se tiene en cuenta la prima de riesgo media de los bonos a 5 y 7 años durante el semestre comprendido entre el trimestre anterior a solicitar el rescate y los tres meses siguientes.

HASTA EL 2022, SOLO INTERESES

Entre las bondades del préstamo, al margen de los tipos de interés, destaca el plazo de devolución. El principal del crédito no empieza a devolverse hasta 2022.

Será entonces cuando comiencen a pagarse 6.578 millones anuales hasta 2027, salvo en dos ejercicios, 2024 y 2025, que se abonarán 7.511. No obstante, la política de amortizaciones parciales anticipadas que ha impulsado el Ministerio de Economía podría alterar el calendario previsto. Porque si en 2013 se abonaron 1.300 millones (los procedentes de la venta del primero de los paquetes accionariales de Bankia), hace escasas semanas se formalizó un segundo de 1.500.

No obstante, el ministro Luis de Guindos pretendía amortizar hasta 10.000 millones, pero los elevados costes de esta operación, de marcado carácter político en pleno año electoral, motivaron que España descartara impulsarla, reduciendo sus ambiciones a 1.500. Eso sí, los amortizó sin coste alguno, como confirmaron fuentes europeas.

RIESGO POLÍTICO ELECTORAL

En 2015 el Tesoro se está viendo beneficiado por una variable adicional: las compras de deuda del Banco Central Europeo (BCE). En un mes, ha adquirido bonos por un valor de 61.681 millones. Para Deutsche Bank, esta intervención "ha tenido un claro impacto en las condiciones financieras" del mercado (prima de riesgo y euro, a la baja), "pero aún es pronto" para juzgar el plan. Además, el banco mantiene unas previsiones de crecimiento conservadoras para la zona euro (1,4% este año y 1,6% el siguiente), en parte porque recogen la "incertidumbre política" de países como España, como consecuencia de las elecciones generales.


  • Transparencia
    (14/04/15 08:07)
    #1

    ¡y Rajoy negando su existencia!

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual