Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
REFORMA FISCAL

El Gobierno se plantea reforzar el mínimo personal y familiar del IRPF

  • Estudia las propuestas de la comisión Lagares sobre aumentar las cuantías por hijo o discapacidad para evitar perder progresividad

0
17/05/2014 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
El Ministerio de Hacienda sigue enfrascado en la elaboración de la reforma fiscal. A pesar de que la idea del Ejecutivo es aprobarla en apenas un mes -finales de julio- no se conocen detalles concretos más allá de la promesa genérica y repetida hasta la saciedad por todos los miembros del gabinete de bajar los impuestos. Uno de los pocos aspectos ya conocidos fue el ofrecido por el ministro Cristóbal Montoro sobre la reducción de los tramos del IRPF de siete a cinco, aunque no aclaró si eso conllevará una rebaja de los tipos ni a qué tramos afectará. Eso sí, el ministro aseguró que las rentas medias y bajas serían las más beneficiadas de estas modificaciones. Pero la medida puede interpretarse como una pérdida de la progresividad en el impuesto ya que a menos tramos rentas más dispares tributan por igual. Sin embargo, en Hacienda aseguran que hay otras herramientas para compensar este cambio y evitar una perdida de dicha progresividad. De hecho, fuentes gubernamentales reconocen que se está estudiando dar más protagonismo al mínimo personal y familiar para resolver este problema.

¿Pero qué es exactamente este mínimo? "Es una renta mínima de supervivencia", explica Luis del Amo, secretario técnico del Reaf. Este experto recuerda que este concepto consiste en cuantificar aquella parte de la renta que, por destinarse a satisfacer las necesidades básicas personales y familiares del contribuyente, no se somete a tributación en el IRPF. Es decir, la idea es adaptar el impuesto a las circunstancias de cada contribuyente (número de hijos a su cargo, o de personas mayores con algún grado de discapacidad).

En la actualidad la cuantía general del mínimo del contribuyente es de 5.151 euros incrementándose en 918 euros si tiene más de 65 años y en otros 1.122 euros si supera los 75 años. A esta cantidad hay que sumar otros conceptos como el mínimo por descendientes (1.836 euros por el primer hijo, 2.040 euros por el segundo, 3.672 euros por el tercero y 4.182 euros a partir del cuarto) siempre que sea menor de 25 años o tenga algún grado de discapacidad y no posea rentas anuales superiores a 8.000 euros, excluidas las exentas y que el descendiente no presente declaración de IRPF con rendimientos superiores a 1.800 euros.

AMPLIAR LAS CUANTÍAS

También existe el mínimo por ascendientes siempre que se cumplan varios criterios. El ascendiente deberá tener mas de 65 años o discapacidad con un grado igual o superior al 33% cualquiera que sea su edad. Que conviva con el contribuyente, al menos, la mitad del período impositivo. Se considerará que conviven con el contribuyente los ascendientes discapacitados que, dependiendo del mismo, sean internados en centros especializados. Que no tengan rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000 euros y, una vez más, que el ascendiente no presente declaración del IRPF con rentas superiores a 1.800 euros.

Si el Gobierno pretende utilizar esta herramienta para no perder progresividad en el IRPF podría ampliar algunas de las cuantías del mínimo. Sin embargo, cuanto más se eleven más afectará a la base imponible y por tanto a la recaudación del impuesto. En cualquier caso, la comisión de expertos para la reforma fiscal presidida por Manuel Lagares propone en su informe "actualizar la cuantía del mínimo de exención por cónyuge e hijos aplicando una cuantía adicional y más elevada por los hijos menores de tres años cuando ambos cónyuges trabajen" fuera del domicilio familiar.

Los expertos también defienden en su documento que las cuantías de estos mínimos sean revisados "con periodicidad no superior a cuatro ejercicios" para evitar que fuesen inferiores para una familia media a la mitad del consumo mediano de la encuesta de presupuestos familiares (actualmente 3.850 euros). Y es que desde que se modificó esta normativa en 2006 las cuantías de los mínimos no han variado.

EVOLUCIÓN

En cualquier caso no es la primera vez que el mínimo personal y familiar sufre algún retoque, especialmente a la hora de establecer su cálculo y la forma de gravarlo. En el año 1996 se trataba de una renta no gravada y funcionaba como una reducción de la base imponible. Sin embargo, esta fórmula levantó numerosas críticas porque suponía que las rentas más altas se beneficiaban de una reducción del 52% (su tipo marginal), mientras que las más bajas solo del 24%. Para corregir estas cifras, el Gobierno de José LuisRodríguez Zapatero lo modificó al sistema actual, con una deducción en cuota.

En cualquier caso, los expertos insisten en que los posibles cambios en este mecanismo no tendrán una repercusión excesiva en el funcionamiento del IRPF y advierten de que tendrá mucha más trascendencia conocer qué tramos se suprimen y si finalmente se rebajan los tipos máximo o mínimo del impuesto.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual