Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
OPINIÓN

Hoja de ruta 2014


Alberto Espelosín.

Hoja de ruta 2014

Alberto Espelosín.

Logo Abante

Logo Abante

Logo Abante

0
Actualizada 14/02/2014 a las 09:43
  • Alberto Espelosín
Las expectativas están muy altas tras un año de importantes ganancias en los mercados financieros. Si tuviera que elegir una palabra para definir el año que ya ha comenzado, esa sería "volatilidad". Pienso que durante los próximos meses podríamos ver correcciones superiores a las esperadas que pongan de manifiesto la gran cantidad de retos que aún tiene por delante la economía mundial. El MSCI World Index EUR lleva subiendo desde el 31-12-2008 la nada despreciable cifra del 83%, en línea con el comportamiento de otros índices bursátiles de países desarrollados como el S&P 500 americano (+105%) o el DAX alemán (+99%), una recuperación extraordinaria que ha permitido que la mayor parte de índices mundiales superen récords históricos de cotización. Sólo aquellos índices con una importante ponderación en banca y petróleo no han sido capaces de superar dichos máximos.

Esta espectacular mejora de los mercados financieros choca frontalmente con la situación de la economía real donde tanto los niveles de demanda interna como de salarios están lejos de los máximos. Las compañías se han visto favorecidas por una expansión de márgenes basada en el arbitraje global de costes laborales unitarios, tipos de interés ultra bajos, una reducción o bajo nivel de inversiones, menores cargas impositivas y materias primas más baratas. A todo ello hay que añadir los estímulos monetarios de los bancos centrales que han favorecido el escenario perfecto que hemos visto a lo largo del año pasado para que entrara dinero en los mercados financieros, dinero que no ha ido a parar a la "sociedad civil" debido a los fallos en los mecanismos de transmisión de la política monetaria de los bancos centrales.
Alabo el papel de los bancos centrales hasta ahora pero si queremos que la economía crezca de forma natural hay que ir retirando los mencionados estímulos y hacer que la demanda interna crezca de forma natural. Para lograr esto último haría falta que las tasas de paro se redujeran más para que los salarios crecieran, aspecto aún lejano en muchas economías y razón por la que necesitemos seguir "dopados con deuda", lo que a su vez limita el crecimiento normal a largo plazo.

Mi labor como gestor profesional de un fondo de inversión, el Abante Pangea, es el de detectar oportunidades y riesgos y tomar decisiones al respecto. Sé que el mercado puede seguir subiendo tal y como lo ha hecho durante los últimos meses, es decir al calor de las inyecciones de liquidez, pero no puedo traicionar lo que la macroeconomía y la racionalidad me dictan, con lo que esperaré, por el momento, mejores niveles de cotización para poder comprar.

En Estados Unidos, la velocidad de circulación del dinero está en mínimos históricos pese a la mayor expansión monetaria de la historia. El déficit asegura un crecimiento positivo pero el nivel de endeudamiento lo limita. El final del ciclo actual de beneficios empresariales está muy cerca y debería tener un impacto importante en los mercados ya que, probablemente, la expansión del PER haya llegado también a su fin y por tanto no queden muchos argumentos para subidas porcentuales de dos dígitos. China fomentando el crecimiento en base a una expansión de deuda al más puro estilo occidental, creando una tensión financiera importante y alimentando un sistema bancario en la sombra muy peligroso, conocido como "shadow banking", que se refleja en las continuas subidas de tipos de interés en la deudas entre los bancos y que provoca que el banco central de China intervenga su mercado financiero ofreciendo liquidez. No estamos lejos de algún escándalo financiero en el gigante asiático que provoque fuertes tensiones en la renta fija emergente. 2014 puede ser el año en el que China, contra todo pronóstico, se plantee devaluar el Yuan y unirse a la guerra de divisas con los consecuentes efectos negativos que ello tendría en los mercados globales. La fuerte reducción de las balanzas por cuenta corriente en los países emergentes deja muy vulnerable al país ante un entorno de menor intervención de los bancos centrales desarrollados y un elevado riesgo de subida de tipos de interés. La deflación cabalga en Europa, y eso que hemos sido los más ortodoxos, con lo que o se deprecia el euro hasta 1,20 dólares por euro o Europa no crecerá, más aún en este 2014 que será el año de importantes reformas en Italia y Francia. Eso sí, es posible que el BCE nos sorprenda y, tras haber sido más austero que la FED, decida expandir su balance para luchar contra la deflación y depreciar el euro.
Como pueden ver hay para todos los gustos. Yo como gestor intento aplicar el sentido común para evitar errores financieros graves que pongan en peligro los ahorros que los partícipes me han confiado y que bastante penalizados están ya con los actuales tipos de interés reales negativos ?baja rentabilidad de los activos más conservadores, inflación y elevada carga impositiva- necesarios para vivir en este mar de deuda.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual