Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Crisis económica

La economía ya crece, pero las familias no viven mejor

  • Los indicadores macroeconómicos anticipan una expansión de la actividad
  • Sólo alrededor del 2% de los parados actuales encontrará empleo este año

La plaza de los Fueros es una de las alternativas de ocio a las que se recurre los miércoles por la tarde

La economía ya crece, pero las familias no viven mejor

ARCHIVO/MTX
2
26/01/2014 a las 06:01
  • COLPISA. MADRID
Tras tocar suelo a mediados de 2013, la economía española se adentra en un proceso de recuperación que se presenta lento y no exento de complicaciones. En un entorno ansioso por recibir noticias positivas, el dato de crecimiento del último trimestre del año avanzado por el Gobierno y el Banco de España (0,3%) ha disparado las expectativas y llevado a los analistas y organismos -el último el FMI, esta semana- a mejorar sus previsiones para España. La evolución de los grandes indicadores como el PIB, la prima de riesgo, las exportaciones, la balanza por cuenta corriente, el déficit público y el negocio de sectores como el turismo sugiere una mejora sustancial cuyos efectos, sin embargo, están lejos de ser percibidos en los hogares. El profesor de Esade Josep Comajuncosa admite que el paro, la precariedad laboral y la caída de la renta disponible aboca a muchas familias en 2014 a la paradoja de vivir peor en un país que -al menos sobre el papel- empieza a mejorar.

POR FIN, EL CRECIMIENTO 

El PIB encadena dos trimestres de crecimiento positivo. España abandonó oficialmente la recesión en el tercer trimestre de 2013, al registrar la actividad un avance del 0,1% respecto del segundo. En el último cuarto del año esa expansión fue a más apoyada en una mejora general de los componentes de la demanda interna y el crecimiento alcanzó el 0,3%. Ese resultado provocó una reacción en cadena de los servicios de estudios, que han empezado a revisar al alza sus predicciones. El último en sumarse a esa corriente fue el FMI, organismo tradicionalmente poco dado a triunfalismos. La semana pasada elevó su previsión de crecimiento del PIB al 0,6%, el triple del 0,2% de su anterior estimación. CEOE y el panel de expertos de Funcas han elevado sus estimaciones al 0,9%, la misma tasa que pronostica BBVA. El Gobierno, por su parte, ha anunciado que en abrlil, cuando envíe a Bruselas la actualización del Plan Nacional de Reformas, revisará al alza la estimación oficial del 0,7% por "conservadora". Bruselas también podría mejorar la suya en el mes de febrero.

MEJORA LA CONFIANZA 

La confianza de empresarios y consumidores ha subido en el último año. El último dato de confianza empresarial del INE refleja un avance del 0,8% en el primer trimestre de 2014, la cuarta tasa positiva consecutiva. La confianza de los empresarios en la marcha de sus negocios mejora en casi todos los sectores y en todas las empresas excepto las más pequeñas. El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) que elabora el CIS cerró diciembre a la baja, en 72,3 puntos. Un valor que, aunque todavía indica pesismismo, es 26,7 puntos superior al de diciembre de 2013, cuando el país acaba de caer en la recesión.

SIN MIEDO A LA PRIMA DE RIESGO 

La prima de riesgo, otrora principal fuente de temor, está ahora en el entorno de los 215 puntos básicos y hace unos días llegó a caer hasta 180. Un nivel todavía alto para garantizar una financiación pública a largo plazo a costes asumibles, pero también unos 130-140 puntos menos que hace un año. Y, sobre todo, muy lejos de los 638 puntos que llegó a marcar en julio de 2012, cuando España estuvo al borde del rescate. La menor presión financiera permitió a España ahorrar más de 8.000 millones en intereses en 2013 y se notó en las últimas subastas de deuda pública. La semana pasada, el Tesoro realizó la mayor emisión sindicada de la historia y adjudicó 10.000 millones de una nueva referencia a 10 años cuya rentabilidad se situó en el 3,845%, cien puntos inferior que la de la sindicación anterior. La demanda fue récord:39.600 millones.

SECTOR EXTERIOR Y TURISMO 

El sector exterior seguirá en 2014 siendo fuente de crecimiento, aunque irá perdiendo peso a medida que se recupere el consumo interno. Según el Banco de España, en 2013 aportó al PIB 1,6 puntos y mitigó, por sexto año, la contracción del gasto interior sobre la actividad. Los últimos datos de exportaciones muestran que, en los once primeros meses de 2013, el déficit comercial descendió un 52% y las ventas al exterior un avance del 5,4%, con una "evolución muy positiva de las exportaciones de turismo", resalta el organismo regulador. En 2013 el sector de vacaciones registró cifras récord de llegadas de viajeros y gasto y su actividad creció un 0,6%, frente a la caída del 1,2% del PIB del país.

MEJORA LA BALANZA DE PAGOS 

La Balanza de Pagos muestra que 2013 fue el primer año desde 1997 en que España registró capacidad de financiación. En los diez primeros meses, el saldo positivo conjunto de las balanzas por cuenta corriente y de capital se situó en 10.000 millones, frente a una necesidad de financiación de 10.300 millones un año antes. Por componentes, la mejora se explica por la abultada caída del saldo negativo de la balanza comercial y, en menor medida, por la disminución del déficit de rentas y el aumento de los superávits de servicios y de la cuenta de capital.

LA CRISIS EN LOS HOGARES 

¿Pueden aguantar las familias diez años hasta que la situación económica real vuelva a ser la que era antes de la crisis? Con casi seis millones de parados, los salarios congelados o recortados, cada vez más contratos a tiempo parcial y menos empleo a tiempo completo, con casi 700.000 hogares sin ningún ingreso, y los ahorros consumidos tras seis años de crisis, la capacidad de resistencia de las familias se agota. El efecto benéfico de la incipiente recuperación estadística no se nota o sólo lo perciben unos pocos.

EMPLEO 

La Encuesta de Población Activa (EPA) de cierre del año mostró el primer descenso del paro desde que comenzó la crisis, pero se trata de una caída poco saludable, pues se debe a la reducción de la población activa y no a la creación de empleo. En todo caso, los datos de la EPA desestacionalizados sí reflejan que , con un crecimiento del PIB intertrimestral de sólo tres décimas -estaría en torno al 1% en términos anualizados- ya se está creando empleo a una tasa del 0,3%. Este año se crearán en torno a los 100.000 empleos, según Ángel Laborda, director de coyuntura de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). El presidente de CEOE, Joan Rosell, eleva esa cifra hasta los 150.000. En cualquier caso, menos del 2% de los parados actuales encontrarían empleo este año. Laborda calcula que se tardarían al menos diez años, "siendo bastante optimistas", en recuperar el nivel de empleo que existía en 2007, y eso si el empleo creciera un 2% anual de forma ininterrumpida durante una década. Crear un millón de empleos, prácticamente lo que se ha perdido en los dos últimos años, nos llevará al menos cuatro años, según Laborda.

SALARIOS CONGELADOS

Con una tasa de paro tan elevada como la que tiene España del 26%, la presión a la baja sobre los salarios es enorme; sumando la flexibilidad introducida por la reforma laboral para que las empresas puedan reducir sueldos, lleva a pronosticar que los salarios seguirán congelados en términos reales durante bastantes años. Nunca hasta ahora se habían registrado cinco trimestres consecutivos de caída del coste laboral unitario. Y los parados que tengan la suerte de encontrar trabajo lo harán con un reducción de un 30% respecto a lo que ganaban antes.

José Carlos Díez, economista y autor del libro 'Hay vida después de la crisis', explica que la devaluación interna la han soportado los salarios, pero que la ganancia de competitividad que se logró con ella se ha perdido otra vez con la revalorización del euro. Si se observa el índice de competitividad de las exportaciones españolas frente a los países industrializados se comprueba que hemos vuelto a los niveles de 2010.

COSTE DE LA VIDA 

La inflación cerró 2013 con una tasa muy moderada, de sólo el 0,3%. Sin embargo, productos básicos como la leche, las patatas, la fruta, el transporte público o la enseñanza incrementaron sus precios mucho más. La ecuación congelación salarial-encarecimiento de productos básicos se ha resuelto en contra de la capacidad de compra de los hogares.

MÁS RECORTES Y MENOS PROTECCIÓN 

José Carlos Díez advierte de que "lo peor está por venir" y que la gente ya no aguanta más. Durante los seis años de crisis se han perdido 3,75 millones de puestos de trabajo. Ha desaparecido el 15% de empresas y el 20% del empleo. Y medio millón de personas que perdieron su empleo en 2012 dejarán de cobrar la prestación de paro próximamente. En estos momentos, los hogares donde no hay ningún tipo de ingreso, ni prestaciones ni subsidios ya, se eleva a 686.600, el doble que antes de la crisis. Y las familias con todos sus miembros en paro o inactivos suman ya 1,8 millones. Aunque es sólo uno más, el cierre de fábricas y el ERE planteado por la empresa embotelladora de Coca Cola en España ha sacudido los ánimos.

PRECARIEDAD

Puede que se creen miles de empleos este año, pero la economía española está registrando un efecto sustitución de contratos a tiempo completo por contratos a tiempo parcial. En 2013 se registraron 140.000 ocupados más a tiempo parcial mientras que desaparecieron 339.000 asalariados a tiempo completo. Sólo en el último trimestre se han destruido 218.100 empleos a tiempo completo. No es extraño entonces que un estudio de la Comisión Europea, alerte de que encontrar empleo en España (y en otros estados miembros, como Rumanía, Bulgaria o Grecia), ya no es una garantía suficiente para salir de la pobreza debido a la elevada proporción de contratos temporales o a tiempo parcial que existen. Solo el 35% de los españoles en riesgo de necesidad que encuentra un trabajo logra salir de esa situación, según la CE. La población en riesgo de pobreza o exclusión social ha aumentado en España del 23,3% en 2007 al 28,2% en 2012. Para todos ellos, es urgente que la recuperación estadística se traslade a la vida real.


  • austera
    (26/01/14 11:10)
    #2

    Es el mucho morro de la gente lo que tiene que decrecer.  Ha llegado la hora, ya estaba tardando, de que las familias prioricen sus gastos y ajusten su cinturón. Nada es gratis. Si cae la hostelería crecerán las reuniones familiares ¡en casa!, como antes de los 90. Hay que repartir trabajo y salario. Parece comunista pero es la única salida para la mejora de todos y todas, los vascos y las vascas, los navarros y las navarras, los homo y los hetero, los católicos y los suníes, los blancos y los negros........ 

    Responder

  • isidro
    (26/01/14 09:37)
    #1

    Si las empresas despidena troche y moche, si los bancos no dan créditos aunque demuestres que no los necesuitas, si las amilas no peuden llegar a fin de mes,tu me contarás cual es la economía que crece. Un catecismo nada creíble, auspiciado por los pillos que se lo llevan crudo.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra