Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PIB DE JAPÓN

Japón crece un 3,5% al compás de las agresivas políticas de Shinzo Abe

Peatones pasan junto a un panel de datos económicos en Tokio.

Japón crece un 3,5% al compás de las agresivas políticas de Shinzo Abe

Peatones pasan junto a un panel de datos económicos en Tokio.

AFP
0
Actualizada 16/05/2013 a las 15:15
  • EFE. TOKIO (JAPÓN)
El PIB nipón creció entre enero y marzo un 3,5 por ciento interanual, en lo que supone el primer resultado palpable del ambicioso programa del primer ministro Shinzo Abe para combatir la deflación y revitalizar a la tercera economía mundial. 

Impulsada por el gasto privado, la inversión pública y las exportaciones, la economía nipona creció un 0,9 por ciento con respecto al periodo octubre-diciembre del año pasado en lo que supone el segundo trimestre consecutivo en el que el país asiático registra crecimiento.

El consumo interno, que supone casi un 60 por ciento del PIB nipón, aumentó un 0,9 por ciento con respecto al trimestre anterior, una prueba clara de la confianza que han insuflado en los japoneses las medidas de estímulo de Abe.

Esa euforia también se ha contagiado a los inversores del parqué tokiota, tal y como muestra la subida del 60 por ciento que ha acumulado el selectivo Nikkei desde noviembre de 2012.

Las exportaciones, que componen prácticamente casi el 40 por ciento restante del PIB, subieron un 3,8 por ciento en relación a los tres meses precedentes gracias al incremento en el envío de vehículos para comercializar en el mercado estadounidense, precisaron hoy funcionarios del Gobierno nipón.

En este sentido, las grandes compañías exportadoras niponas se han visto beneficiadas por la fuerte caída que ha sufrido el yen -lo que hace más competitivos sus productos en el exterior e incrementa sus beneficios al repatriarlos- al compás de la llegada al poder del primer ministro Shinzo Abe el pasado diciembre.

Desde mediados de noviembre, momento en el que Abe, que ya se perfilaba entonces como ganador de las generales, anunció su batería de medidas, la divisa nipona se ha abaratado en un 31 y un 29 por ciento respectivamente con el euro y el dólar.

Entre las primeras decisiones del jefe de Gobierno nipón estuvo la de activar una partida valorada en unos 100.000 millones de euros destinada al gasto público, que efectivamente se ha incrementado en este primer trimestre del año un 3,4 por ciento internanual y un 0,8 con respecto a los tres meses anteriores.

Poco después colocó al frente del Banco de Japón (BoJ) a Haruhiko Kuroda, un partidario de la flexibilización contundente deseoso de que la entidad emisora dejará atrás una etapa en la que su herramienta básica se enfocó principalmente en los tipos de interés interbancarios, situados prácticamente en 0 desde finales de 2010.

De este modo, Kuroda anunció en abril un paquete de medidas que incluyen una mayor compra de deuda pública y activos de mayor riesgo por parte del BoJ de cara a duplicar la base monetaria en dos años, lo que implica imprimir billetes a un ritmo inédito hasta ahora en Japón.

El sobresaliente dato nipón, por encima del incremento del 0,3 por ciento intertrimestral de EEUU entre enero y marzo y del nefasto retroceso del 0,2 de la zona euro, constituyen un buen saldo para el programa de Abe, que hasta ahora ha despertado grandes expectativas en los mercados sin contar con muchos resultados tangibles.

Además, constituye el mejor respaldo posible para su partido de cara a las cruciales elecciones para renovar la mitad del Senado en julio, que en caso de victoria permitirían a su formación controlar ambas cámaras y acelerar sus programas de reforma.

Sin embargo, muchos expertos apuntaron hoy que la inversión corporativa, el tercer factor de mayor peso en el PIB después del consumo y las exportaciones, retrocedió un 0,7 por ciento con respecto al periodo octubre-diciembre.

El dato supone el quinto trimestre consecutivo en el que este indicador registra un dato negativo y ofrece la sensación de que las medidas del nuevo Gobierno nipón no parecen haber calado con tanta fuerza en las grandes empresas, cuyo papel es básico para sacar a Japón de su larga etapa de letargo.

De hecho, el salario medio en Japón ha caído en torno a un 0,4 por ciento en este primer trimestre del año, una tendencia que difícilmente permitiría al país asiático reconducir a medio plazo su economía con el consumo interno como principal motor.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual