Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CUMBRE DEL ECOFIN

De Guindos pide protección para "todos los depósitos" bancarios

El Eurogrupo reconoce los esfuerzos de España para corregir los desequilibrios

El Eurogrupo reconoce los "importantes esfuerzos" que el Gobierno español ha hecho para corregir los desequilibrios macroeconómicos del país, pero su presidente es tajante.

El ministro de Economía y Competitividad español, Luis de Guindos, asiste a la reunión de los ministros de Economía de la Unión Europea (UE) celebrada en Bruselas

De Guindos pide protección para todos los depósitos bancarios

El ministro de Economía y Competitividad español, Luis de Guindos, asiste a la reunión de los ministros de Economía de la Unión Europea (UE) celebrada en Bruselas

EFE
0
Actualizada 14/05/2013 a las 19:22
  • E.PRESS. BRUSELAS (BÉLGICA)
El ministro de Economía, Luis de Guindos, pidió durante el Ecofin que "todos los depósitos estén adecuadamente protegidos" en caso de quiebra o reestructuración bancaria y ha considerado "artificial" la distinción entre las cuentas superiores y las inferiores a 100.000 euros, las únicas actualmente garantizadas. 

"Si un banco sufre una fuga de los depósitos superiores a 100.000 euros, los demás también sufrirán", alegó Guindos durante el debate sobre la nueva directiva de resolución bancaria, cuyo objetivo es que sean los accionistas y acreedores y no los contribuyentes los que paguen los costes de futuras crisis financieras.

España fue el único país que pidió la exclusión total de los depositantes de futuros rescates en un debate que puso de relieve la división entre los Veintisiete sobre esta materia. En lo que sí son unánimes los ministros tras el fiasco del rescate de Chipre es que los depósitos por debajo de 100.000 euros son "sacrosantos" y no se tocarán en ningún caso.

La Comisión y el Banco Central Europeo (BCE) pidieron que se dé una "preferencia a los depositantes" de más de 100.000 euros. Ello significa, según el comisario de Servicios Financieros, Michel Barnier, que "sólo se tocarán en caso extremadamente limitados" y "serán preservados en la mayoría de los casos".

En rueda de prensa tras el Ecofin, Guindos matizó su posición y dijo que aunque los depósitos de más de 100.000 euros deben gozar de una "protección especial", no excluye que se les apliquen pérdidas "en circunstancias excepcionales", y se mostró partidario a apoyar las propuestas de Bruselas y el BCE.

Los primeros en asumir pérdidas serán los accionistas, seguidos de los tenedores de preferentes y deuda subordinada y los bonistas sénior, según la jerarquía defendida por el representante alemán en el directorio del BCE, Jörg Asmussen. Los grandes depositantes sólo contribuirían "como último recurso", cuando el resto haya agotado su capacidad de asumir pérdidas.

La opción de dar a los grandes depositantes un estatus "preferente" logró un "considerable apoyo" entre los ministros, según dijo el presidente del Ecofin, Michael Noonan. No obstante, otras delegaciones como Alemania, Francia, Holanda o Dinamarca, defendieron que los grandes depositantes se sitúen al mismo nivel que los bonistas sénior a la hora de asumir pérdidas.

En todo caso, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, se mostró dispuesto a dar preferencia a los grandes depositantes si esta es la vía de consenso. En contraste, su homólogo francés, Pierre Moscovici, dijo que la preferencia "no es una buena solución" porque "deformará la estructura de los balances bancarios en beneficio de los depósitos, más volátiles que los bonos en caso de crisis".

El segundo punto de discrepancia entre los Veintisiete es si hay que dar o no flexibilidad a las autoridades nacionales de resolución para excluir de las quitas a determinados actores, como los depositantes, por razones de estabilidad financiera. Esta fue la postura de Francia, mientras que Austria reclamó la máxima armonización para garantizar la igualdad de trato entre los Estados miembros y la seguridad jurídica.

También Guindos pidió  una armonización máxima en el nuevo sistema "evitando la fragmentación del mercado introduciendo elementos discrecionales en la directiva". "Cualquier flexibilidad sólo la puede aplicar una institución europea", sostuvo.

Tampoco hay acuerdo sobre las fechas. España está entre la mayoría de países que reclamaron retrasar la entrada en vigor del nuevo sistema de quitas para los acreedores hasta 2018. Sin embargo, tanto el BCE como el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, pidieron adelantarla a 2015.

La presidencia irlandesa se comrpometió a tratar de lograr un acuerdo sobre la nueva directiva en el próximo Ecofin de junio. Guindos dijo que esta norma es un "elemento esencial" de la unión bancaria, pero "no puede sustituir a los otros dos pilares": la creación de una autoridad única de resolución y de un sistema común de garantía de depósitos. Todas estas piezas deben negociarse "en paralelo".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual