Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
BANCA

La Sareb comienza a gestionar los pisos de la banca nacionalizada

0
Actualizada 31/12/2012 a las 15:28
  • EFE. MADRID
La venta de pisos y solares por parte del "banco malo" es posible desde este lunes, 31 de diciembre, fecha en la que la Sareb recibió oficialmente la avalancha de pisos, solares y créditos morosos transferidos por la banca nacionalizada.

Con este traspaso arranca formalmente la actividad de la llamada Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), la entidad participada por el FROB y el sector financiero, cuya única actividad será dar salida a los activos "tóxicos" de la banca rescatada.

Para empezar, recibió activos por importe de 36.695 millones de euros Bankia, Catalunya Banc, Novagalicia y Banco de Valencia, que han percibido a cambio deuda senior emitida por Sareb y avalada por el Estado.

Hace unos días, estas entidades comunicaron a la CNMV que su aportación ascendería a 37.109 millones, aunque la cifra ha sido revisada en 414 millones a la banca por un ajuste en la cifra transferida por NCG Banco- Banco Gallego.

La mayor parte de los activos transferidos al "banco malo" proceden de Bankia, con 22.318 millones, seguido de Catalunya Banc con 6.708 millones, NCG Banco y su filial, Banco Gallego, con 5.707 millones, y el Banco de Valencia con 1.962 millones.

En el primer trimestre de 2013 serán las otras cuatro entidades que han recibido ayudas de Bruselas (Liberbank, Caja3, BMN y CEISS) las que trasferirán sus activos.

Según los datos de la Comisión Europea, los activos tóxicos que estas entidades van a pasar al "banco malo" ascienden a 4.588 millones, aunque también en este caso la cifra será revisada.

En total, se calcula que el "banco malo" tendrá en su cartera 89.000 pisos, 13 millones de metros cuadrados de suelo, y miles de créditos al promotor que son morosos, y que habrá que dar salida en el mercado. Gestionará entre 50.000 y 55.000 millones de euros, según las previsiones contenidas en su plan de negocio.

Para comenzar a funcionar desde este lunes, la Sareb ha trabajado intensamente en las últimas semanas para cerrar su estructura de capital, con 3.818 millones de euros aportados por entidades privadas (55 %) y en menor medida (45 % ) por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El 25 % de esta cifra ha sido aportado en efectivo, y el resto en una emisión de deuda subordinada que quedó cerrada el viernes pasado, por importe de 2.850 millones.

Desde el principio, el Gobierno - en sintonía con Bruselas - ha trabajado para que Sareb sea una entidad de capital mayoritariamente privado, lo que ha obligado a las entidades financieras, y sobre todo a Santander y Caixabank, a realizar una aportación millonaria.

El Santander tiene comprometida en esta sociedad 840 millones de euros, lo que dará el 16,2 % del capital, en tanto que Caixabank aportará 606 millones, el 11,7%.

Le siguen el Banco Sabadell con 335 millones (6,4%), Banco Popular con 288 millones (5,5 %) y Kutxabank, con 128 millones (2,5%).

El BBVA ha declinado hasta ahora la invitación a participar formuladas por el Gobierno, que ahora estudia imponer una derrama al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) para todo aquel que no haya contribuido al Sareb, lo que podría afectar al banco que preside Francisco González.

La última aportación privada al capital de Sareb se cerró la semana pasada con la emisión de deuda subordinada por importe de 2.863 millones de euros, de los que 1.590 millones los han aportado los accionistas privados, y 1.273 millones el FROB.

En la actualidad, el accionariado de Sareb está compuesto por veinte entidades, todas ellas de carácter privado, salvo el FROB.

Entre los accionistas privados hay 13 bancos nacionales (Santander, Caixabank, Sabadell, Popular, Kutxabank, Ibercaja, Bankinter, Unicaja, Cajamar, Caja Laboral, Banca March, Cecabank y Banco Cooperativo Español), dos bancos extranjeros (Deutsche Bank y Barclays Bank) y cuatro aseguradoras (Mapfre, Mutua Madrileña, Catalana Occidente y Axa).

Además de los accionistas, hay dos entidades, Asisa y Mutua Pelayo, que han suscrito deuda subordinada de Sareb, sin comprar acciones.

Los accionistas tendrán que realizar una nueva aportación durante el primer trimestre de 2013, en una nueva ampliación de capital que prepara Sareb para elevar su capital a unos 5.000 millones de euros.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual