Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MÚSICA SANTI ECHEVERRÍA

Vetusta Morla contra el diluvio

Imagen de la noticia

Vetusta Morla contra el diluvio

Un momento del concierto de Vetusta Morla en la Ciudadela. S.E.

9
Actualizada 05/09/2011 a las 01:02

O CHO canciones hubo de bonanza antes de que el calorcito de la noche y el calorazo energético desde el escenario se tornaran primero en suave chirimiri, después en lluvia que se fue tornando torrencial hasta convertirse en diluvio. Universal o foral, ese diluvio no fue suficiente ni para suspender el concierto ni para que al menos entre la cuarta y la tercera parte del público se quedara frente al escenario, y escuchar a Pucho y los suyos. Pucho preguntó: "¿Y así seguimos?". La respuesta fue unánime: Sííí. . Nada ni nadie pudo acallar a Vetusta Morla en la noche de la tormenta tropical de primeros de septiembre. Ley de Murphy o no, la lluvia hizo acto de presencia de manera tan potente que combaba los paraguas de los previsores. Y los que no lo fueron y decidieron continuar en el concierto posiblemente "sufrieron" una de las duchas más prolongadas y duras de su vida. Al finalizar mas de uno tenía la ropa como para tirarla al contenedor.

En ese público bastante heterogéneo en edades y condiciones, los de más años optaron por la retirada a tiempo. Una pena para el que podía haber sido el concierto del verano en cuanto a ambiente.Pero para los del escenario nada que reprochar. Al contrario. Hay que alabar su entrega, su capacidad de estar por encima de las circunstancias y la fidelidad hacia su público, igual ante cien que ante casi 4.000, el número aproximado que se dio cita en la Ciudadela. En sus dos horas de actuación repasaron la mayor parte de los temas de su anterior disco Un día en el mundoy del que ahora están presentando, Mapas, un nombre metafórico para hablar de los caminos, de las rutas del alma de las que surgen los sentimientos, las actitudes, los sentimientos, las maneras de enfrentarse a la vida. Y en eso Vetusta Morla tiene un gran valor añadido respecto a otros que quieren jugar en su división del pop-rock independiente, que no duden es la Primera. Las canciones de los de Tres Cantos destilan una redondez envidiable porque letra y música fluyen como un ente sólido. Pero es que las defienden en directo como si fuera la última cosa que en cada momento van a hacer en la vida.

El diluvio de la noche del viernes no fue impedimento. Una explosión que se hizo presente desde la segunda canción, con la capacidad de pasar de cero a cien en un abrir y cerrar de ojos. Explosiones emocionales coreadas por la concurrencia como si se tratara de una sola voz. Momentos de vaciado emocional más que envidiables. Para ello Pucho es una especie de antorcha humana en cantante. Se transmuta. Maneja su peculiar y personalísimo timbre para azuzar al fuego o para templar en la melancolía y puede ponerse al nivel o incluso por encima del entramado de distorsión de unas guitarras que pueden ahogar en el sentimiento. Intenso siempre muy intenso. Introversión, expansión, identificación. podrían ser el esquema que grupo y públicio fueron alcanzando con Autocrítica, Sálvese quien pueda, Un día en el mundo, Valiente, La marea, Pequeño desastre animal, La cuadratura del círculo, Año nuevo, Rey sol, Saharabbey road, Al respirar, Los días raros, Lo que te hace grande, En el río, Baldosas amarillas, Boca en la tierra, El hombre del saco, Maldita dulzura, Cenas ajenas, Mapas, Canción de vuelta, Escudo humano, Mi suerte. Pónganlas en el orden que quieran porque como dice la expresión "ninguna tiene desperdicio". Los madrileños se ganaron como mínimo la oportunidad de volver a dejar el pabellón bien alto, al menos ante la misma concurrencia y con el clima a su favor.

Enhorabuena Día y lugar: Segundo concierto del Ciclo Escena Ciudadela Sound protagonizado por el grupo madrileño Vetusta Morla. Celebrado el viernes 2 a partir de las 22.40 horas en la Ciudadela de Pamplona. Alrededor de 3.500 personas congregadas. Una hora y cuarenta minutos con bises incluidos y ovación final.
Músicos: Vetusta Morla son Pucho (voz), Guillermo Galván (guitarras y coros), Juan Manuel Latorre (guitarras y teclados), Jorge González (percusiones y programaciones), Álvaro B. Baglietto (bajo) y David el Indio (batería y coros).




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual