Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CRÍTICA DE CINE MIGUEL URABAYEN

Unión de lo diferente

Imagen de la noticia

Unión de lo diferente

Woodrow Dolarhyde (Harrison Ford, izquierda) y Jake Lonegan (Daniel Craig) observan al enemigo. PARAMOUNT

0
Actualizada 14/09/2011 a las 01:01

L A idea de mezclar géneros en una película, como hace Cowboys & Aliens desde su mismo título, es más antigua de lo que parece. Algunas de mediados del siglo pasado entraban en ese tipo. Por ejemplo, comedias que eran a la vez historias policiacas con toques de terror (estoy pensando en El gato y el canario con Bob Hope y en otras de aquella época).

Aunque el genero Oeste ha aguantado muchas variaciones, incluida la de los hermanos Marx, nunca había sufrido una invasión de alienígenas y esto hace que la actual sea original. Quizá los productores han pensado que así podrían atraer a los aficionados de ambos grupos. Pero en cine esa suma no es segura y se corre el riesgo de decepcionar a ambos tipos de aficionados.

El comienzo es interesante. El protagonista (Daniel Craig) se despierta en medio del desierto con su memoria en blanco. No recuerda quien es ni cómo ha llegado allí ni qué significa la extraña pulsera sujeta a su muñeca izquierda. Los espectadores tampoco pero pronto veremos que es un hombre de acción por cómo acaba con tres cazarecompensas y se apodera del revolver y ropa de uno de ellos. Y de su sombrero que llevará durante la mayor parte de la película.

Durante un buen rato el argumento de Cowboys & Aliens corresponde a los vaqueros. El protagonista Jake Lonegan -identificado por el sheriff del pueblo- se enfrenta al hijo del dueño de Absolución (así se llama el pueblo), es detenido en el saloon y acaba en la cárcel. Y justo cuando por su pasado criminal lo van a trasladar a otra ciudad más importante, aparecen extrañas naves anunciadas por la segunda mitad del título. En esos momentos, Jake comprobará la utilidad de la pulsera

Tecnología espacial

A partir de ahí los alienígenas compartirán la pantalla con bandidos y guerreros indios, más el dueño del pueblo (Harrison Ford), Jake Lonergan y Ella (Olivia Wilde), una atractiva, extraña mujer. Todos se unen para hacer frente a los invasores que desde sus rápidas naves, parecidas a grandes libélulas metálicas, se han apoderado de varios habitantes del pueblo. Por cierto, lo hacen cazándolos a lazo, según vemos, y no me parece apropiado. Debían haber utilizado una forma distinta, algún rayo magnético o algo similar. El lazo corresponde a los cowboys, no a extraterrestres de superior tecnología.

Y realmente la tienen, según se ve en las escenas del interior de la gigantesca nave principal, una especie de rascacielos semienterrado entre montículos del desierto de Arizona. Los alienigenas que la han construido tienen un aspecto que recuerda a la vez al monstruo de Alien y a un cuadrumano de gran tamaño. No entro en detalles aunque uno de ellos (las manos, pero no diré más) parece poco práctico.

Así pues, los representantes del Viejo Oeste (indios, bandidos y colonos) luchan en desigual batalla con los temibles y más fuertes invasores. En ese largo final resulta claro que la ciencia ficción se impone sobre el western. Quizá sea mejor así, porque las del Oeste suelen tener un desenlace que todos los adultos conocemos. El que vemos aquí, también lo podemos anticipar pero la nave espacial lo hace distinto.

Una vez terminada, el aficionado puede sentirse algo confuso por la mezcla de géneros, pero sí se puede reconocer que está película abre nuestra imaginación a posibles futuras combinaciones. ¿Qué tal Romanos y Extraterrestres? ¿O Templarios y Alienígenas? Realmente, la llegada de naves de otros mundos a nuestro planeta no tiene que ocurrir solo en la época actual. El pasado ofrece muchos campos de batalla.

Volviendo a Cowboys & Aliens admito que su doble acción en la Arizona de 1873 es variada y entretenida. No conozco la novela gráfica de Scott Mitchell Rosenberg que los cinco guionistas dicen haber seguido pero según quienes sí la han leído, ellos han inventado todo el argumento. No se entiende que se haya necesitado a tantos escritores profesionales para un simple guión pero quizá unos han modificado el trabajo anterior de otros.

En cualquier caso, la película tiene el atractivo de su reparto al incluir a Daniel Craig y Harrison Ford como actores principales. Pero ninguno de los dos será recordado por su trabajo aquí. Craig aparece tan frío como si estuviera otra vez en la piel de James Bond y Ford no está para los trotes de su personaje. Sin embargo, la presencia de ambos actores da peso al reparto.

EN RESUMEN: Una fantasía apoyada en dos géneros distintos. Puede entretener mientras la vemos pero en este caso la suma de dos unidades es inferior al valor de cada una de ellas. Buena ambientación y efectos especiales.

COWBOYS & ALIENS

Título original: Cowboys & Aliens, USA, 2011. Duración: 2 horas menos 2 minutos. Director: Jon Favreau. Guión: R. Orci, A. Kurtzman, D. Lindelof, M. Fergus y H. Ostby. Fotografía: Matthew Libatique. Montaje: D. Lebental y J. May. Música: Harry Gregson-Williams. Intérpretes principales: Daniel Craig (Jake Lonegan), Harrison Ford (Woodrow Dolarhyde), Paul Dano (Percy, hijo de Dolarhyde), Olivia Wilde (Ella), Sam Rockwell (Doc, dueño del saloon), Keith Carradine (Sheriff Taggart), Clancy Brown (predicador).




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual