Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Strauss, champán y domadores

  • El público disfrutó especialmente con las coreografías del Strauss Festival Ballet

Imagen de la noticia

Varios bailarines del Strauss Festival Ballet Ensemble y una soprano (derecha) amenizaron ayer el tradicional concierto de Año Nuevo. JORGE NAGORE

Imagen de la noticia

El director, Nikolai Koliadko, con los músicos de la Strauss Festival Orchestra puestos en pie. JORGE NAGORE

0
Actualizada 07/01/2012 a las 01:01
  • NEREA ALEJOS . PAMPLONA

El Baluarte dio ayer la bienvenida al Año Nuevo con la versión del tradicional concierto con música de los Strauss celebrado en Viena cinco días antes, y con el mismo éxito de siempre: lleno total. Por quinto año consecutivo, actuó la Strauss Festival Orchestra, dirigida en esta ocasión por el maestro ruso Nikolai Koliadko, que no se mostró muy amigo de las bromas.

El escenario lució más desnudo que nunca: ni siquiera se colocaron flores. Toda la vistosidad recayó en el cuerpo de bailarines del Strauss Festival Ballet Ensemble, que interpretaron media docena de coreografías, cada una de ellas con un vestuario diferente.

Polkas, valses, marchas y arias se entremezclaron en un programa que se presta a muy pocas novedades, ya que nunca faltan las piezas "imprescindibles", como el Vals del Emperador, la obertura de la opereta de El Murciélago o la velocísima polka Trisch-Trasch,que incorpora el sonido de uno de los instrumentos más rústicos del mundo: el "látigo" o Holzklapper, donde se entrechocan dos barras de madera.

Durante la primera parte, la decena de bailarines del Strauss Festival Ballet acapararon la atención del público en piezas como el Vals del Emperador.Ellos, engominados, tiesos y con frac, tenían un aire de muñecos a los que se les acababa de dar cuerda. Ellas desprendieron destellos un tanto cabareteros, cada una de ellas vestida de un color diferente: verde, morado, azul, amarillo y rojo. En los Cuentos de los Bosques de Viena salieron con vestidos blancos de volantes y guantes azules. Una soprano interpretó tres arias de diferentes operetas compuestas por Johann Strauss hijo: El Murciélago, Una noche en Venecia y El Barón Gitano. La primera parte del concierto se cerró con la única pieza que no pertenecía a los Strauss: el popular Can Cande Orfeo en los infiernos, con el que el público se trasladó desde Viena al Moulin Rouge durante unos instantes.

"Feliz año" con champán

La primera parte del concierto transcurrió en tono "serio", sin una sola broma por parte del director o de los músicos, pero en la segundase animó un poco más. Durante la interpretación de El tren de las delicias, los bailarines irrumpieronvestidos de domadores de circo.

Le siguió la polka Champagner,en la que un músico sentado en la última fila de la orquesta le gritó "¡Champán!" al director mostrando una botella de champán en la mano. Luego salió un camarero vestido de domador. El músico, que se desplazó por el escenario, descorchó la botella y el líquido salió despedido, a lo que el público reaccionó riendo tímidamente. El camarero se unió a él en el centro del escenario, donde exclamó "¡Feliz año nuevo!" con acento extranjero. El público aplaudió y la orquesta terminó de tocar la pieza.

El programa concluía con el vals Voces de primavera,a la que le siguieron una propina y la indispensable Marcha Radetzky, la obra que es sinónimo de "fin". La orquesta fue rápida en despedirse, y el público también, con poco más de un minuto de aplausos.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra