Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
JUAN ECHANOVE ACTOR

"Sin desdramatizar la vida no vamos a ningún lado"

  • La temporada teatral del Gayarre se inaugura mañana a las 20 horas con "Desaparecer", de Calixto Bieito, que pone en escena al actor Juan Echanove y a la cantante Maika Makovski

Imagen de la noticia

El actor Juan Echanove en un momento de su interpretación en Desaparecer, la obra con la que visita mañana el Gayarre.

0
Actualizada 06/01/2012 a las 00:04
  • SILVIA AYERRA . PAMPLONA .

El binomio Bieito - Echanove quedó demostrado hace unos años en Plataforma, ¿sigue funcionando?

A las mil maravillas. Una de las razones por las que seguimos trabajando juntos es porque, independientemente de que tenemos carreras muy separadas y Calixto está prácticamente el 80% del año fuera de España, tenemos una relación muy directa y siempre pensamos en hacer cosas juntos, aunque hayamos tardado cuatro o cinco años. Hemos tardado tanto porque hemos pensado mucho qué hacer.

¿Cómo se desenvuelve en el oscuro universo de Allan Poe?

La niebla en la que nos sitúa Calixto a los personajes convierte la negrura de Poe en un abismo blanco. Pero siempre intentando mantener el vértigo que todos sentimos cuando nos ponemos al borde del precipicio y tenemos que tomar la determinación de saltar o permanecer allí.

No se trata un tema de actualidad.

El miedo es de enorme actualidad. El miedo, el terror, la violencia, la desesperación y la perversidad son elementos actuales. Es verdad que no se habla de los trajes de Camps ni de los negocios de Urdangarín, sino de algo tan actual como es el miedo que todos tenemos cuando se apaga la luz y nos quedamos a oscuras.

¿Qué ingredientes tiene la obra que acepta nada más leer el guión?

Cuando trabajo con Bieito no miro lo que vamos a hacer. Primero tomo la determinación de trabajar con él. A partir de ahí, empezamos a crear una dramaturgia. Es fundamental más allá del texto que interprete saber quién me va dirigir.

¿Y ha rechazado muchos papeles?

Digamos que sí. Pero llevo 33 años trabajando en esto.

¿Con muchos sacrificios?

Sí, esta profesión es muy desarraigada. Pero a cambio me ha permitido conocer profundamente mi país, a muchas personas que no viven en el mismo sitio que yo y que son hoy amigos del alma. Y que cada cierto tiempo, gracias al teatro, puedo reencontrarme con ellos. Como va a ser el caso en Pamplona. A lo mejor he perdido tiempo que tenía que haber dedicado a mi familia y amigos, pero me siento un ciudadano más plural, porque he recorrido muchísimos kilómetros "con el carromato a cuestas", y eso me hace tener una idea de país más abierta y moderna.

¿Pero se arrepiente?

No me arrepiento de nada. Las cosas de las que me arrepiento son por mi mala cabeza o mi mala práctica, no por cosas que me hayan ocurrido por intervención de los demás. A día de hoy puedo decir que soy un tipo que se siente muy a gusto dentro de la piel que habita.

Y que admira el sentido del humor.

Sí, porque sin sentido del humor no vamos a ningún lado, sin desdramatizar la vida. Para mí las personas se dividen en dos clases, los que tienen sentido del humor y los que no. Es imprescindible, el más imprescindible de los sentidos además del gusto.

¿Se siente más cómodo en un plató de televisión o sobre el escenario de un teatro?

Cómodo realmente me siento en mi sofá, sin tener que sufrir la tensión cuando se levanta un telón, que me grabe una cámara o que me retoquen el maquillaje. El medio me es indiferente, el teatro se hace de una manera, la televisión de otra y el cine de otra. Lo que hay que hacer es jugar con las reglas de cada medio. El error de estos días es querer hacer teatro en televisión o televisión en el teatro. En todo caso tiene que ser común a todos que la interpretación se convierta en un fenómeno sincero.

Lleva diez años convertido en Miguel Alcántara, ¿qué le ha dado?

Muchos momentos de satisfacción trabajando con mis compañeros y un contacto con el público que es de agradecer. Los personajes de Cuéntame han empatizado tanto con la audiencia que cuando voy por la calle siempre me cruzo con millones de sonrisas. Y cruzarte con gente que al mirarte te sonríe es realmente un privilegio.

¿Cuál será el futuro de la serie?

No lo sé. Pero recuerdo una frase de Tito Fernández, primer director de la serie, que decía que "Cuéntame durará lo que vosotros queráis que dure". El éxito de la serie está en que todos los días nos vamos a casa insatisfechos con el trabajo que hemos hecho, pensando que podríamos haberlo hecho mejor.

¿Su relación con Imanol Arias es tan de hermanos como en la ficción?

Tanto él como yo empezamos a trabajar muy jóvenes, la primera vez fue en Tiempo de silencio, e incluso antes ya nos conocíamos. Desde entonces, tenemos una amistad que va más allá de la amistad, somos familia. Yo soy padrino de su hijo mayor y Pastora Vega es madrina de mi hijo. En la ficción somos hermanos, y en la vida somos más que hermanos, somos buenos amigos.

Será consciente de la envidia que despierta cada jueves en Un país para comérselo.

Soy consciente y pido perdón por ello. También es verdad que no nos comemos ni nos bebemos todo lo que parece porque estaríamos muertos. Es una serie que tiene su complicación, de hecho diría que es la serie más difícil que he hecho en mi vida. Es muy complicado editar en 45 minutos algo que sea dinámico, que interese y en un horario tan especial. Pero en el fondo reconozco que Imanol y yo somos los personajes más envidiados del país. Dedicamos medio año de nuestro tiempo a este viaje continuo por nuestro país para que la gente entienda que lo mejor que tenemos en España es nuestro propio país, nosotros mismos.

El programa reivindica los sabores de siempre, ¿es usted tan tradicional?

Entiendo que la gastronomía es una ciencia donde no está permitido el fundamentalismo. Alguien que diga "para mí la cocina es solamente la de las abuelas vascas" no tiene ni idea el terreno que está pisando. Es una ciencia que provoca continuamente el mestizaje donde no existen las fronteras y, si se ponen, se derrumban a través del imperio de los sabores. A veces el cuerpo me pide tradición, y otras impresionismo o expresionismo, depende de mi estado de ánimo. Respeto las tradiciones y lo que más me interesa de la vida es el día de mañana.

¿Qué se comería de España?

A todos los ciudadanos, ¡pero a besos! Por eso siempre pensé en este título para la serie, no es un país para comérselo en productos. Y como sabor primario, me debatiría entre el vino, el aceite de oliva, el jamón y el queso. Y de los cuatro, el queso. Pocas cosas hay más ricas que un buen queso.

Cine, teatro, televisión y también ahora cocina, ¿le queda algo?

No lo sé. Tengo 50 años y empecé muy joven. Tengo bastante experiencia pero todos los días cuando me levanto me doy cuenta de lo poco que sé. Bastante hago con intentar hacer bien mi trabajo, me conformo con eso. Si me proponen cosas que no tengan que ver estrictamente con mi profesión de actor, decido acometerlas simplemente porque me gusta muchoel riesgo.

"Desaparecer", de Calixto Bieito

En este montaje teatral, convertido en un "poema- concierto", Bieito parte de conocidos textos de Edgar Allan Poe comoEl cuervo oEl gato negro y los traslada a escena gracias a Juan Echanove y a la cantante Maika Makovski, que "pasea piano al hombro" . Como afirma Echanove, no es una obra que se ajuste al formato de teatro convencional ya que su director intentará encontrar un equilibrio entre texto y música. En el escenario predomina la niebla abundante que creará ese clima de angustia y terror de los textos. El actor sudará (literalmente) para transmitir al público las contradicciones de los personajes mientras que Makovski aportará fuerza a los textos de Poe con su presencia, su voz y su piano.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra