Cultura Cultura

El Tiempo: Cargando...

Club del Suscriptor   Iniciar sesión   Regístrate

FERNANDO ARAMBURU, VII PREMIO TUSQUETS POR SU NOVELA 'AÑOS LENTOS'

"Sigo rebelándome contra la violencia, da igual dónde viva"

AINHOA PIUDO . PAMPLONA    

  • "No es verdad que el capitalismo ya no funcione, lo que ocurre es que el capital se ha desplazado a otros lugares"

Actualizada 03/11/2011 a las 02:19
3
Compartir
Imprimir Enviar

Encuentro con Fernando Aramburu

Encuentro con Fernando Aramburu DN.ES

Imagen de la noticia

Fernando Aramburu, ayer, en la calle Zapatería de Pamplona. J.A. GOÑI

Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959), autor de novelas como El trompetista del Utopía o Viaje con Clara por Alemania, puso rostro ayer a algunos de sus lectores en la sede que Diario de Navarra tiene en Zapatería, donde presentó su libro de cuentos El vigilante del fiordo. Antes tuvo tiempo de reflexionar sobre el fin de ETA, que él todavía no cree tal, sobre la crisis o el 15-M.

Con El vigilante del fiordo regresa al relato corto.

Sí, es un género que practico con regularidad, aunque espaciadamente. Cada cuatro o cinco años, vuelvo al cuento.

¿Le aporta más libertad?

Soy muy aficionado a la unidad narrativa breve. Lo he sido desde pequeño, ya como destinatario de los cuentos que me contaba mi madre. Mis libros de cuentos no son el resultado de juntar textos que he hecho ocasionalmente. Me dedico exclusivamente a ellos, y tengo comprobado que los primeros me suelen salir flojos, hasta que le cojo el tranquillo.

¿Le molesta que este libro se esté permanentemente comparando con Los peces de la amargura, su anterior libro de relatos breves?

Digamos que ya me lo preveía. Para resistirme un poco a esta trivialización, no quise escribir Los peces de la amargura II, así que introduje otros contenidos que no tenían que ver directamente con el terrorismo de ETA. Una manera de simplificarme consiste en convertirme en el escritor de ese libro exclusivamente. Pero quien me conoce más de cerca sabe que yo toco otros registros, entre ellos el humorístico.

Entonces este libro es una apuesta premeditada.

Sí, una apuesta ética, pero también literaria. Yo intento ofrecer a los posibles lectores escritura, es decir, lenguaje trabajado literariamente. Sea el tema serio o sea jocoso, hay un trabajo literario que va conmigo.

Hablando de apuestas éticas. ¿El escritor tiene la obligación moral de posicionarse o la ficción es otra cosa?

No, yo no creo que tenga ninguna obligación. Entre otras razones, porque las obligaciones hacen que el creador no sea libre. Lo veo más como una opción personal, que es de tipo moral, por supuesto. Yo elegí expresarme sobre la cuestión del terrorismo. Más que sobre el terrorismo, sobre las personas que lo han sufrido o lo han llevado a cabo, y sobre otros que estaban cerca y miraron hacia otro lado. En realidad, lo que a mí me interesa es el funcionamiento del alma humana, es el factor humano.

¿Y se aprende algo sobre el alma humana escribiendo?

El cómo están hechas las personas por dentro no es una ciencia que permita aumentar una serie de conocimientos. Algo de eso hay, pero mi tarea no es científica, sino dar una perspectiva de haber vivido en la época que me tocó vivir, y ofrecer una respuesta literaria a eso.

A pesar de llevar 25 años fuera de España, parece que sigue viviendo el terrorismo en la sociedad vasca muy de cerca.

Claro, porque yo niego la distancia emocional. Siento empatía con los que han sufrido la violencia. Para mí, esta cuestión no es exactamente política, aunque tenga connotaciones o derivaciones. Lo que yo no puedo tolerar es que A haga daño a B porque A quiera conseguir unos objetivos. Yo me rebelo contra eso. Da igual donde viva, sigo rebelándome contra la violencia.

Según ha manifestado, el comunicado en el que ETA anunciaba su disolución le ha dejado frío.

La palabra no es frío. Lo que ocurre es que ETA no ha desaparecido, y yo considero que su mera existencia ya es violencia en sí. Permanece la amenaza, el efecto de la transmisión del miedo y del terror, por tanto, todavía está activa. Eso es lo que yo digo.

¿Qué pasos faltan por dar?

La violencia desaparecerá cuando quienes la ejercen disuelven sus estructuras; cuando entreguen las armas o las destruyan, de manera que los ciudadanos tengan la garantía de que pueden salir a la calle tranquilamente. La democracia puede tener todos los defectos que se quiera, pero hasta la fecha, no hemos encontrado ningún otro sistema donde la gente pueda convivir.

¿En Alemania se conoce a ETA o es un conflicto difícil de explicar?

En los años 80, cuando yo me instalé allí, cundió la idea romántica de que existía un pueblo, el vasco, que luchaba por su liberación. Pero la incesante concatenación de muertos, algunos de ellos llamativamente inocentes (niños, embarazadas, personas que pasaban por allá), abrió los ojos de los informadores y de la sociedad alemana en general. Hoy apenas se habla de ello.

¿La crisis ha variado el concepto que tenían de España?

A finales de los 80 y principios de los 90, cuando gozaba de un crecimiento económico que rondaba los 4 puntos, España generaba cierta admiración en Europa. También hay que tener en cuenta, y esto no se dice, que España ha recibido de una manera masiva subvenciones de la Unión Europea. Ese grifo se cortó cuando ingresaron en los países del Este. España entró en el euro pero no es independiente económicamente. La productividad no funciona. Y con tantos parados, mucho menos.

¿Hay indignados en Alemania?

No, no hay indignados.

¿Qué le parece este movimiento?

A mí me parece muy bien que la gente proteste, pero este movimiento del 15-M está desestructurado. Con un megáfono no se puede mejorar la sociedad. He oído declaraciones como: los políticos no nos representan. Y eso es una gran falsedad, porque sí nos representan, lo queramos o no.

La cosa es si nos representan bien o mal.

Efectivamente. Pero mientras este movimiento continúe así, interpretado por chicos que tienen mucho tiempo libre, tiene un futuro muy corto. Puede tener la virtud de la protesta, porque hace patente un descontento, pero no es efectivo en absoluto. Estuve en la plaza de Cataluña y me llevé una impresión penosa. Primero, por la suciedad que acumulaban, por la estética cutre y desaliñada. Pero es que, para colmo, vi a dos indignados pegarse a puñetazos entre ellos no sé por qué razón. Aquello ya terminó por darme una visión negativa de este asunto. La cosa está muy difícil. No es verdad que el capitalismo ya no funcione, como dicen algunos, lo que ocurre es que el capital se ha desplazado a otros lugares. Funciona, pero en China, en la India, en Brasil. Ahora nosotros tenemos malas cartas.

EN FRASES

Sin traducciones en Alemania

Paradójicamente, los libros de Aramburu, que han sido traducidos a varios idiomas, no se pueden leer en alemán. "Es verdaderamente sorprendente. Ha habido varias editoriales que se han interesado en algún momento pero, al final, todo se ha quedado en agua decerrajas", bromea. Después ahonda un poco en el tema. "Con mi primer libro,Fuegos con limón,tuve una mala experiencia. Para empezar, el primer traductor falleció cuando llevaba más de cien páginas. Además, me pusieron la cubierta más fea que he visto en toda mi vida. Intentaron cambiarme el título aJuventud peligrosa en el País Vasco, con fines claramente comerciales. No hice ninguna presentación, apenas se hizo publicidad y, para colmo, hubo alguna reseña negativa", recuerda. "Sospecho que las editoriales alemanas que pueden sentirse interesadas por mi obra, tiran de Google, ven las críticas que se hicieron por entonces, y desisten", explica.




Comentarios

  • rukulo
    (08/11/11 13:35)
    #3

    Me lo perdí el otro día, pero ahora lo he podido ver en vídeo: maravillas de la técnica. El libro, El vigilante del fiordo, muy bien por cierto...

    Responder

  • Doralene
    (08/11/11 09:40)
    #2

    Interesante!!... y buena idea lo de colgar el vídeo: me ha encantado Aramburu!!

    Responder

  • Rebelados
    (03/11/11 14:54)
    #1

    Y como te rebelas majo. Yo digo,  me rebelo, y ¿ ya me he rebelado?.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio

Enlaces recomendados
© Diariodenavarra.es

Grupo La información Iogenia Digital

Enlaces recomendados Pie 2
Enlaces recomendados Pie 3