Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
MUNDO VIRTUAL

¿Quién hereda nuestra huella de Internet?

  • En redes sociales como Tuenti, cuando un usuario fallece se da de baja el perfil completo

0
Actualizada 01/11/2011 a las 01:05
Etiquetas
  • LEIRE ESCALADA . PAMPLONA

A diario, cuando enciende su ordenador, probablemente revise si ha recibido algún mensaje en un su cuenta de correo electrónico. Quizá incluso disponga de varias, una personal, otra de su trabajo... Pero, ¿qué sucede con esta huella digital cuando fallecemos? Tal vez se pregunte si su heredero podrá acceder a esta información y, en caso afirmativo, cuál es el camino que debe seguir.

Además de revisar las cuentas de correo electrónico, también puede que visite su perfil en redes sociales como Facebook o Tuenti, deje un comentario en Twitter y suba una foto a Flickr. Incluso tal vez aproveche para escribir una entrada en su blog o puje por ese artículo que ha fichado en eBay. Estas actividades, que bien puede realizarlas desde un ordenador, a través de un teléfono móvil o de una tableta electrónica, ya son ejercicios cotidianos para muchas personas. Con cada una, el usuario va configurando su perfil en la red, estableciendo contactos, creando y compartiendo contenidos. Y así, dejando una huella muy personal que permanece en el tiempo e incluso nos sobrevive. Pero, ¿cuánto tiempo?

Correo electrónico

Lo más habitual para los usuarios de internet es disponer de una cuenta de correo electrónico. ¿Puede un familiar acceder a sus mensajes si usted fallece? Cualquier cuenta que usted abre en internet tiene su propio procedimiento para acceder a ella, restablecer contraseñas y cancelarla. En el caso de que el usuario muera, las empresas que trabajan en estos servicios cuentan con un protocolo. Al igual que el correo postal pasa a manos del heredero del difunto, la legislación actual no hace excepciones con los e-mails. Según expone Felipe Pou Ampuero, notario de Pamplona y decano del Colegio Notarial de Pamplona, "el ordenamiento jurídico no contempla especialmente las cuentas de correo electrónico". Estas, explica Pou Ampuero, se consideran "un bien más que se integra en el activo patrimonial del fallecido y forma parte de su herencia". Así, todos los derechos y obligaciones de la cuenta pasan al heredero o sucesor legal del titular. Forman parte de la herencia "los derechos patrimoniales cuyo contenido no está ligado a la personalidad individual de su titular", puntualiza. Por eso, es necesario definir bien cuál era la relación del titular con la cuenta. Ésta será diferente si se trata de una dirección de e-mail, un portal de compra y venta de productos o una red social.

En el caso de los correos electrónicos, Jesús Redondo, de Microsoft Ibérica, detalla: "Contemplamos un proceso a través del cual los familiares pueden acceder al contenido de la cuenta, pero no se facilita o restablece la contraseña". Para que los familiares puedan obtener esta información, explica que es imprescindible una "documentación obligatoria que nos permita verificar la situación y, a través de ésta, se procede al cierre de la cuenta si así se solicita". De este modo, que impide transferir la titularidad de la cuenta, la empresa salvaguarda la privacidad de los usuarios. En cualquier caso, agrega Redondo, "si los familiares no acceden al proceso, la cuenta se cancela por inactividad pasados unos 6 meses".

Lo mismo sucede en otras cuentas, como las de Yahoo, que incluye el portal de fotografías Flickr. En este caso, ¿podría un familiar rescatar sus imágenes publicadas en Flickr? Como relata Stephan Fuetterer, director general de la consultoría de comunicación y medios sociales Best Relations, "las cuentas se borran automáticamente después de un periodo de inactividad razonable". Añade que, "en el caso de Google, también pide pruebas de defunción y representación legal", además de completar un formulario que obtendrá respuesta en un mes aproximadamente. "Mientras que Google puede permitir eventualmente el acceso de personas autorizadas al perfil del finado, Myspace no permite esta posibilidad por una estricta política de confidencialidad", aclara.

De compras en eBay

También existen portales de compra y venta de productos. En caso de defunción, ¿qué sucedería con los artículos que había ofertado en eBay? Si se diese esta situación, el decano del Colegio Notarial de Navarra expone que "es indudable que su sucesor, según las reglas generales de sucesión, ingresará en esa relación jurídica". Ana Díaz Sacristán, directora de comunicación de eBay en España, detalla el proceso para cerrar una cuenta por fallecimiento: "Se espera hasta tener el certificado de la defunción, se devuelven todas las tarifas y se suspenden todas las cuentas relacionadas". Asimismo, "se verifica si hay algún saldo pendiente, y se contacta con los familiares para confirmar que hemos recibido el certificado de defunción y para avisar que procedemos a clausurar la cuenta".

Cuando esto sucede, los usuarios que tenían operaciones pendientes con el difunto son informados. También existe la posibilidad de transferir la cuenta del fallecido al cónyuge: "Éste es el único caso en que podemos hacerla, siempre y cuando nos envíe el certificado de fallecimiento, el matrimonial y confirmación de la trasferencia de la titularidad de la cuenta". En el caso de los usuarios Power Seller, los vendedores con más éxito, el procedimiento es el mismo, revisando todas sus operaciones.

Redes sociales

Cada vez más gente dispone de una cuenta en redes sociales como Facebook o Tuenti, en la que se publican toda suerte de imágenes y comentarios. ¿Puede su heredero acceder a esta información? Para estos casos, las redes sociales ofrecen distintas posiblidades. Stephan Fuetterer, también vocal de Innovación y Nuevas Tecnologías de la Asociación de Directivos de Comunicación, cuenta que el perfil de Facebook se puede "dejar invariable, convertirlo en un homenaje póstumo (completando un formulario) o pedir la eliminación". Señala que "antes de iniciar los trámites, hay que tener claro que se debe demostrar la defunción de la persona e identificarse como familiar o representante legal".

En el caso de Tuenti,desde la empresa se afirma que se da de baja todo el perfil completo. En Facebook, cuenta Fuetterer, "en las condiciones de uso se ceden a los propietarios de la red social ciertos derechos relativos a los contenidos publicados". El decano del Colegio Notarial de Navarra que el de las redes sociales y la herencia digital es un "supuesto más dudoso", debido a que "puede tener un contenido más extrapatrimonial y estar ligado a la personalidad del difunto, que se extinguiría a su fallecimiento".

Pero este tipo de gestiones no sólo pueden realizarse cuando la persona ha fallecido. Como indica Fuetterer, existen páginas webs de pago que permiten decidir al usuario qué pasará con sus perfiles de la red cuando muera. "Tú decides si quieres desactivar, cambiar o transferir tu presencia en el mundo virtual. Hasta puedes enviar un mensaje post-mortem, un epitafio online a todos tus contactos". Esta opción, revela, también la ofrece futuristik.com.

El director de la consultoría Best Relations, narra también su experiencia personal en estas situaciones tras el fallecimiento de tres amigos: "Siguen vivos en las redes sociales. Eso le hace sentirse a uno muy raro, pero me gusta seguir visitando de vez en cuando su perfil y, en ocasiones, dejar algún mensaje, al igual que hacen otros amigos. Es bonito y nos permite recordarles con alegría".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra