Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

Muere la mujer a la que se retiró la sonda en Huelva

  • Derecho a Vivir condena que tras este caso "cualquier enfermo puede ser tratado con la misma crueldad"

0
Actualizada 07/09/2011 a las 01:02
  • EFE/EUROPA PRESS. HUELVA

Ramona Estévez, la mujer de 91 años ingresada en el hospital Blanca Paloma de Huelva a la que el 23 de agosto se le retiró la sonda nasogástrica en aplicación de la Ley de Muerte Digna de Andalucía, falleció ayer, justo 14 días después de que se adoptara la decisión.

La mujer se encontraba en coma irreversible desde el 26 de julio después de que sufriera un derrame cerebral y a pesar de que en principio fue sondada por los facultativos del centro hospitalario como medida para ser alimentada, la reclamación de la familia ante la Consejería de Salud motivó la intervención de ésta para que se le retirase lo que se entendía como un tratamiento.

El hijo de la fallecida, José Ramón Páez, se mostró aliviado por el hecho de que su madre "ya esté descansando" e insistió en que lo único que se ha hecho, en relación a su caso, ha sido el de cumplir la voluntad que muchas veces la anciana expresó en vida.

Condena de Derecho a Vivir

Tras conocer la noticia del fallecimiento de Ramona Estévez, la plataforma Derecho a Vivir manifestó su pésame y su dolor, pero también su más firme condena, ya que "ahora cualquier enfermo puede ser tratado con la misma crueldad".

La portavoz de Derecho a Vivir, Gádor Joya, sostiene que "este caso debe servir para que la población tenga muy en cuenta que a partir de ahora, cualquier enfermo que entre inconsciente en la urgencia de un hospital puede enfrentarse a que un tercero decida si su vida merece la pena ser vivida". "A partir de ahora, cualquier enfermo puede ser tratado con la misma crueldad con que ha sido tratada Ramona Estévez", subrayó. "Es necesario -prosigue la doctora Joya- que aquellas personas que no deseen que sean tergiversadas si se da la circunstancia de que no puedan expresarse, dejen por escrito su voluntad para que nadie pueda manipular y aprovecharse del dolor de los familiares y allegados".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual