Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
RESTAURACIÓN

Los capiteles de la Catedral, en punto muerto

  • El proceso de restauración de los capiteles y claves del claustro de la seo pamplonesa, una joya del gótico europeo, está paralizado desde 2008, cuando se presentó un informe sobre los daños y su reparación. Mientras tanto, el deterioro de las esculturas en la piedra se acentúa

Imagen de la noticia

EL JOVEN Y EL CARACOL Se trata quizá de uno de los casos donde mejor se ve el deterioro de la piedra. En la foto de los años 50, a la izquierda, se distinguen la cara de joven, el caracol, las hojas... En la foto reciente son casi irreconocibles.

1
Actualizada 30/10/2011 a las 02:18
  • JESÚS RUBIO . PAMPLONA.

LA restauración de los capiteles y las claves del claustro gótico de Pamplona, uno de los tesoros de la seo de la capital navarra, se encuentra en punto muerto desde 2008, a pesar del deterioro progresivo que sufren desde hace décadas y que ha hecho que las figuras talladas sobre ellos, que narran historias bíblicas, parábolas o dibujan escenas de la vida cotidiana, hayan perdido muchos detalles y hasta se hayan convertido en formas difíciles de identificar.

Las fotografías en blanco y negro que acompañan este reportaje dan buena cuenta del deterioro de los capiteles, que se descubrió en 2002, cuando Clara Fernández-Ladreda Aguadé, profesora de la Universidad de Navarra y experta en gótico, se valió de unos andamios para fotografiar de cerca estas primorosas historias contadas en piedra. La comparación con las fotografías que había tomado en los años 50 el estudioso que fuera director de la Institución Príncipe de Viana José Esteban Uranga demostraba el grado de desgaste que habían sufrido en las últimas décadas, mucho mayor que el ocasionado en los siete siglos anteriores.

A raíz de aquel descubrimiento, la Institución Príncipe de Viana encargó al Instituto de Patrimonio Cultural de España un estudio previo sobre daños y posibles reparaciones. Ese primer informe llevó a la firma de un acuerdo entre el Ministerio de Cultura y el Gobierno de Navarra para que se volviera hacer un nuevo estudio, más exhaustivo, que terminó en 2008. "Se paró entonces el proceso. Más allá de algunas medidas paliativas, no se puso en marcha la restauración. Y los capiteles siguen deteriorándose", explica Fernández-Ladreda. El delegado de Patrimonio Histórico del Arzobispado, Javier Aizpún, también confirma que desde hace tres años no saben nada del Ministerio de Cultura y de la posible reparación de los capiteles. No obstante, la actual restauración del claustro, que lo está habilitando para ser columbario, ha servido para eliminar humedades que han dañado a los capiteles.

En todo caso, la causa más probable del mal de la piedra que está deshaciendo estas esculturas hay que buscarla en la últimas restauraciones, en 1979, cuando se arreglaron las cubiertas y el saneamiento hidráulico del conjunto y se intervino en las esculturas. Probablemente estropeó a largo plazo más que lo que arregló. "Fue una intervención contraproducente. Pero eso no es objeción para no llevar a cabo una nueva restauración. La tecnología en este ámbito ha avanzado mucho. Y el estudio de 2008 demuestra que la restauración es posible. Hay que llevarla a la práctica, sin prisa pero sin pausa: el estado de la obra no admite dilaciones".

Fuentes de financiación

El problema, como casi siempre y más en estos tiempos, es el dinero, que superaría los tres millones de euros. "Es una restauración costosa, pero menos de lo que podía pensarse y menos que otras restauraciones que se han llevado a cabo", dice Fernández-Ladreda. "Además podría escalonarse a lo largo de varios años", indica. Es más, la profesora de la Universidad de Navarra anima a ir más allá de lo habitual, que es pedir la financiación al Gobierno de Navarra, al Estado o al Arzobispado. "Se debería solicitar la implicación de toda la sociedad, de empresas, de fundaciones, de particulares incluso", que podrían financiar incluso la restauración de un capitel o una clave concreta. "¿No sería bonito que a una persona o empresa se le reconozca su ayuda diciendo que tal capitel es el que se restauró gracias a ella?".

RESTAURACIONES

1829. Restauración de los daños causados por el bombardeo de los 100.000 Hijos de San Luis.

1895. Restauración de las Puerta Preciosa y de los capiteles historiados.

Siglo XX. Se toma conciencia de los problemas del claustro en las cubiertas y en su saneamiento hidráulico. Se suceden pequeñas intervenciones puntuales.

1979. Gran restauración de las cubiertas, el saneamiento hidráulico y la escultura pétrea.



  • Teresa
    (31/10/11 10:12)
    #1

    Creo que Fernandez Ladreda tiene razón, es toda la sociedad la que tiene que implicarse, pues la Catedral y su claustro es un bien de todos los navarros, de todos los españoles,de todos los europeos, de todos los cristianos. Creo que ese inpuesto de Patrimonio que ha vuelto a implantarse demasiado alegremente en la Comunidad Foral, podía ir dirigido a actuar sobre obras de conservación del patrimonio colectivo y que hay que dar a las Fundaciones la oportunidad de desgravar e invertir en obras sociles y culturales con proyectos concretos del patrimonio común. Y que a su vez esa ayuda al patrimonio cuyo titular en este caso es la Iglesia debe repercutir en toda la comunidad (horario de apertura, visitas, charlas ) y un afán de servicio que reviierta en la mayor proximidad entre ciudadanos y autoridades eclesiásticas,.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra