Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
MÚSICA

La pasta está en el directo

  • El año pasado llenaron sus recitales en España desde Coldplay hasta Black Eyes Peas

0
Actualizada 02/01/2012 a las 01:00
  • OSCAR BELLOT . COLPISA. MADRID

La venta de discos lleva tiempo de capa caída. El azote de la piratería ha puesto contra las cuerdas a un sector inmerso en un arduo proceso de transformación. La crisis económica no ayuda precisamente. Si bien aún falta el balance anual, los datos relativos al primer semestre auguran un terrible panorama. En esos primeros seis meses, las ventas de música grabada en España se reducían a apenas 62,5 millones de euros, una cuarta parte de lo que llegaron a registrar a comienzos de la década pasada. El mercado físico aportó menos de 40 millones a ese monto, con una caída de casi una tercera parte con respecto al mismo periodo de 2010. Algo mejor marchó el digital, que se anotaba un aumento del 15,4%, pero espoleado por los modelos de streaming gratuito.

Ante esta situación, para colarse en las listas de los álbumes más exitosos basta con vender apenas unos centenares de copias, como puso de manifiesto una filtración ocurrida en abril del ranking que elabora Promusicae y que reveló que Maná se había situado en lo más alto con Drama y luz tras colocar poco más de 4.000 copias en una semana. La clasificación la cerraba La Bien Querida, en el puesto 100, de cuyo último trabajo se habían distribuido solo 75 copias en el conjunto de esos siete días.

Los negros nubarrones que cubren el cielo musical han llevado a los artistas a darse cuenta de que el negocio está en otra parte. Lo que verdaderamente da dinero son las giras. Un buen puñado de estrellas visitaron España a lo largo de 2011. Y ninguna se puede quejar de que el público no haya respondido a su convocatoria. Madrid, Barcelona, Bilbao, Benicàssim. Son solo algunos de los puntos de atracción de esta fiebre que se inocula en el público cada vez que una "vaca sagrada" del firmamento musical pisa la "piel de toro".

De Shakira a Black Crowes

La capital vio desfilar el año pasado a bandas como Coldplay, los Black Eyed Peas y los Red Hot Chili Peppers. También pasaron por ella superventas como Shakira y Rihanna. La colombiana reventó el Vicente Calderón, donde promocionó su disco Sale el sol, con una nueva demostración de que el ritmo de sus caderas no tiene parangón sin que para nada le perjudicase exhibir su amor por el defensa del Barcelona Gerard Piqué en una urbe teóricamente hostil. La de Barbados, por su parte, caldeó el Palacio de los Deportes en pleno mes de diciembre con un espectáculo que rezumaba sexo por los cuatro costados, al igual que su último disco, Talk that talk.

Rihanna había pasado un día antes como un auténtico huracán por el Palau Sant Jordi de Barcelona, rubricando un doblete al que también se apuntaron, casi por las misma fechas, los Red Hot Chili Peppers, quienes pusieron fin a un largo silencio discográfico con I"m with you, un álbum con el que los californianos, no obstante, no han alcanzado la gloria de épocas pasadas. También desembarcaron en la ciudad condal PJ Harvey, que este año se anotó el codiciado Mercury Prize, y Roger Waters, quien asombró en marzo a los congregados en el Palau Sant Jordi con el espectacular despliegue sonoro-visual del conceptual The wall.

Bilbao, por su parte, acogió a Coldplay, The Black Crowes, Suede y The Chemical Brothers en un BBK Live que se salvó de la pira funeraria que ha consumido a muchos festivales del territorio español como consecuencia de una crisis que ha obligado a cambiar el menú para gourmets de años pasados por raciones más austeras. Resistió impertérrito el Festival Internacional de Benicàssim, con algunos de los puntales de la música anglosajona como The Strokes, Arctic Monkeys o los cada vez más reverenciados Arcade Fire, cuyo último trabajo, The Suburbs, se hizo con el premio Grammy al mejor álbum del año.

Unas actuaciones que sirvieron para aportar algo de alegría en unos meses plagados de noticias alarmantes. Un país acuciado por la crisis que sigue respondiendo puntual a su cita con las grandes figuras del firmamento musical y al que no le duelen prendas cuando ha de rascarse el bolsillo para contemplar en vivo a ídolos procedentes de dentro y fuera de nuestras fronteras.

Justin y Selena

El futuro es de los jóvenes. Y en la música, cada vez más, son los adolescentes quienes se adueñan del presente. Mientras la piratería merma los ingresos de bandas consagradas, estrellas que no alcanzan la edad requerida para votar amasan grandes fortunas merced a la devoción de fans ávidos de consumir cuanto objeto relacionado con sus ídolos contemplan sus ojos. Si en años pasados eran los componentes de Tokio Hotel o los Jonas Brothers quienes provocaban el griterío a cada paso que daban, ahora son Justin Bieber y Selena Gomez quienes concitan todas las miradas. El canadiense pasó dos veces el año pasado por Madrid, desatando la histeria de unos fans que se abalanzaron para adquirir Under the mistletoe, el álbum de temática navideña que editó en noviembre y que seguía entre los más vendidos en España a finales de diciembre. Unos meses antes veía la luz When the sun goes down, tercer álbum de Selena Gomez & The Scene. La novia de Justin Bieber llegó a ocupar el segundo puesto en la lista de los álbumes más vendidos en España, superando el mejor lugar alcanzado por el último trabajo de su chico. Algo que, por citar solo algunos ejemplos, no han conseguido ni Coldplay con su Mylo Xyloto ni Rihanna con su Talk that talk.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra