Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

La leyenda Caballé se agiganta

  • La soprano barcelonesa se sube esta noche al escenario del Liceo para conmemorar los cincuenta años de su debut, con la Arabella de Richard Strauss, en el teatro de las Ramblas

Imagen de la noticia

Montserrat Caballé, Catalina de Aragón hace 10 años en el Liceo. ARCHIVO

0
Actualizada 03/01/2012 a las 01:02
  • CRISTIÁN REINO . COLPISA. BARCELONA

EL siete de enero de 1962 subía por primera vez al escenario del Liceo una prometedora y joven soprano. Era una mocita de Barcelona, con una voz portentosa que hasta poco antes alternaba sus clases de canto con su trabajo en una fábrica de pañuelos del populoso barrio del Raval.

Medio siglo después, aquella chiqueta, Montserrat Caballé, regresa al mítico escenario, en la frontera del la Rambla con el Raval, como una gran dama y una leyenda viva de la ópera. En este medio siglo ha protagonizado una de las más brillantes carreras del planeta de la lírica.

Aquella jovencita que cantó la Arabella de Richard Strauss el día después de Reyes el teatro de su ciudad ha encarnado más de 80 personajes: Isolda, Madama Butterfly, Norma, Salomé, Violeta, Semiramide, Maria Stuarda, Lucrezia Borgia, Aida en un vasto repertorio con el que ha hecho historia y del que hay grabaciones memorables y en el que hay alguna espinita, como la Elektra que jamás cantó.

Montserrat Caballé estará hoy arropada por sus amigos en una velada histórica. Grandes figuras españolas de la ópera estarán a su lado. Con algunas de ellas ha compartido escenario en estas cinco décadas: el tenor Josep Carreras, los barítonos Carlos Álvarez y Joan Pons y su hija Montse, la también soprano Montserrat Martí. No faltarán algunos de los alumnos cuya carrera impulsó la Caballé, como las sopranos Pretty Yende y Ji Young Jo, y el tenor Nikolai Baskov. Allí estará su esposo y agente, el tenor Bernabé Martí, con quien contrajo matrimonio en 1964, y el hijo de ambos Bernabé.

Otra noche de Montserrat Caballé se titula este concierto en el que José Collado tomará la batuta al frente de la Orquesta Sinfónica y el Coro del Liceo que dirige José Luis Basso. Será un repaso a medio siglo a lo largo del cual la soprano se ha convertido en uno de los puntales el coliseo catalán al que se ha mantenido fiel hasta las bodas de oro.

Además del especialísimo concertó el Liceo acoge una exposición que recorre la vida y la obra de Montserrat Caballé a través de fotografías, programas de mano, carteles y los ropajes y atavíos utilizados por la soprano en muchos de los míticos papeles que ha encarnado. También se ha editado un triple cedé con registros históricos de las mejores arias que interpretó sobre las tablas del Liceo y que se pone a la venta el mismo martes. El Auditorio Espacio Liceo proyectará además dos audiovisuales con fragmentos de distintas óperas protagonizadas por la soprano.

La joven Caballé se confirmó en el Liceo como grande del bel canto cuando llevaba cinco años acumulando éxitos fuera de casa. El primer gran triunfo local fue reseñado por un capacitado cronista de la época, el compositor y crítico musical Xavier Montsalvatge. Afortunado espectador del debut de su paisana, escribió en La Vanguardia del 9 de enero de 1962 : "Es admirable que Montserrat Caballé, formada artísticamente en el conservatorio del Liceo, haya escogido para su primera manifestación ante nuestro público una obra tan tremendamente difícil, que le obligó a emplear a fondo sus mejores facultades, sin contar con la compensación de los aplausos".

Benefactores

María de Montserrat Viviana Concepción Caballé i Folch nació en Barcelona 12 de abril de 1933. Durante doce intensos años se formó el conservatorio del Liceo gracias a la generosidad de la familia Bertrand, que le facilitó una radio y un piano y pagó sus estudios. Con apenas veinte años ganó la medalla de oro por sus estudios con Eugenia Kemmeny, Conchita Badía, y Napoleone Annovazzi como maestros.

Fue Eugenia Kemmeny quien le capacitó para desarrollar su espectacular técnica respiratoria, que le permitió desatacar desde el primera vez que pisó un escenario, el del Teatro Fortuny de Reus con el papel protagonista de La serva padrona de Pergolesi, en 1955.

Un año después, y tras algún traspiés en Roma y Florencia, ficha por el teatro municipal de Basilea con el que debutó como la Mimí de "La Bohème" y se curtió en papeles como la Tosca de Puccini, "Aida" de Verdi, y la "Salome" y la "Arabella" y de Strauss con la que se presentaría en el Liceo.

Antes de debutar en España fue reclamada por la ópera de Bremen donde brilló en el repertorio belcantístico. Tras debutar en el Liceo, su definitiva catapulta internacional fue la Lucrezia Borgia de Donizetti que cantó en versión de concierto en el Carnegie Hall de Nueva York el 15 de abril de 1965, en sustitución de una enferma Marilyn Horne.

Callas + Tebaldi=C aballé fue el elogioso y concentrado titular con el que un diario neoyorquino saludó el inesperado debut de la catalana en Estados Unidos.

Aquel inesperado triunfo le abrió las puertas del Metropolitan Opera House y permitió que, de vuelta a Europa, el festival de Glyndebourne la recibiera como una gran estrella que se consagró con la Marguerite del Fausto de Gounod.

A partir de entonces se suceden las presentaciones estelares en La Scala de Milán con la Norma en 1972, o en la Royal Opera House de Londres con Violetta en el 1974. Se codeó con la Callas, que al designa cono sucesora, se apuntó un tanto extraodinario con un grabación histórica la Norma que cantó el théâtre antique d"Orange y dio la altermativa a valores en alza como Plácido Domingo y Josep Carreras.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra